Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
sociedad

Xabier Gutiérrez: "La gastronomía da para mucha novela negra"

  • En 'El bouquet del miedo', Xabier Gutiérrez sitúa al subcomisario ante el asesinato de la joven enóloga Esperanza Moreno en vísperas de la vendimia y una investigación que le llevará a adentrarse en el mundo de los programas televisivos de cocina

Xabier Gutiérrez: La gastronomía da para mucha novela negra

Xabier Gutiérrez: La gastronomía da para mucha novela negra

Xabier Gutiérrez, escritor y cocinero del restaurante Arzak.

efe
Actualizada 05/02/2016 a las 09:06
  • efe. madrid
Un cocinero televisivo de éxito, dos familias bodegueras rivales y tres asesinatos conforman el nuevo escenario al que se enfrenta el subcomisario de la Ertzaintza Vicente Parra en 'El bouquet del miedo', que firma el cocinero donostiarra Xabier Gutiérrez.

Director del departamento de innovación del restaurante Arzak, con tres estrellas Michelin en San Sebastián, Gutiérrez había escrito 17 libros sobre cocina antes de debutar el año pasado por estas fechas en la novela negra con 'El aroma del crimen', en la que dio vida a Vicente Parra y le enfrentó a la investigación de un crimen en cuyo trasfondo estaba muy presente la gastronomía.

En 'El bouquet del miedo' (Destino), Xabier Gutiérrez sitúa al subcomisario ante el asesinato de la joven enóloga Esperanza Moreno en vísperas de la vendimia y una investigación que le llevará a adentrarse en el mundo de los programas televisivos de cocina y el de las bodegas, con San Sebastián y La Rioja como escenarios.

"Hay dos canales: el de la televisión, con su estresante mundo de las audiencias, y el del vino, que es mágico, misterioso, donde todo puede suceder. Entre los dos el contraste estaba servido", dice en una entrevista con Efe.

Por ello considera que "el mundo de la gastronomía da para mucha novela negra, porque los polis y los cocineros llevamos armas y somos dos colectivos profesionales que sufrimos un estrés brutal".

De ahí que el considerado creador del "noir gastronómico" tenga ya preparada la próxima entrega del ertzaina, 'La fragancia crítica', y hasta una cuarta, aún sin título, que verán la luz "cuando la editorial lo tenga a bien".

Pese a ello, no se plantea abandonar la cocina por la literatura: "No sé qué autora dijo que todo escritor tenía que tener un trabajo paralelo para no pasar hambre. No creo que llegue a dejar la cocina porque me gusta mucho y también me gusta mucho escribir, sería injusto dejar lo uno por lo otro".

En 'El bouquet del miedo', novela que mantiene el ritmo narrativo y la intriga hasta sus compases finales gracias a personajes cuyas historias se cruzan de forma sorpresiva, Gutiérrez ha hecho evolucionar a sus protagonistas "porque son un reflejo de la vida en sí".

Así, el hijo del subcomisario, Alberto Parra, ya no es estudiante de cocina sino que está al frente de un restaurante con una estrella Michelin y es víctima de la ansiedad que ese nivel de exigencia culinaria genera. "Estoy muy a gusto con mis personajes, les hago sufrir, llorar y reír en el micromundo que he creado para ellos y en el que estoy muy cómodo", refiere.

Cómodo porque, aunque hay precedentes de novelas que abordan la gastronomía -desde el detective Pepe Carvalho de Manuel Vázquez Montalbán a 'El chef ha muerto' de la periodista Yanet Acosta- Gutiérrez le ha dado "una vuelta de tuerca" porque escribe "desde muy dentro de la cocina", que conoce "a la perfección". Para el resto de escenarios le ayudan "médicos y policías cercanos".

Además de la cocina, Xabier Gutiérrez bebe "de la literatura y el cine", especialmente del género de "terror, suspense, 'trhiller'", sus favoritos, y de autores como Willian Peter Blatty, Stephen King o Lorenzo Silva.

Pero sobre todo de su profesión, cuyo estrés intenta que no le afecte "demasiado" en su faceta literaria porque "para crear hace falta una relativa tranquilidad, sólo un poco de presión para no bloquearte".

Como responsable del laboratorio del restaurante Arzak, considera que "innovar siempre es difícil, bien sea en un plato o con una novela. Cuando en las cavernas el hombre innovó poniendo carne en el fuego fue dificilísimo. Y ahora, aunque se diga lo contrario, no todo está inventado en cocina, aunque sea muy difícil, y también divertido, crear algo nuevo".

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual