Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ANDONI ERBURU GOYA AL ACTOR REVELACIÓN EN 1998

"El "boom" me vino grande"

0
Actualizada 22/06/2011 a las 01:00
Etiquetas
  • ION STEGMEIER . PAMPLONA .

Si Andoni Erburu Irisarri realmente fuera Javi, su personaje en Secretos del Corazón, e Iñigo Garcés fuese como Carlos, su amiguito de pantalones cortos en la película, Javi contaría a Carlos que el cine es la leche, que después de rodar una película se va a Hollywood, a un teatro como el Gayarre pero a lo bestia, que lo peor es que hay que levantarse a las seis y media de la mañana, pero bueno, es divertido, y además se puede aprovechar el viaje a los Oscar para visitar Disneylandia y los Universal Studios (como hizo realmente Andoni). También le hablaría de los Goya, que es como lo anterior, pero aquí la estatuilla es la cabeza gorda de un hombre, y la fiesta es más pequeña.

Pero Andoni no es Javi y no quiere saber nada del cine. "No es que fuera el hecho de darme el premio lo que me llevó a dejar el cine, pero sí que influyó, fue más el éxito de la película, que fue a los Oscar y todo, un poco el boom, que a mí me vino grande y me agobié un poco con la edad que tenía", explica Erburu, de 23 años (tenía 8 cuando rodó el filme). "Tampoco creo que sea solo cosa del premio, el agobio aunque no te den el premio va a ser parecido si la peli es buena", dice.

Su carrera cinematográfica fue meteórica, pero se cortó en seco. Montxo Armendáriz lo eligió después de probar a 3.500 niños en Madrid y Pamplona. Se cuenta que el director le escogió cuando, al pedirle que contara una historia, Erburu relató Tiburón plano a plano. Estudiaba en la ikastola Paz de Ciganda y tenía 8 años cuando se rodó la película.

Después hizo un breve papel en Silencio Roto, también de Armendáriz, en la que apenas hablaba. Ya tenía 13 años, y allí apareció también su hermano Ander, que tenía 9. Intervino en el corto Jardines deshabitados, de Pablo Malo. Y en la serie Goenkale, de ETB. Y se acabó. "Yo ya me desvinculé, no quise saber nada y ahora estoy muy tranquilo", apunta. "Alguna vez me he preguntado si hubiera seguido qué hubiera sido, pero no me preocupa", dice. La gente aún le conoce por la calle.

Erburu estudia Ingeniería Técnica Agrónoma en la Universidad Pública de Navarra. Tiene que entregar el proyecto, así que está acabando. No es vocacional, "se tendrá que hacer vocacional con el tiempo", bromea. Para la foto, prefiere que se publique una de entonces. De cuando Andoni era Javi, y descubría secretos.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra