Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

El Museo de Navarra descubre su cara moderna

  • La muestra presenta una pequeña parte del fondo contemporáneo de la pinacoteca y participan en ella 77 artistas

2
Actualizada 27/10/2011 a las 01:00
  • ION STEGMEIER . PAMPLONA .

El Museo de Navarra es un museo sin edad. Sin adjetivo en su nombre. Su colección arranca en el Paleolítico, y son muy conocidos sus mosaicos romanos, y su Retrato del marqués de San Adrián, de Goya, pero su condición de pinacoteca de referencia de Navarra no le permite sestear con los pies sobre la mesa y contemplar la labor hecha. El arte -una de sus grandes fuentes- no se detiene. Son precisamente a sus fondos contemporáneos, quizá los más desconocidos del edificio, adonde mira la exposición Figuraciones, inaugurada ayer. Cuando se inauguró el museo, hace 55 años, la mayoría de las obras de esta muestra no estaban hechas. Muchos de sus autores aún no habían nacido.

Figuraciones en los fondos del Museo de Navarra, que es el título completo, exhibe una mínima parte de la colección, 83 obras de 77 artistas de los siglos XX y XXI. El resto del fondo contemporáneo del museo -1.726 obras, además de 24.051 fotografías- siguen en el almacén.

Cada uno de los artistas ha plasmado a su manera su relación con la realidad que le rodea. Maneras muy distintas entre sí y que, en 55 casos, siguen en activo. A esa correspondencia con la naturaleza es a lo que se refiere en sentido amplio el título de Figuraciones. Una realidad que, según cada autor, "puede ser objetivada, deformada, intensificada, contrastada, interrogada, cuestionada o fantaseada", en palabras del comisario de la muestra Francisco Javier Zubiaur. La variedad está asegurada, tanto en temas, como estilos, técnicas, formatos y soportes.

Zubiaur destaca la "riqueza de puntos de vista" de la exposición y advierte que no trata de anteponer figuración a la abstracción."Son ocho decenas de puntas de vista diferentes de artistas que han tenido algo que decir y que han escogido el camino, a veces incómodo frente a los abstractos, de ir contracorriente de estos".

La mayor parte de los creadores son de Navarra, aunque no todos, para poder ver la obra en su contexto. Además, la disposición de las obras establece un diálogo entre ellas. "De esa comparación sale la grandeza de la exposición, la diversidad", explica el comisario.

En esa variedad hay de todo, obras realistas como el retrato que Gerardo Sacristán hizo de su abuela en La Anciana sentada (1933) o la foto Mirador (1959) de Nicolás Ardanaz, en la que un grupo de pamploneses observa la procesión del corpus desde los tejados del Casco Viejo.

En el hiperrealismo se enmarca Cama(1982) de Rafael Huerta, "un dibujo hecho por un escultor", según lo presenta él o La infinita comunión de Margarita (1989) de Antonio Laita. Expresionismos los hay de Benjamín Palencia, la pincelada poderosa de Jesús Basiano en El Pedregal (1942) y Out-In (1989) de Txuspo Poyo. En la muestra se pueden ver desde paisajes que se van apagando, como Berrueza (década de 1980) de Pello Azketa -"un espacio para pasear al margen de otras realidades"- a todo lo contrario, un níveo Camino de Aragón Nº3 (2002) de Juan José Aquerreta, pintado desde la terraza de un hotel, encima de una gasolinera.

En la exposición faltan nombres propios del arte navarro, "lagunas que hay que subsanar", en palabras del consejero de Cultura Juan Luis Sánchez de Muniáin. Y se ha pedido a los propios artistas un pequeño texto para que den sus claves en el catálogo. En los casos que esto último no ha sido posible, lo han hecho familiares, críticos o especialistas.

El consejero destacó, por un lado, que prácticamente ninguna de las piezas ha sido expuesta hasta ahora de manera permanente y es, por tanto, una oportunidad única para verlo. Y, por otro lado, que la mayoría de los artistas siguen vivos.

ARTISTAS

Pintura:

Lorenzo Aguirre

Juan José Aquerreta

José María Ascunce

Pello Azketa

Isabel Baquedano

Juan Barjola

Francis Bartolozzi

Jesús Basiano

Patxi Buldain

Miguel Ángel Campano

Carlos Catalán

José Miguel Corral

Alfredo Díaz de Cerio (también presenta un dibujo)

Antonio Eslava (también presenta una escultura y un grabado).

Patxi Ezquieta

Joaquín Ilundain

Antonio Laita

Andrés Larraga

Jesús Lasterra (también presenta un grabado)

Gerardo Lizarraga

Pedro Lozano de Sotés

Pedro Manterola

Julio Martín-Caro (también presenta un dibujo y un grabado)

Emilio Matute

Xabier Morrás

Leocadio Muro Urriza

Godofredo Ortega Muñoz

Pelayo Ortega

Fernando Pagola

Benjamín Palencia

Antón Patiño

Isabel Peralta

Txuspo Poyo (también presenta un vídeo)

Joaquín Resano

Javier Rivero

Gerardo Sacristán

Emilio Schez. Cayuela, "Gutxi"

Jabier Villarreal

Arte digital:

Joaquín Ahechu

Xabier Idoate

Natxo Zemborain

Escultura:

Koké Ardaiz.

Manuel Clemente Ochoa

Juan Diego Miguel

Jesús Alberto Eslava

Leopoldo Ferrán y Agustina Otero.

Claude Massé

Jabier Moreno

Javier Muro

Fructuoso Orduna

John Otazu

Jorge Oteiza

Marijose Recalde

Iñaki Ria

Alfredo Sada

Dora Salazar

José Ulibarrena

Fotografía:

Nicolás Ardanaz

Clemente Bernad

Carlos Cánovas

Koldo Chamorro

Jesús Dornaleteche

María José Gómez Redondo

Pedro Irurzun

Nicolás López

Paco Ocaña

Patxi París

Dibujo:

Jesús Artieda

Rafael Huerta

Bruno Montpied

Adam Nidzgorski

Mariano Royo

Pierre Silvin

Mariano Sinués

Grabado:

Gustavo de Maeztu

Vídeo:

Miguel Pueyo



  • Teresa
    (27/10/11 10:30)
    #2

    Me parece muy importante la decisión de mostrar obra contemporánea de pintores navarros vivos, pues hasta hace poco , que yo sepa, era imprescindible estar muerto para tener obra expuesta. Este nuevo criterio hace que cualquier estudioso del arte navarro o cualquier visitante interesado pueda estudiar o informarse de por donde van las inclinaciones pictóricas de los pintores navarros contemporáneos. ¿Se habrá incorporado el "Viejo Reyno" y su viejo Museo de Navarra a la contemporaneidad? Eso esperamos, en bien de nuestros artistas y de nosotros mismos

    Responder

  • P.M.
    (27/10/11 09:19)
    #1

    Buenos días. Alguien debiera meter mano en el Museo de Navarra, totalmente desfasado en su gestión y en sus fondos, totalmente anquilosado en una obra de Goya y en retablos moribundos. Alguien debieran exigirles calidad en la gestión, igual que al resto de entidades culturales de Navarra. Alquien debiera exigir a este Museo una actualización de todos sus servicios, así como la incorporación de gente nueva y joven.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra