Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CÓMIC

El museo Hergé reivindica el mito de Corto Maltés

  • Lovaina la Nueva dedica a su creador, Hugo Pratt, la ambiciosa exposición 'Encuentros y pasajes'

'El Corto Maltés' regresa con acento español

'El Corto Maltés' regresa con acento español

El mítico personaje creado por Hugo Pratt.

0
Actualizada 11/10/2015 a las 10:41
  • EFE. BRUSELAS
Hugo Pratt, el creador de Corto Maltés, fue un hombre profundamente marcado por la literatura y por los viajes, así lo demuestra la ambiciosa exposición 'Encuentros y pasajes' que, veinte años después de su muerte, le dedica el museo Hergé de Lovaina la Nueva (Bélgica), hasta el 6 de enero.

"La obra de Hugo Pratt es inseparable de su vida, de los libros que leyó, de los encuentros con las personas que inspiraron sus personajes", afirmó Patricia Zanotti, compañera de Pratt y directora de Cong, sociedad que gestiona los derechos universales del dibujante veneciano.

En la muestra, donde pueden verse desde los primeros "fumetti" del ilustrador hasta sus acuarelas de madurez, los originales aparecen junto a referencias a Stevenson, Jack London, Kipling, Conrad, Melville, Rimbaud, todos autores que determinaron su juventud y que le acompañarían siempre.

Pratt vivió su primera infancia en Venecia, pero en 1937 se trasladó con sus padres a Abisinia (actual Etiopía), conquistada por Mussolini.

"Para un niño de diez años, la existencia en aquel contexto militar africano fue dura", explicó Patrizia Zanotti, "pero le permitió conocer el otro lado de la historia".

El padre del futuro dibujante, soldado profesional, fue capturado por los ingleses en 1941 y falleció un año después por enfermedad.

Hugo Pratt y su madre fueron también recluidos en un campo de internamiento, donde el niño les compraba tebeos a los guardias.

En años posteriores, Pratt vivió en Londres e hizo un intento en Estados Unidos, pero fue Argentina el país que le marcó y donde permaneció durante una década.

Allí descubrió a Octavio Paz y a Borges, autores que cambiaron su concepción de la escritura
.
Corto Maltés, su invención más celebre, apareció por primera vez en 1967, tras su regreso a Italia.

"Aquel primer álbum, 'La balada del mar salado', marcó un cambio en la historia del cómic", afirmó Didier Platteau, cofundador de ediciones Moulinsart y amigo de Hugo Pratt.

El momento de la publicación fue clave para el éxito: eran finales de los sesenta, la sociedad necesitaba héroes contestatarios y libertarios, reconoció el propio Pratt en vida.

"Las aventuras de Corto Maltés están ambientadas a principios del siglo XX, una época de confusión en que él surge como un símbolo de libertad, de amistad, del hombre que se salta las fronteras, justo lo que necesita el mundo hoy, de ahí su vigencia", afirmó Platteau.

Precisamente, coincidiendo con la exposición, se publica 'Bajo el sol de medianoche', nuevo álbum de Corto Maltés, el primero desde la muerte del "padre" del personaje.

Dos autores españoles, el guionista Juan Díaz Canales, ganador del premio Eisner y cocreador de la serie 'Black Sad', y el histórico dibujante Rubén Pellejero, premio en el Festival del Cómic de Angulema, han sido los responsables del renacimiento del héroe.

Ambos estuvieron presentes en la inauguración de la muestra.

"Cuando Patrizia Zanotti me propuso escribir el guión no tuve miedo", afirmó Canales, "porque habíamos hablado a menudo del universo de Pratt y Corto Maltés forma parte de mi formación como autor".

"Pratt es un referente de mi juventud, su gusto por la aventura está en la base de mi manera de dibujar", aseguró por su parte Pellejero.

Para el ilustrador, el "gran reto" ha sido dibujar a la manera de Pratt: "Él trazaba la línea muy rápido y siempre arriesgando mucho, son dos factores que están en cada una de sus páginas".

A nivel de escritura, Juan Díaz Canales ha querido ser "muy respetuoso" con el universo de Corto Maltés, por el "vínculo emocional" que le une al personaje.

"Si hoy en día le doy tanta importancia a los diálogos, es por Pratt, quien fue un gran dialoguista, con un sentido muy fino de la ironía", señaló.

Didier Platteau, por su parte, aseguró que, tanto en el álbum como en la exposición, "Pratt está presente en espíritu".

"Una vez, durante un viaje a las cataratas del Niágara, se empeñó en hacer un trayecto de varias horas para visitar la tumba de un indio, y se puso a hablar con él, porque Hugo tenía la costumbre de hablar con los muertos", recordó Platteau.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual