Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CÓMIC

Goya protagoniza el nuevo cómic de Diego Olmos

  • Fantasía y realidad se dan la mano en la novela gráfica "Goya", donde su autor, Diego Olmos, se centra en los últimos años que el artista pasó en España
  • El cómic plantea una teoría de corte sobrenatural acerca del origen de las Pinturas Negras

Imagen de la novela gráfica sobre Goya publicada por Diego Olmos

Imagen de la novela gráfica sobre Goya publicada por Diego Olmos

EFE
0
Actualizada 02/11/2011 a las 17:01
  • EFE.MADRID
Fantasía y realidad se dan la mano en la novela gráfica "Goya", donde su autor, Diego Olmos, se centra en los últimos años que el artista pasó en España para plantear una teoría de corte sobrenatural acerca del origen de las Pinturas Negras.

"Se desconocen los motivos que llevaron a Goya a realizar esas pinturas en las paredes de su casa", manifiesta Olmos, quien se siente fascinado por "esa explosión de creatividad en una edad tan avanzada, algo extraño porque la mayoría de artistas, cuando llegan a la vejez, viven de glorias pasadas".

La historia arranca en torno a 1820, con un Goya ya anciano, quien, para refugiarse de la España convulsa de la época, vive recluido a las afueras de Madrid en su finca, la Quinta del Sordo, junto a su supuesta amante, Leocadia Zorrilla de Weiss y la presunta hija de ambos, la niña Rosarito.

Frustrado por las limitaciones de su completa sordera y los achaques de la edad, Goya recibirá la visita del mismísimo Diablo, quien, admirador de la obra del pintor, le pedirá un retrato del rey de los infiernos, a cambio de devolverle el vigor de antaño y las facultades perdidas.

Así, partiendo de una premisa inspirada en el "Fausto" de Goethe, Olmos, conocido por sus trabajos para la editorial estadounidense DC, desarrolla una fábula sobre la tentación, en la que el Diablo acosa a Goya con sombrías y sobrecogedoras imágenes, que el artista español expulsará de su mente pintándolas en los muros de su casa.

"Jugando con las reglas de Goya", cuenta Olmos, se establece "una posible causa del por qué de esas pinturas, vinculada a la temática de los propios cuadros, con sus brujas, sus demonios y sus seres antropomórficos".

El autor explica que "esta etapa de Goya es casi desconocida y apenas existen documentos", algo que, lejos de complicar la elaboración del cómic, le aportó "mucha libertad creativa, perfecta para fabular sobre hechos históricos y huir de una obra autobiográfica", esto último, algo que quería evitar a toda costa.

De todos los pintores de la historia del arte, Goya es el favorito de Olmos, quien considera al artista zaragozano como "el iniciador de la pintura moderna" y alguien que siempre le ha apasionado "desde muy niño", a causa de su devoción por "el cine expresionista alemán, el terror más clásico y las leyendas".

Habituado al estilo de producción estadounidense, donde, en palabras de Olmos, "la creación de cómic es muy industrial y la figura del autor no se valora demasiado", la novela gráfica "Goya" le ha supuesto a su autor una "liberación".

Y es que Olmos, ilustrador de cómics como "Batman en Barcelona", necesitaba desarrollar una obra "enteramente propia", que le "motivara personalmente y no fuera sólo un trabajo de encargo".

Dibujada enteramente en blanco y negro, "Goya" prescinde del color porque su creador cree que "así se logra algo más atractivo para el público adulto", en contraposición con el estilo tan colorista que caracteriza a los cómics de superhéroes que Olmos acostumbra a ilustrar.

"Esta obra no es infantil ni juvenil, es estrictamente para adultos", insiste el dibujante y guionista, quien manifiesta sus intenciones de "atraer a un público no habituado a este tipo de lecturas", con un cómic que espera "pueda gustar a lectores casuales".

En este sentido, señala que "el público español aún está lejos de valorar el cómic al mismo nivel que el cine o la literatura", y desea que obras del estilo de "Goya" puedan cambiar la percepción sobre un medio de narrativa "tan bueno como cualquier otro, con sus limitaciones y ventajas".

Asimismo, Olmos espera que esta novela gráfica "acerque la figura de Goya a quienes lo conocen de oídas pero no saben muy bien qué significó para la pintura mundial", concluye el autor.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra