Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Fallece a los 96 años el arquitecto navarro José María Yárnoz Orcoyen

  • Entre 1966 y 1984 fue el director del Servicio de Monumentos de Príncipe de Viana

Imagen de la noticia

José María Yárnoz, en una entrevista realizada en el año 2004. NAGORE/ARCHIVO

0
Actualizada 20/06/2011 a las 01:02
Etiquetas
  • DN . PAMPLONA .

El arquitecto navarro José María Yárnoz Orcoyen, responsable, entre otras obras, de la reforma de la Casa Consistorial de Pamplona, falleció ayer en la capital navarra a los 96 años de edad.

Yárnoz, que entre 1966 y su jubilación en 1984 fue el arquitecto responsable del servicio de restauración de la Institución Príncipe de Viana, estaba casado con Beba Orcoyen Montes y tenía una hija, María Leticia.

Nacido en Buenos Aires en 1914, él mismo decía que se había criado en un estudio de arquitectura. Su padre, José Yárnoz Larrosa, es responsable, junto con Víctor Eúsa, de buena parte del paisaje actual de Pamplona, con obras como el Monumento a los Caídos, los Institutos de la Plaza de la Cruz o la reforma del Palacio de Diputación, que firmó con su hermano Javier, también arquitecto.

José María Yárnoz comenzó sus estudios de Arquitectura antes de la Guerra Civil, pero el conflicto, en el que participó como voluntario en el bando nacional, interrumpió su formación, que reanudó al concluir la guerra. Su padre fue nombrado en 1940 director del Servicio de Monumentos de la recién creada Institución Príncipe de Viana, y José María Yárnoz le sucedió en el cargo tras su muerte en 1966.

Su primer trabajo en Pamplona fue la restauración de la Casa Consistorial en el año 1953, una operación que calificaba de "peligrosísima, porque había que respetar la fachada y tirar todo lo demás, que se estaba hundiendo".

Otros de sus proyectos de restauración, realizados en algunos casos en colaboración con su padre o para completar los trabajos que éste había iniciado, fueron el Santo Cristo de Cataláin, el Palacio de Olite, Leyre, donde se encargó específicamente de la zona de la hospedería, o Petilla de Aragón, donde "hubo que reconstruir casi todo el pueblo".

Además de las restauraciones, Yárnoz también proyectó edificios modernos, como el de los cines Carlos III (para el que presentó en una primera idea una fachada completamente hecha en cristal), o el de la iglesia de San Miguel y su casa parroquial, donde terminó un edificio que había comenzado su padre.

Yárnoz, que era académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde mayo de 1980, ostentaba además la presidencia de la Fundación Leyre.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra