Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CINE

El difícil entendimiento entre hombres y mujeres en 'El género femenino'

  •  Es una película de Carlos Benpar protagonizado por Gary Piquer y Silvia Marsó, en la que narra la historia de Raimon, un director teatral que decide dar el salto al cine, y que durante la planificación de su proyecto se cruzará con tres mujeres muy distintas, que le traerán de cabeza y le mostrarán las dificultades que tiene para entenderse con ellas.

La actriz Silvia Marsó protagoniza

El difícil entendimiento entre hombres y mujeres en "El género femenino"

La actriz Silvia Marsó protagoniza "El género femenino"

ARCHIVO. DN
0
Actualizada 06/09/2011 a las 17:43
  • EFE. MADRID
¿Están los hombres y las mujeres condenados a no entenderse?, una de las cuestiones que siempre ha atormentado a la humanidad también surge a raíz del visionado de "El género femenino", filme de Carlos Benpar protagonizado por Gary Piquer y Silvia Marsó, que se ha presentado este martes en Madrid a la prensa.

Rodada íntegramente en catalán, la cinta narra la historia de Raimon, un director teatral que decide dar el salto al cine, y que durante la planificación de su proyecto se cruzará con tres mujeres muy distintas, que le traerán de cabeza y le mostrarán las dificultades que tiene para entenderse con el género femenino.

Ellas son Àngels (Silvia Marsó), una burguesa acomodada acostumbrada a no recibir negativas por respuesta, Verónica (Paula Jiménez), actriz dispuesta a lo que sea por conseguir lo que quiere, y Zir (Anna Gonzalvo), una encantadora pero desequilibrada joven que actúa con el corazón y no piensa demasiado en lo que hace.

Asimismo, el filme también cuenta con un pequeño papel para Fernando Guillén, quien interpreta al actor Enric Sellarès, protagonista del filme que Raimon pretende rodar.

A pesar del título, el director, ganador de dos premios Goya por los documentales "Cineastas contra magnates" (2005) y "Cineastas en acción" (2006), ha aclarado en rueda de prensa que no ha pretendido "dar una visión general del género femenino, sino únicamente mostrar una porción del mismo".

En este sentido, ha explicado que el nombre del filme "pretende ser atractivo, pero no refleja el conjunto de la película". Para explicar esto, ha puesto como ejemplo "La caza" de Carlos Saura, una obra que, según el cineasta, "muestra a cazadores que se matan por cuestiones políticas, pero eso no significa que la caza sea así".

No obstante, Benpar sí ha reconocido haber reflejado en su película "tres estereotipos muy identificables de mujer", a los que, ha aclarado, "conoce mal", y también ha admitido que es el primer largometraje de su carrera en el que ha utilizado "referentes de la vida real para crear a los personajes".

Al igual que el realizador de la película, Marsó ha insistido en que "no se trata de un retrato contemporáneo del género; las que aparecen en el filme son tres mujeres muy concretas que se cruzan en la vida de un hombre".

Un hombre que, conviene aclarar, no es precisamente una persona ejemplar, y es que, la obsesión por rodar su película y por satisfacerse únicamente a sí mismo, pueden ser las claves que le impiden llevar a buen puerto sus relaciones.

Entre el drama y la comedia pero sin decantarse claramente por ninguno de estos dos géneros, la película puede resultar algo confusa por las reacciones de los personajes, como las del interpretado por Marsó, cuyo comportamiento le pareció extraño incluso a la propia actriz.

"Es una mujer algo neurótica y esquizofrénica, y tuve que preguntarle a Carlos si realmente había conocido a alguna mujer que reaccionara así, a lo que me respondió que sí", ha reconocido la intérprete.

En relación a su personaje, Gary Piquer ha explicado que él no ha sufrido tanto con las mujeres, pero sí que se identifica con Raimon en el sentido de que los hombres de su generación "tenían esa tendencia a idealizar a las mujeres, a querer ver más allá", lo que les llevaba a crear una imagen que no se correspondía con la realidad.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual