Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MÚSICA

​Elefantes: "Hemos aprendido a vivir a través de la música"

  • La banda publica un nuevo disco, bajo el título de 'Nueve canciones de amor y una de esperanza'

0
Actualizada 21/01/2016 a las 17:34
  • ep. madrid
"Hemos aprendido a vivir a través de la música, no es una profesión", ha manifestado este jueves Shuarma, líder de la banda barcelonesa Elefantes, que este viernes publica un nuevo disco, bajo el título de 'Nueve canciones de amor y una de esperanza'.

Elefantes llevan en la carretera más de dos décadas y ahora, tras una pausa de ocho años y un disco con el que rompieron este silencio, vuelven a publicar un nuevo trabajo que, según han señalado durante una entrevista, es su disco "más sentimental".

En palabras de Shuarma, se trata de una "evolución" y el resultado es, al igual que otros trabajos, "una fotografía" del momento en el que viven. En este caso, el concepto es el "amor" y las canciones hablan tanto de "enamoramiento" como de "encuentro sentimental".

El disco, compuesto por 10 canciones, arranca con el tema 'Que todo el mundo sepa que...', la canción que, en palabras de Shuarma, mejor describe el espíritu de este disco y la necesidad del grupo de reflejar un momento sentimental.

Para Jordi Ramiro, batería de la banda, las canciones tienen un aspecto terapéutico porque "la música condiciona sus vidas, no solo como músicos sino como oyentes". "Somos músicos, es la consecuencia de sentir una emoción muy fuerte. Eso es la base para poder tocar. Tocar sin conmoverte no nos funciona a nosotros, no lo entendemos así", ha dicho.

Elefantes se separaron "para no volver nunca" y hace dos años volvieron "para no irse más", tal y como han dicho. "Nosotros cuando hacemos algo lo hacemos a conciencia. Nos planteamos Elefantes como la vida, hacia delante y sin pensar en plazos", han precisado.

Por ello, al igual que David Bowie, que "creó modas" y "evolucionó muy rápido en su interior", mantienen ese planteamiento en su manera de entender la música, tal y como ha indicado Julio cascán, bajista.

COLABORACIONES: BUNBURY, SIDONIE Y LOVE OF LESBIAN

'Nueve canciones de amor y una esperanza' contiene varias colaboraciones. Una de ellas es una versión de 'Te quiero', de José Luis Perales, canción que va "como un guante" al concepto del disco que han planteado, una "relectura" de esta composición en la que participan Love of Lesbian y Sidonie.

Otro de los destacados artistas que aparece en este disco es Enrique Bunbury, que presta su voz en 'Duele'. El cantante pensó que podía aportar algo y les envío unas pistas de voce "preciosas" que han provocado que la canción suene "mejor", tal y como destaca Shuarma.

Hace 22 años que Elefantes comenzó su andadura y, tal y como recuerdan, eran "cuatro jóvenes locos por hacer música que encontraron en la unión de los cuatro la manera de expresarse". Después de haber ofrecido "conciertos a raudales", con el tiempo han aprendido a "domarse" y a "dejar a un lado los palos en las ruedas" porque, según admite Shuarma, "a veces tantas ganas pueden conseguir que uno se atropelle".

En este sentido, ha afirmado que lo que han intentado cambiar ha sido la implicación, que ahora mantienen "al cien por cien" en cada parte del proceso, sin mirar hacia atrás y sin proyectar. "Todos tenemos nuestros caminos, pero intentamos evolucionar paralelamente", ha dicho.

Respecto a las nuevas generaciones, admiten que no se puede gustar a todo el mundo. El mundo situará a Elefantes en el lugar que corresponda, nosotros de manera intencionada no nos vemos capaces de hacer algo que va dirigido a un chico de 20 o a una persona de 50. Tenemos que ser humildes y hacerlo lo mejor posible, en las canciones y en el directo. "Hay cierta transversalidad en nuestras canciones que es motivo de orgullo, tenemos un público muy heterogéneo", matizan.

Preguntados acerca del estado de salud de la música y de la democratización de la música gracias a la difusión que permite Internet, a diferencia de lo que ocurría en el momento en el que comenzaron, Cascán ha señalado que "hay que repartir el pastel" y ve positivo el cambio porque considera que "no es lo mismo que cinco millones de oyentes tengan acceso solo a lo que las radios como pasaba hace 25 años que ahora que multitud de bandas a las que acceder por multitud de medios sin intermediarios".

Shuarma cree que la cultura ha quedado "relegada a un puesto muy bajo" y está convencido de que España es "un país muy sano artísticamente a todos los niveles", pero considera que "el problema está en la difusión".

Preguntados por Cataluña, Julio ha indicado que como banda no tienen una opinión definida porque cada uno piensa una cosa al respecto y ha destacado algo positivo que ocurre en Barcelona: "Es fácil respetarse teniendo visiones muy diferentes, cada uno puede ver las cosas de una manera y nos seguimos entendiendo, no cambia nada".

Shuarma, pos su parte, cree en el diálogo y en el respeto, y ha afirmado que las conclusiones ya se verán, aunque "la palabra no se tiene que perder nunca", mientras que Hugo Toscano, guitarrista, opina que "ningún político" puede decir quiénes son.

A esto, Ramiro añade que mientras que "en la calle se respira una madurez, los políticos no son capaces de responder a las cuestiones que plantea la sociedad". "Juegan a salvar su culo pero nadie se arriesga para tratar de solucionarlo. Estamos hablando de un conflicto y la clase política no está preparada para resolver los problemas", ha dicho.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual