Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Fred Vargas, aspirante al trono de la novela negra

  • Para la crítica es la mejor intriga de la nueva reina del misterio, que ha vendido seis millones de copias de sus novelas

Imagen de la noticia

La escritora francesa Fred Vargas.

0
Actualizada 12/12/2011 a las 01:02
  • MIGUEL LORENCI . COLPISA. MADRID.

El trono de la novela negra europea tiene una nueva pretendiente. Es francesa y muy esquiva. Se oculta bajo el boxístico seudónimo de Fred Vargas, vende libros por millones -más de seis en veinte idiomas- y ha visto algunas de sus enigmáticas intrigas convertidas en película y teleserie.

Tras arrasar en Francia con la saga del infalible comisario Jean-Baptiste Adamsberg, publica en español la décima y esperada peripecia de este atípico policía, El ejército furioso(Siruela). Es otro paso hacia el trono del misterio en una carrera iniciada hace cinco lustros con ventas más que modestas. Más que refractaria a las entrevistas y las servidumbres promocionales -se niega a firmar autógrafos-, considerada como una nueva Agatha Christie de inspiración proustiana, Vargas lleva un trimestre encaramada al número uno de las listas de ventas en Francia. Los críticos galos señalan que esta novela es la más redonda de las diez de la saga del voluble e intuitivo Adamsberg, publicada en casi cuarenta países. Su detective, tan frío como resolutivo, con fuerte conciencia ecológica, se desplaza de París a la región de Calvados para desvelar un enigma. El comisario tiene esta vez que enfrentarse a una terrorífica leyenda medieval, la del ejército furioso: una horda de temibles caballeros que recorren los bosques tomándose la justicia por su mano.

Parisina del 57, hija del escritor surrealista Phillipe Audoin, Frédérique Audoin-Ruzeau en su pasaporte, Vargas estudió Historia. Se convirtió en arqueóloga y medievalista y se especializó en arqueozoología, disciplina que ejerció durante dos décadas. Adoptó el seudónimo de Vargas después de que su hermana gemela Joëlle, pintora y su lectora de confianza, firmara sus cuadros como Jo Vargas en homenaje a María Vargas, la bailarina española que Ava Gardner interpretó en La condesa descalza de .Mankiewicz.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra