Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
literatura

Matilde ​Asensi recrea la lucha de poder al albor del Cristianismo

  • "¿Por qué tenemos que creer que esto o aquello es verdad?", reflexiona

Matilde Asensi

Matilde Asensi

Matilde Asensi

EFE
0
Actualizada 24/10/2015 a las 11:52
Etiquetas
  • europa press. barcelona
La alicantina Matilde Asensi recrea las luchas de poder en torno al nacimiento del Cristianismo con la publicación este octubre de 'El regreso del Catón' (Planeta) en castellano y catalán en España, Latinoamérica, Italia y Estados Unidos.

En la novela, Asensi recupera a sus personajes Ottavia Salina y Farag Boswell, que pondrán sus vidas en peligro para resolver un misterio que arranca en el siglo I: la búsqueda de los restos del cuerpo de Jesús de Nazaret.

En una entrevista de Europa Press, Asensi ha explicado que su novela versa sobre el poder, pero no en su comprensión actual, sino en el siglo I, cuando Judea pasó a llamarse Palestina y "se produce una lucha de poder que va a cambiar el mundo" entre los apóstoles que sobreviven a Jesús y un desconocido, Saulo de Tarso (Pablo de Tarso), ha dicho.

"Saulo tiene una revelación y dice que se le ha aparecido Jesús y le ha nombrado apóstol", ha explicado Asensi, que atribuye a Saulo la decisión de encumbrar la figura de Jesús de entre la veintena de autoproclamados mesías crucificados por los romanos.

Saulo de Tarso es el que recibe los primeros evangelios y el resto ya está escrito dentro de su línea teologal: "Pablo se enfrenta a los apóstoles y les dice que para que esta religión pueda crecer, tiene que ser 'lo que yo digo'".

Según Asensi, así empieza un "encontronazo" que termina con la Carta a los Gálatas, donde rompe con los seguidores de Jesús y crea la doctrina cristiana y los dogmas, todo ello añadido sobre el mensaje original de Jesús, ha apuntado.

EL PODER DE LOS VENCEDORES

"Ésa es la idea de poder y la puedes aplicar a todo porque la historia la escriben los vencedores", ha dicho Asensi, que insta a la duda.

"¿Por qué tenemos que creer que esto o aquello es verdad?", ha preguntado la autora, deseosa de dar un margen a la duda, y convencida de que es mejor ésta que el pensamiento único.

Ha asegurado que es saludable poner las grandes verdades en cuarentena, y también las grandes creencias familiares, como resignarse a votar al mismo partido que votan los padres: "Yo pienso: voy a dar un paso atrás y a dudar".

LIBROS CON OLFATO PERIODÍSTICO

"Mis libros se basan en el olfato periodístico", ha explicado la autora, reacia a aceptar cualquier versión que le den, y convencida de que el periodismo es informar, entretener y enseñar, lo que barniza con una contundente capa de hechos históricos.

Asensi ha vuelto a estos personajes totalmente por culpa de los lectores: "Me arrinconaron contra la pared metafóricamente hablando y me lo inocularon en el cerebro".

Desde la publicación de 'El último Catón' la escritura de una nueva historia siempre había planeado en su mente, pero la presión y el "bombardeo" de sus seguidores en las redes sociales hizo el resto.

Así que retomó notas que había escrito anteriormente y reparó en que se estaba interesando por temas religiosos, un tópico que solamente había tocado con 'El último Catón': "Estar escribiendo temas religiosas ya me daba la pista de que me había dado permiso a mí misma, y también permiso para dejarlo".

'El último Catón' se publicó hace 15 años y ha logrado vender más de seis millones de ejemplares en todo el mundo, que se inscriben en los más de 20 millones de ejemplares que ha vendido la autora con toda su obra --traducida a 15 idiomas--.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual