Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CULTURA

Publicados los diarios íntegros de Gil de Biedma 25 años después de su muerte

  • Incluyen los dietarios que el poeta dejó inéditos y que cubren diversas etapas de su vida

Publicados los diarios íntegros de Gil de Biedma

Publicados los diarios íntegros de Gil de Biedma

El poeta español Gil de Biedma

elcultural.com
0
Actualizada 31/10/2015 a las 11:43
  • EFE. BARCELONA
Cuando se cumplen veinticinco años de la muerte de Jaime Gil de Biedma, editorial Lumen acaba de publicar sus esperados diarios íntegros, que incluyen los dietarios que el poeta dejó inéditos y que cubren diversas etapas de su vida.

Además de 'Retrato del artista en 1956', que Lumen ya publicó en 1991, el volumen incluye esos dietarios que el poeta dejó inéditos y que a su muerte confió a Carmen Balcells, su agente literaria, que conservó copias compulsadas ante notario de los originales manuscritos, propiedad de Josep Madern, heredero de Gil de Biedma.

Los primeros dietarios abarcan el período comprendido entre 1959 y 1965, precisamente la época en que Gil de Biedma elaboraba su obra poética madura, contenida en el libro 'Moralidades' (1966), subraya el autor de la edición, Andreu Jaume.

En esas páginas personales, Gil de Biedma anota reflexiones de orden íntimo, moral y político, al mismo tiempo que da cuenta de la minuciosa composición de los poemas que formarían su segundo libro, publicado en 1966.

El editor ha agrupado esos diarios, "por su continuidad y coherencia", en un solo bloque que ha titulado 'Diario de 'Moralidades', para facilitar las referencias y porque la elaboración de su segundo poemario es el asunto central de la mayoría de las anotaciones.

En el archivo del poeta, custodiado en la Agencia Literaria Balcells, se guarda un principio de puesta en limpio mecanografiada de las primeras páginas de 1959, hecha por el propio Gil de Biedma, "algo que prueba la intención del poeta de editar y publicar esos diarios".

En su conjunto, considera Jaume que "los diarios de Jaime Gil de Biedma conforman una autobiografía intelectual y moral donde el poeta da cuenta de la composición lenta y difícil de sus poemas, de su agitada vida sentimental, laboral y familiar, de los oscuros tiempos políticos que le tocaron vivir".

El 'Diario de 1978' es un texto en el que el poeta, que atraviesa un momento crucial de su vida, cuando ya ha cerrado el canon de su obra y ha dejado prácticamente la poesía, intenta averiguar si todavía tiene capacidad y necesidad de escribir.

Completa el volumen, dedicado a la memoria de la recientemente fallecida Carmen Balcells, un breve 'Diario de 1985', año en que se le diagnosticó el sida y empezó a recibir tratamiento en París, afrontando la proximidad de la muerte.

El 'Diario de 1985' se inicia el 21 de octubre de 1985, el día en que procedente de Barcelona un enfermo del hospital Bichat-Claude Bernard de París había ingresado primero bajo el nombre falso de Jaime Costos Sánchez y luego como Monsieur X. En Francia iba a recibir un tratamiento después de que ese verano le fuera diagnosticado un sarcoma de Kaposi, primer síntoma del sida.

Ese primer día le acompaña Josep Madern y como aclara una nota a pie de página de Jaume, cuando se le manifestó la enfermedad Gil de Biedma y Madern "estaban separados y recuperaron su relación para afrontar juntos los últimos años. Madern murió de sida en 1994".

Aún en París, el poeta expresa su "estado agudo de inquietud y tensión nerviosa" ante la posibilidad de seguir en Barcelona el tratamiento experimental con interferón.

La serenidad con que afronta su final queda plasmada en sus palabras cuando dice que "formado en la época de la penicilina como panacea universal, inevitablemente concibo el tratamiento experimental y precario que estoy siguiendo como una incógnita a despejar en pocas semanas: o me muero o sobrevivo, pero de una vez".

Ello sin menoscabo de una preocupación social ante "la tensión nerviosa de aguantar constantemente el tipo, de hacer frente a los rumores durante meses y meses, esa tensión de la que me sentí aliviado al ingresar aquí" y añade: "Mantener mi enfermedad en secreto, salvo para unos pocos íntimos, me parece cada vez más difícil. En lo uno y en lo otro, si salgo adelante será por el canto de un duro".

El poeta había confiado su enfermedad sólo a su círculo más íntimo, entre ellos Madern o la escritora Ana María Moix, y Manuel Meler, su superior en la Compañía General de Tabacos de Filipinas donde trabajaba Gil de Biedma, y la versión que dio al resto fue que había contraído una enfermedad tropical en Manila.

Gil de Biedma siguió tratamiento de interferón alfa 2B hasta 1986 y luego, supervisado por el mismo equipo de París, continuó con antirretrovirales, con lo que entre 1987 y 1988 logró estabilizarse y hacer vida normal, anota Andreu, hasta que en el verano de 1989 empezó a sufrir un irreversible deterioro que le llevaría a la muerte el 8 de enero de 1990.

Los diarios no sólo muestran "la voz desinhibida, franca y radical" de todos los ámbitos de su experiencia, sino que conforman una suerte de "retrato de una época", desde la consolidación de la dictadura franquista a finales de los años 50, con la consiguiente frustración personal y generacional, hasta la llegada de la democracia.

El índice onomástico da también algunas pistas de los intereses literarios, ideológicos o personales de Gil de Biedma, pues Carlos Barral, Gabriel Ferrater, Jorge Guillén, Jaime de Salinas, Josep Madern, Vicente Aleixandre, T.S. Elliot, Stéphane Mallarmé y María Zambrano son los nombres con más entradas a lo largo de las más de 650 páginas del volumen.

Acompañan al texto un cuaderno de imágenes con una selección de una veintena de fotografías que ilustran todas las etapas descritas.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual