Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

El antipoeta Nicanor Parra, Cervantes

  • Con 97 años, se adjudicó por mayoría un premio que se disputó con Sergio Ramírez y José Manuel Caballero Bonald

Imagen de la noticia

Nicanor Parra, en una imagen de 2001. EFE/MARIO RUIZ

1
Actualizada 02/12/2011 a las 01:04
  • MIGUEL LORENCI . COLPISA. MADRID

Nicanor Parra, nonagenario antipoeta, físico y matemático, profesor y pintor, fabricante de artefactos poéticos y estéticos, miembro con Vicente Huidobro y Pablo Neruda del trío áureo de la poesía chilena y hermano de la cantante Violeta Parra, ha dado a su país el tercer premio Cervantes de su historia. Parra se adjudicó el jueves por mayoría el premio mayor de las letras hispanas, galardón dotado con 125.000 euros y que estuvo bastante reñido. Fueron necesarias ocho votaciones para que el jurado se inclinara por Parra y su vital antipoesía, sencilla, sarcástica, enemiga de la afección y apegada a la realidad.

Las sucesivas deliberaciones dejaron en la cuneta al nicaragüense Sergio Ramírez y español José Manuel Caballero Bonald, eterno candidato como el poeta chileno, al máximo reconocimiento literario en español le volvía a ser esquivo.

Se cumplía así una vez más la ley no escrita que hace que cada año desde hace casi cuatro décadas el Cervantes se alterne entre una y otra orilla del Atlántico. Parra toma el testigo de Ana María Matute, ganadora de la pasada edición, y deja el "marcador" bastante equilibrado. Desde su creación en 1976 el Cervantes ha premiado a 37 autores, de los que 18 son americanos y 19 españoles. Entre ellos, solo tres mujeres: María Zambrano, Dulce María Loynaz y Ana María Matute.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde comunicó el fallo y reconoció que no había podido hablar con el ganador, avecindado en una remota playa chilena y alejado por voluntad propia del bullicio urbano y los cenáculos literarios. Un Nicanor Parra que no atendió al teléfono y que, cercano a un siglo de vida, deberá hacer un notable esfuerzo para cruzar el charco y acudir a recoger el premio el próximo 23 de abril en la universidad de Alcalá de Henares, donde cada año los reyes entregan el premio en una solemne ceremonia.

Antisolemne

Sencilla, nada rebuscada, apegada a la realidad y la vida, la antipoética poesía de Nicanor Parra rompe la solemnidad de Neruda y el cerrado universo creacionista de Huidobro. Muy influyente, situada hace tiempo en la cima de la poética hispana, la poesía de Nicanor Parra recibió en 2000 el premio Reina Sofía, el más alto galardón poético en nuestro idioma.

Nacido en San Fabián de Alico en 1914, miembro de una modestas familia de creadores -hijo del músico y profesor Nicanor y de la tejedora camtante y campesina Rosa Clara, hermano de los poetas Roberto y Eduardo y de la cantante Violeta, fallecida en 1967-, Nicanor Parra Sandoval ha protagoizado una de las más singulares e influyentes trayectorias poéticas del mundo hispano en el siglo XX.

Poeta temprano, cuentista y ensayista, se licenció en Ciencias Exactas y Físicas por la Universidad de Chile. Sin dejar nunca de escribir, ha desarrollado una intensa carrera docente y como técnico en Estados Unidos y Chile. Tras estudiar en Estados Unidos Física y Mecánica Avanzada, en 1948 fue nombrado director interino de la Escuela de Ingeniería chilena.

Publicó su primer poemario en 1937, Cancionero sin nombre,inspirado lejanamente en el Cancionero gitano de Lorca. Se sacó luego de la chistera los "artefactos" , unos poemas capaces de remover conciencias y cimiento de la antipoesía, denominada así por él mismo Parra y que supone la introducción del lenguaje cotidiano en la poética más tradicional. Una veta irónica, sarcástica y anti heroica de la que ofrece la muestra más poderosa en Poemas y antipoemas(1954).

Autor de poemarios como Versos de salón (1962), Manuifiesto(1963), Canciones rusas(1967),Artefactos (1972) y Hojas de Parra, los dos volúmenes de Obras completas & algo +aparecidos en 2006 y 2011 fueron los que más vendió en un país que reconoció en Nicanor Parra a uno de sus grandes poetas.

Voz crítica

"Durante medio siglo / la poesía fue / el paraíso del tonto solemne. / Hasta que vine yo / y me instalé con mi montaña rusa. / Suban, si les parece. / Claro que yo no respondo si bajan / echando sangre por boca y narices", escribió el propio Parra sobre su poesía en Versos de salón.

Es la de Nicanor Parra una voz tan crítica como respetada y querida en su país. También artista plástico y activo poeta visual junto a Joan Brossa, fue capaz de epatar con una instalación como El pago de Chile en la que representó ahorcados a todos los presidentes de la república andina, o de afrontar con 92 años cumplidos una huelga de hambre en apoyo de los indígenas mapuches. Muy reconocido, en 1969 recibió el Premio Nacional de Literatura de Chile por Obra gruesa, galardón que volvería a recibir doce años después.

¿Qué es un antipoeta?

Desmitificador y transgresor, Nicanor Parra dice de sí que va "embutido de ángel y de bestia", y está considerado el autor verdaderamente revolucionario de la poesía contemporánea. "¿Qué es un antipoeta: un comerciante en urnas y ataúdes?/un sacerdote que no cree en nada?/un general que duda de sí mismo?...Qué es la antipoesía: un temporal en una taza de té?/una mancha de nieve en una roca?/...marque con una cruz la definición que considere correcta", escribe Parra.



  • Teresa
    (02/12/11 15:56)
    #1

    A todos los que quieran acercarse a la obra poética de Nicanor Parra, cuyos textos están por cierto en la biblioteca de Meldebaldea en Pamplona, puede resultarle conocido su estilo antiacademicista y coloquial, pero es que sus fórmulas han sido adoptadas por todos sus discípulos, tanto americanos como españoles. Una antipoesía coloquial y sarcástica. Y es que ha sido maestro de varias generaciones poéticas, incluso en algunos de sus poemas escuchamos también desde Ernesto Cardenal a a Angel González. El premio llega tarde, pues su renovavión poetica hace ya más de cincuenta años que la inició. No por eso deja de resultar justo, es más, es esa linea una de las más habituales en las nuevas generaciones poéticas. Era un premio imprescindible, pese a que sus tintes sean populistas y álguien pueda tacharlo de izquierdoso. Los poetas son buenos o no lo son, sean rojos o blancos.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra