Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CINE

Álex de la Iglesia presenta "La chispa de la vida"

  • "La dignidad no tiene precio", ha proclamado De la Iglesia, quien trata con cinismo y dureza a sus personajes, principalmente a los periodistas y a los políticos
  • Para De la Iglesia, ninguna cadena de televisión debe sentirse "aludida", aunque ha asegurado que los "disparos" de su cinta "son certeros" porque la historia "se ajusta a la realidad"
  • "El espectador espera un chiste o un gag de Mota que le ayude a superar la angustia que sufren pero no lo hace", ha explicado el realizador

El director de cine Alex de la Iglesia (2º izda.) posa junto a Carolina Bang, José Mota y Fernando Tejero durante la presentación en Valencia de su último trabajo,

El director de cine Alex de la Iglesia (2º izda.) posa junto a Carolina Bang, José Mota y Fernando Tejero durante la presentación en Valencia de su último trabajo, "La chispa de la vida"

EFE
0
Actualizada 04/01/2012 a las 17:44
Etiquetas
  • EFE.VALENCIA
"La chispa de la vida", una dura tragicomedia que ahonda con "disparos certeros" en la realidad del circo mediático pero que habla también de que hay "una esperanza" para no perder la dignidad, fue presentada este miércoles por su director, Álex de la Iglesia.

La cinta, que se estrena en los cines el próximo 13 de enero, refleja una situación tan grotesca que te hace reír, según el realizador vasco.

La historia del ejecutivo publicista que creó la exitosa campaña "La chispa de la vida" de Coca Cola y que, tras dos años en paro, busca sin éxito trabajo, entre sus antiguos compañeros, centra la trama de la película.

La humillación a la que es sometido el protagonista de la película, Roberto, encarnado por José Mota, y la desesperación que sufre por la crisis, le lleva a buscar en Cartagena el hotel donde pasó la luna de miel con su esposa Luisa (interpretada por Salma Hayek) pero en su lugar encuentra un teatro romano, en el que, por accidente, se clava un hierro en la cabeza que lo deja inmovilizado.

El protagonista decide hacer negocio de su absurdo y dramático accidente y vender una exclusiva a la televisión que más pague para conseguir el dinero que salvaguarde el futuro de su familia, y es entonces cuando empieza "el circo mediático, social y político" que describe De la Iglesia.

"Roberto sabe a mitad de la historia su final y trata de salvaguardar la dignidad de su familia consiguiendo dinero, a costa de su propia dignidad", ha explicado el director, quien ha alabado el trabajo del elenco de actores, encabezado por Mota y Hayek e integrado por Fernando Tejero, Juan Luis Galiardo, Blanca Portillo, Juanjo Puigcorbé, Carolina Bang y Santiago Segura.

El contrapunto al papel del protagonista lo pone su mujer, que le hace ver que ese que aparece en la televisión "no es él" y que "no todo en la vida es ganar dinero", según De la Iglesia.

La película trata sobre "el circo mediático, político y social que nos rodea como una especie de prisión", ha definido el director, quien asegura que siempre hay una salida cuando se sufre "una crisis de valores", como le ocurre a la mayoría de los personajes conforme se acumulan los acontecimientos grotescos.

"La dignidad no tiene precio", ha proclamado De la Iglesia, quien trata con cinismo y dureza a sus personajes, principalmente a los periodistas y a los políticos.

No obstante, también describe personajes "positivos" como el del guarda de seguridad que da el alto a Roberto antes de su accidente y le apoya tras la caída.

Para De la Iglesia, ninguna cadena de televisión debe sentirse "aludida", aunque ha asegurado que los "disparos" de su cinta "son certeros" porque la historia "se ajusta a la realidad".

"Podría haber sido más cruel porque la realidad existe pero he querido hacer algo simpático", ha confesado el director, al que han acompañado en la rueda de prensa ofrecida tras el pase de la película algunos de los actores como José Mota o Fernando Tejero, "el cabrón" de la película, según se ha descrito a sí mismo.

Todos han coincidido en calificar el rodaje de "duro" porque casi siempre grababan de noche, por el frío y la humedad que han sufrido en el teatro romano de Cartagena y por otros contratiempos como las gaviotas que les sobrevolaban o el ruido que hacían los hierros sobre los que queda inmovilizado Mota.

El director de "El día de la Bestia" y "Balada triste de trompeta" ha confesado que con Mota, al que Tejero ha definido como "actorazo", ha usado un "truco narrativo" muy común: darle un papel que no se espera de él.

"El espectador espera un chiste o un gag de Mota que le ayude a superar la angustia que sufren pero no lo hace", ha explicado el realizador.

La película con guión de Randy Feldman ("Tango y Cash") ha sido calificada en algunos ámbitos de "berlanguiana", pero De la Iglesia asegura que ese calificativo le "queda grande", aunque ha reconocido que bebe de las fuentes de los directores Luis García Berlanga y Marco Ferreri y del guionista Rafael Azcona.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra