Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Pedro J. Ramírez. "El Español va a reinventar el periodismo"

  • Destaca que será el primer medio de comunicación que nazca con más de 10.000 suscriptores

Pedro J. Ramírez, director de El Español.

Pedro J.: "El Español va a reinventar el periodismo"

Pedro J. Ramírez, director de El Español.

DN
7
Actualizada 04/10/2015 a las 11:23
  • EFE. Madrid
El director del periódico digital El Español, Pedro J. Ramírez, expresa su deseo de contribuir a reinventar y relanzar el periodismo, además de mejorar la calidad de la democracia con este proyecto.

Pedro J. Ramírez muestra cómo va a ser El Español a final de mes, cuando los suscriptores reciban todos los días la edición del primer periódico diseñado para dispositivos móviles, "un producto elegante, agradable y cómodo".

Con una vocación "regeneracionista" y una cabecera que rinde homenaje al periodismo político y cultural de finales del siglo XIX y comienzos del XX, "El Español ha llegado para quedarse", afirma.

Será el primer medio de comunicación de la historia de España y probablemente del mundo que nazca con más de 10.000 suscriptores antes de haber mostrado el producto, destaca.

PREGUNTA: ¿Qué sensaciones tiene ante el lanzamiento de El Español?
RESPUESTA: Nada hay tan maravilloso como fundar un periódico en una nueva era, en la que la tecnología permite poco menos que milagros. Es una sensación mágica que compartimos todos los que estamos aquí (en la sede de El Español).

P: ¿Cuándo es la fecha de lanzamiento?
R: El día 7 nuestra web estará accesible para nuestros suscriptores en una fase de pruebas y el día 14 web estará en abierto. Antes de fin de mes, en torno al día 20, lanzaremos también nuestra aplicación para IOS y Android, que incluirá el producto estrella de El Español, que será la edición y que supondrá la reinvención de un periódico.
Cuando decimos, "No hace falta papel", no estamos simplemente manejando un eslogan, sino que vamos a demostrar que se pueden cumplir todas las funciones que le han correspondido tradicionalmente al periódico de una manera más eficiente a través de los nuevos soportes.

P: ¿Habrá sorpresas?
R: La principal sorpresa va a ser el conocimiento de nuestros formatos. Puedo hacer una pequeña demostración de lo que va a ser la edición. Todos los suscriptores a las diez de la noche van a recibir un aviso en su aplicación y van a acceder a una descarga en cascada de un producto multimedia, de alto contenido gráfico.
El periódico permite realizar el viaje por la información de todos los días con una navegación horizontal y vertical. Es un producto elegante, agradable, cómodo y pensado para los dispositivos móviles.

P: ¿Por qué apuesta por el mundo digital? ¿Cree que el papel va a morir?
R: Es una pregunta ya retórica. Hace años nadie usaba la expresión prensa de papel, porque toda la prensa era de papel. Dentro de poco, nadie dirá prensa digital, porque toda la prensa será digital.
El Español es el primer periódico diseñado para dispositivos móviles. No estamos hablando de una web o de un servicio de últimas noticias. Estamos hablando de un periódico, con su jerarquización, sus exclusivas, su división en secciones y sus páginas de opinión.
Muchos van a seguir por esta senda. Puede parecer presuntuoso, pero tengo la sensación de que estamos reinventando el concepto de periódico.
El diseño de periódicos para dispositivos móviles ofrece posibilidades espectaculares, que van a servir para relanzar y reforzar la importancia y la relevancia que estamos perdiendo.

P: ¿Qué se va a encontrar el lector: un tratamiento de la información en profundidad o actualidad pura y dura?
R: En una parte de la página web, estarán representadas las noticias, historias, crónicas y piezas más importantes del día y en otra parte, llamada el río, habrá un servicio permanente de información de última hora.
El río ofrecerá la información reciente sin cambiar compulsivamente el orden de las historias de la parte central de la página web, que a menudo en otros medios de comunicación aparecen desordenadas y dispuestas más en función de lo último que ha sucedido que en función de lo más importante.

P: ¿Cuál va a ser la línea editorial del periódico?
R: Hemos publicado lo que llamamos nuestras veinticinco obsesiones. Será un periódico regeneracionista, que defenderá a los ciudadanos frente todo tipo de poderes.
Hemos concretado nuestros planteamientos en materia de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, de modificación de la Ley Electoral, de reforma en la financiación de los partidos, de política fiscal, educativa y de modelo de Estado.
Saldrá una versión definitiva, después haber incorporado muchas de las sugerencias que nuestros más de 10.000 suscriptores nos han ido enviando en las últimas semanas.
Será el primer medio de comunicación en la historia de España y probablemente del mundo que nazca con más de 10.000 suscriptores antes de que hayamos mostrado el producto. Eso indica que hay una expectación y una confianza en que El Español vaya a contribuir a mejorar la calidad de nuestra democracia reinventando y reimpulsando el periodismo.

P: ¿Cómo eligió el nombre de la cabecera? En el contexto del proceso separatista catalán es toda una declaración.
R: Sobre todo, queremos rendir homenaje a Blanco White, el director del primer periódico que nació con la cabecera de El Español.
Fue en Londres en 1810 cuando Blanco White se fue de España. Estaba en contra del gobierno de los invasores franceses como de la línea que se estaba desarrollando en las Cortes de Cádiz, porque él creía que la Constitución de 1812 no iba a funcionar y no funcionó.
Al llamarnos El Español queremos también rendir homenaje a Andrés Borrego, que fundó en Madrid en 1835 el primer periódico moderno digno de tal nombre. Hizo el primer fichaje de la historia del periodismo. Fichó a Mariano José de Larra, que escribió en El Español algunos de sus mejores artículos.
Queríamos que nuestro nombre fuera un homenaje a todo eso de lo que tenemos que enorgullecernos en el periodismo político y cultural de finales del XIX y comienzos del XX.
También nos posicionamos para que no haya la menor duda con respecto a lo que pensamos en el debate constitucional actual.
Si esas no fueran razones suficientes, el nombre de uno de los tres grandes idiomas que se hablan en la Tierra va a potenciar la expansión internacional de la cabecera.

P: ¿Cuándo será rentable el periódico?
R: Hemos invertido dos millones de euros en el lanzamiento. El primer año perderemos unos tres millones, el segundo perderemos ya muy poco y el tercer año estaremos en beneficios.
Al principio, la mayor parte de los ingresos van a llegar por la publicidad, aunque habrá unos ingresos significativos a través de los suscriptores. En nuestro presupuesto, está tener 20.000 suscriptores al final del primer año, pero, a la vista de que ya tenemos más de la mitad antes de nacer, superaremos esa cifra.
Me gustaría que en tres o cuatro años tuviéramos más de 50.000 suscriptores y en tres o cuatro más llegáramos a los 100.000. En ese momento, estarían equilibrados los ingresos por suscripciones y publicidad, lo que reforzaría nuestra independencia.

P: ¿Después del proceso de micromecenazgo, cuál es el capital y el número de socios del periódico?
R: Somos 5.624 accionistas. Eso ha batido todos los récords. Tenemos una enorme base social accionarial. A través del "crowdfunding" se aportaron 3,5 millones de euros, además de la totalidad de mi indemnización por mis veinticinco años como director de El Mundo.
Entre capital y reservas, llegamos a dieciocho millones de euros, que es más de lo imprescindible para que el proyecto fuera viable. Preferimos tener reservas y músculo para soportar cualquier escenario posible, aun en el caso de que nuestro proceso de desarrollo fuera más lento del previsto.
El Español tiene capacidad de aguante durante mucho tiempo. El Español ha llegado para quedarse.

P: ¿Qué reflexión le sugieren los resultados de las elecciones catalanas?
R: Eso es el viaje a ninguna parte. No tiene el menor sentido hablar de separatismo en un país democrático, que tiene un orden constitucional, que está integrado en la Unión Europea y que ya ha cedido gran parte de su soberanía a Bruselas, al Banco Central Europeo y al Europarlamento. Creo en el federalismo europeo. España va a llegar unida a ese proceso.
Los Estados nación, que siguen siendo garantes de la prosperidad y de las libertades públicas en Europa, no van a aceptar que su legado de siglos se destruya por una ventolera sentimentaloide y romántica, que, en definitiva, son los nacionalismos.

P: ¿Cuándo contará las verdaderas razones de su destitución como director de El Mundo?
R: Lo sabe toda España. Me echaron. Si hubiera sido por mí, seguiría siendo el director del periódico que fundé hace veintiséis años.
Hay unas razones públicas que dio el consejero delegado del grupo Rizzoli Corriere della Sera (RCS), que dijo que había caído la difusión del periódico. Hemos visto cómo está evolucionando la difusión de todos los periódicos, incluido el que yo fundé, desde entonces.
Es evidente que existían otras razones. Todo el mundo recuerda cómo fueron los acontecimientos, lo que publicamos y cuál fue la reacción del Gobierno y de los poderes económicos que arropan al Gobierno. Pocas veces un proceso ha ocurrido tan a la luz pública.


  • periodismo?
    (05/10/15 10:22)
    #7

    El periodismo entendido como la profesión encargada de informar y dar a conocer hace mucho tiempo que no existe en este pais, y fué gracias a personajes como este. Yo no dudo de su inteligencia ni de su preparación, otra cosa es como la ha utilizado hasta ahora. No hay un periodico, y si lo hay su tirada es ínfima que tenga un mínimo de objetividad a la hora de informar. Cada uno trabaja para quien le paga, tiene una linea ideológica muy clara y determinada y no se puede salir de la guia. Si lo haces, lo pagas, que fúe lo que le pasó a Pedro J. otra cosa es porque se ánimo a hacerlo cuando vivía tan cómodo en esa linea.

    Responder

  • David (el de siempre)
    (05/10/15 08:17)
    #6

    Brumario dijo..
    A Pedro J y su periódico, público y sus periodistas no le llegan a la altura de la suela de los zapatos. Como se te ve el plumero.

    Responder

  • Brumario
    (04/10/15 22:37)
    #5

    Este tipo cuando habla de reinventar se refiere a volver a inventar ¿no? A inventar historias para culpar a ETA del 11-M y así, como hizo cuando dirigía EL infraMUNDO.....

    Responder

  • Porque sabe
    (04/10/15 17:43)
    #4

    isidro dijo..
    Lo hace con la inteligencia y el conocimiento de los que está dotado y que, a juzgar por lo que leo en algunos comentarios, no es don de todos.

    Responder

  • Teresa
    (04/10/15 14:49)
    #3

    No se puede desdeñar la cabeza de un buen periodista que apuesta por la información veraz, aunque sea incómoda. Una cosa es la opinión que a uno le merezca la personalidad de PJ y otra que sepa que los periódicos que ha fundado, o donde ha trabajado, han aportado dosis de veracidad y trasparencia a nuestro sistema político. Lo que me parece infumable es la causa real de su destitución: Molestaba. Prometo que leeré y aún me haré- si es bueno- subscriptora de El Español. Por cierto, un buen nombre :El español. Lo que me siento

    Responder

  • Aristóteles
    (04/10/15 12:59)
    #2

    isidro dijo..
    Siempre apareces para faltar al respeto o burlarte del prójimo que no es de tu cuerda. Que personaje!

    Responder

  • isidro
    (04/10/15 12:05)
    #1

    ¿ Lo hace en pijama, o con ropa de calle?

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual