Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
MÚSICA

Adiós a Cesaria Évora, la diva descalza

  • La "reina de los pobres" llegó a lo más alto de la música sin dejar de cantar nunca a los que sufrían en su país

Imagen de la noticia

Cesaria Évora durante una actuación en Los Ángeles en el año 2008. AFP

0
Actualizada 18/12/2011 a las 01:04
  • EMILIO RAPPOLD . DPA. LISBOA/ MINDELO .

El mundo lloró ayer la muerte de Césaria Évora. La cantante, nacida en 1941 en la antigua colonia portuguesa de Cabo Verde, era desde hace 20 años una de las voces más célebres y respetadas de África. Era conocida sobre todo como la "diva de los pies descalzos", debido a su costumbre de subir al escenario sin zapatos, en solidaridad con los pobres de su país.

La reina del melancólico "blues caboverdiano", llevó sus letras, que hablan casi siempre de la triste historia de su archipiélago, de aislamiento, comercio de esclavos y emigración, a los cinco continentes. Ganó premios, conquistó corazones de fans y llenó plateas en todos los rincones del globo, al tiempo que consolaba a los pobres de su país. En 2004 obtuvo un Grammy por el álbum Voz D"Amor.

Deja 24 discos, de los que vendió millones. Y grabó con los mayores músicos del mundo. En su último álbum, Cesaria Evora &..., participaron, Caetano Veloso, Pedro Guerra, Salif Keita, Bonnie Raitt y Marisa Monte.

Évora, que murió ayer en su ciudad natal, Mindelo, en la isla de São Vicente, sufría problemas de corazón. En 2008, durante una gira por Australia, tuvo un ataque de apoplejía. En mayo del año pasado, se sometió en Francia a una operación de corazón abierto. Y este año llegó al límite. En septiembre tuvo que anunciar el final de su carrera.

Le costó colgar el micrófono. "Está muy triste, no quería abandonar los escenarios, pero decidimos que había que seguir la recomendación de los médicos", reveló su manager, José Da Silva.

Évora nació en una familia de músicos. Tras la temprana muerte de su padre, el violinista Justino da Cruz Évora, fue internada en un hogar para niños huérfanos y más tarde fue criada por una familia tutelar. Cise, como la llamaban sus amigos, comenzó a cantar muy joven, en bares, hoteles y plazas de Mindelo, acompañada por su hermano Lela al saxo. Como recibía muy poco dinero por sus actuaciones, Évora abandonó la música entre los 20 y los 30 años, para alimentar a su familia con diversos otros empleos.

Deprimida, luchó mucho tiempo contra el alcoholismo, en un período que ella misma calificó de sus "años negros".

A los 47 años firmó su primer contrato con una casa discográfica. Pero después los éxitos se sucedieron rápidamente. Con su quinto álbum, Miss Perfumado(1993), la mujer de la voz afinada y única, suave y áspera al mismo tiempo, alcanzó fama mundial.Ahora, tras su muerte, sus seguidores esperan que haya, tal vez, un último bis, ya que últimamente, Évora estaba trabajando en un nuevo y último álbum.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra