Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Dragó, ese niño raro

  • El escritor presenta "Esos días azules", los recuerdos de su infancia y adolescencia, unas memorias que define como "cirugía a corazón abierto"

Imagen de la noticia

Fernando Sánchez Dragó, en los pasados Sanfermines. ARCHIVO

0
Actualizada 24/10/2011 a las 01:03
  • DANIEL ROLDÁN . COLPISA. MADRID.

Fernando Sánchez Drago disfruta jugando con el tiempo. Pero no sólo con el que ha vivido o el que cuenta en sus libros, sino también con los días y los meses que le gustarían que fueran. Así fija el comienzo de su vida no el 2 de octubre de 1936, fecha de su nacimiento, sino el día en que fue concebido. Le gusta pensar que fue en la Nochevieja de 1935, una "noche de champán y alegría". Y en ese imaginario del escritor comienza su ¿última obra Esos días azules (Planeta), donde Sánchez Dragó desgrana su infancia y adolescencia, aunque viajando con frecuencia por los avatares de su vida y la actualidad. De este modo, no se cortó un pelo a la hora de criticar a Stéphane Hessel y sus libros ¡Indignaos! y ¡Comprometeos!, dos obras que "no dicen absolutamente nada".

Sánchez Dragó ha subtitulado sus memorias como Memorias de un niño raro porque así se sintió su infancia. Todo comenzó cuando tenía tres años y una amiga de su madre le preguntó qué quería ser de mayor. "Contesté que escritor". Una contestación rara para un "niño raro", como él mismo se define. En cambio, odia la palabra provocador. "Pienso lo contrario en todo a lo que todo el mundo piensa. Tengo pensamientos provocadores, pero no soy un provocador", aclaró.

Sin melancolía

En las quinientas páginas del libro, Sánchez Dragó se ha despojado de su imagen pública para ofrecer lo que él llama "vida secreta". "Las memorias deben ser cirugía a corazón abierto. Quien no esté dispuesto a contarlo todo, que recurra como García Márquez a disfrazarla de novela", indicó.

En Esos días azules, Dragó consideró que ha conjugado el amor a la soledad, la belicosidad, la búsqueda de la libertad y la lujuria, "mi pecado capital". No obstante, aclaró que "solo hay un 20% de sexo en el libro" y que si algo tiene en esta vida es que nació libertino y morirá en esta condición. Eso sí, no dudó en aclarar cuál es su actual vida nocturna: "Antes salía los siete días a la semana. Ahora me corro una: me tomo una galletita de marihuana, me echo al bolsillo una petaca de whisky, me tomo diez gramos de cialis (viagra) y me voy. A veces, tengo suerte".

Este repaso a su vida solo es el comienzo de otros tres volúmenes que Sánchez Dragó quiere escribir sobre su vida porque todavía le queda cuerda para rato. Aseguró que no hay nada de nostalgia, solo melancolía de tiempos mejores como la infancia o la adolescencia. Solo hay unos cuantos lamentos, como el de meterse en política o haber abandonado Japón e India para regresar a España. Y prometió seguir escribiendo porque no se siente viejo, no como Antonio Machado que "fue un viejo joven" y del que toma prestado el nombre del libro. Esos días azulesera el comienzo de un poema que le encontraron en la chaqueta al poeta sevillano cuando murió. Azul también era el color de los ojos de la madre de Sánchez Dragó.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra