Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CINE

Mónica Bellucci defiende los papeles "sexis" para las mayores

  • La italiana presentó en España 'Spectre', la nueva película de la saga 007 dirigida por Sam Mendes

Mónica ​Belluci se convierte en la primera 'mujer Bond'

Mónica ​Belluci se convierte en la primera 'mujer Bond'

Mónica Bellucci (izda.) y Sam Mendes (dcha.) presentaron 'Spectre' en Madrid.

EFE
0
29/10/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
Cada entrega de la saga James Bond tiene su parte revolucionaria y, en el caso de 'Spectre', uno de esos aspectos llega de la mano de la bella actriz italiana Monica Bellucci (Umbría, Italia, 1956). Su elección como 'chica Bond' abrió debate desde el primer minuto, particularmente por la edad de la actriz, que acaba de superar -de forma espléndida- la cincuentena. No solo es la 'chica Bond' con más edad de la historia de la saga, sino que supera en cuatro años al actor Daniel Craig, de 46, que da vida por cuarta vez al agente británico. El debate cae sin embargo en terreno baldío y, a estas alturas, la eficiencia de la italiana ante la cámara hace innecesario defender que es más que una cara bonita. Estudió Derecho en la Universidad de Perugia, aunque abandonó los estudios cuando despegó su carrera como modelo. Habla con fluidez italiano, francés e inglés, chapurrea algo de español e incluso se atrevió con el arameo dirigida por Mel Gibson en 'La pasión de Cristo'. También ha trabajado a las órdenes de Francis Ford Coppola, los hermanos Wachowski, Robert Zemeckis, Giuseppe Tornatore o Terry Gilliam, además de la española Isabel Coixet. Pero más allá de las credenciales, la inclusión de Belluci pone de manifiestos cómo la saga pugna por evolucionar al tiempo que la sociedad.

Con elegancia, Bellucci evita los rodeos. "Por primera vez se ve a una mujer madura cerca de Bond, porque Lucía es una mujer que tiene 50 años y se tienen que notar en la pantalla esos 50 años", resume la intérprete. Una "hermosa evolución femenina" en la que el director de la película, Sam Mendes, ha construido "una realidad dramática para ella, centrándose en su soledad, su miedo y su desesperación". "Y aunque ya no tenga la belleza de la juventud, es una mujer que tiene su femineidad y que se ha permitido vivir", zanja la intérprete italiana.

La presencia de Bellucci se complementa con la de la actriz Lèa Seydoux en la trama amorosa. "Son dos personajes muy distintos; el mío ocupa la primera parte y representa a una mujer del pasado que vive en un mundo en el que los hombres tienen el poder y que, al tratar de salir de esa realidad, necesita la protección de Bond, mientras que Madeleine (Lèa Seydoux) es el futuro, una mujer joven y de acción que en cierto modo será quien ayudará a Bond, logrando una hermosa evolución femenina".

La ganadora de un premio Cesar no albergó dudas cuando llegó a sus manos el guión de la película. "Quería hacerlo, quería entrar en la tradición de Bond y más aún con el papel de Lucía, que, aunque no es largo, es clave en la trama". Otro factor de peso fue la oportunidad de trabajar con el ganador del Oscar por 'American Beauty' Sam Mendes, que dirige de nuevo la saga Bond tras sorprender con 'Skyfall' en 2012. "Es un director muy fuerte que escarba en los personajes como un médico hace con el bisturí", destaca.

Entre las aportaciones de Mendes al revisitar al mítico agente secreto, Bellucci destaca su habilidad para dotarlo de mayor profundidad, logrando "un agente moderno no solo en lo racional, al mostrarlo como un asesino con capacidad de control, sino que lo dota de sentimientos y emociones, mostrándolo como un hombre que tiene dificultades para vivir y con una vinculación con la muerte que lo hace más humano.

TERRORISMO Y ESPIONAJE

Además de redibujar el perfil 'bondiano', Mendes logra de nuevo capturar las ansiedades sintomáticas de cada época y traducirlas en reflexiones incómodas y pegadas a la actualidad. Lo hizo con la etapa Wikileaks en 'Skyfall' y lo repite en el caso de 'Spectre', incorporando los desafíos del terrorismo y desempolvando al 'Gran Hermano' de George Orwell para replantear el debate sobre la necesidad del control ciudadano a cambio de proporcionar seguridad.

Un tema que Mendes tuvo claro ncluir desde el principio, en un momento de descrédito de los servicios de seguridad y en el que la paranoia sobre el espionaje y contraespionaje ha elevado la tensión internacional. De hecho, la producción de 'Spectre' lo vivió en sus carnes tras sobrevivir al ataque cibernético contra Sony que provocó, entre otras cosas, la filtración del propio guión de la cinta e incluso los correos electrónicos intercambiados entre productores, agentes y actores.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual