Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Cultura

Gestores culturales, entre el altruismo y la dedicación plena

Quince entidades culturales de Navarra han hecho públicos los salarios que perciben sus cargos directivos. No abundan los cargos altamente remunerados, ya que varias asociaciones alegan que su labor tiene un “carácter altruista o voluntario”.

0
Actualizada 11/01/2016 a las 18:11
  • Nerea Alejos
Según se desprende de los datos económicos que han aportado las entidades culturales de Navarra que están sujetas a la Ley de Transparencia, sus directivos ejercen su labor en condiciones muy dispares, entre el altruismo y la dedicación plena.

Desde que entró en vigor dicha ley, el pasado 2013, son varias las entidades culturales de Navarra que han asumido el compromiso de hacer públicas las retribuciones brutas y demás compensaciones económicas que perciben sus cargos directivos, especificando incluso conceptos como los pluses por objetivos o los gastos de representación.

Esta obligación de transparencia recae en las asociaciones que el pasado año recibieron una subvención en la convocatoria destinada a grupos y entidades artísticas. Según se establece en el artículo 4 del Decreto Foral 59/2013, las entidades están obligadas a publicar los salarios de quienes las dirigen siempre que coincidan estas dos circunstancias: que la cuantía de la subvención otorgada supere los 20.000 euros anuales y el que el importe concedido supere el 20 por ciento de la cifra de negocio o del presupuesto anual de la entidad.

La documentación presentada por estas entidades para cumplir la ley está ahora al alcance del ciudadano en la página web del Portal de Gobierno Abierto (www.gobiernoabierto.navarra.es). En total, son quince las entidades culturales que han aportado esta información.

Según se desprende de los datos consultados, los salarios relativos a 2014 apenas variaron respecto lo que declararon percibir en el año anterior. Tampoco abundan los cargos remunerados por dedicación completa. En este apartado, hay cuatro puestos directivos que superan los 50.000 euros.

El sueldo más alto corresponde a Joaquín Romero. Recientemente nombrado gerente de la UPNA, en 2014 asumió la gerencia conjunta de la Orquesta Sinfónica de Navarra y el Orfeón Pamplonés. Su retribución se sitúa en los 66.000 euros. Le sigue muy de cerca Eduardo Solano, gerente de la Asociación Gayarre Amigos de la Ópera, con un total de 63.255 euros brutos, siendo el único cargo que cobra plus por objetivos.

Según especifica la AGAO en la documentación aportada, en 2014 Solano percibió 15.000 euros brutos en concepto de plus por objetivos, 5.000 euros más que el año anterior. En 2013 declaró un salario de 48.944 euros, cifra a la que se añadieron 10.000 euros más por objetivos.

Los otros dos cargos que superan los 50.000 euros son Gregorio Díaz Ereño, director gerente de la Fundación Museo Jorge Oteiza, con 55.258 euros, y Javier Manzanos Garayoa, con 52.000 euros. Según especifican desde ambos museos, sus directores trabajan en régimen de “plena disponibilidad y absoluta dedicación”. En lo que respecta a otras entidades musicales, la Coral de Cámara de Navarra especifica que su director artístico, David Guindano Igarreta, percibe un salario base de 3.165 euros brutos. Por su parte, la Coral de Cámara de Pamplona detalla que su director, David Gálvez Pintado, percibe una retribución de 2.000 euros brutos por una jornada laboral de 40 horas semanales.

En el caso de la Federación de Coros de Navarra, su presidente, Carlos Gorricho, percibió 14.140 euros en concepto de “diseño, preparación y gestión para la realización de contenidos de los programas de proyectos concretos”.

En el mundo de las artes escénicas, la Escuela Navarra de Teatro retribuyó con 33.478 euros a su director técnico, Javier Pérez Eguaras. Su directora académica, Fuensanta Onrubia, percibió un total de 29.623 euros.

Son varias las asociaciones que declaran no disponer de cargos remunerados. Es el caso de la Asociación Ópera de Cámara de Navarra, NAPAE (Asociación de Profesionales de las Artes Escénicas de Navarra), el Ateneo Navarro, la Federación de Teatro Amateur, el Foro Navarro de la Música y las Artes Escénicas y la compañía de teatro musical Nueva Babel.
Las entidades recurren a distintas fórmulas a la hora de justificar por qué no se compensa económicamente el trabajo realizado por sus miembros. Por ejemplo, la Federación de Teatro Amateur declara que “la dedicación de sus cargos y miembros es altruista”, mientras la Asociación Foro Navarro de la Música y las Artes Escénicas expresa que los miembros de su Junta Directiva “realizan sus funciones con carácter voluntario”.

Los componentesde las Juntas Directivas de todas las entidades culturales subvencionadas no reciben remuneración alguna, ni siquiera sus presidentes. La única persona que cobra ostentando el cargo de presidenta es Caroline Collier, directora de la Orquesta Sinfonietta Académica. Percibe 7.761 euros “en base exclusivamente a la actividad artística de la Asociación”, según detallan en la documentación aportada. Por su parte, Nafarroako Dantzarien Biltzarra especifica una única retribución de 19.021 euros para su técnico coordinador, Iosu Royo.
En Navarra, la primera entidad en publicar los salarios de sus directivos (42.000 euros) fue el Orfeón Pamplonés, que aportó esta información en 2013, adelantándose a la legislación de transparencia.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual