Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Literatura

Luis Alberto de Cuenca: "Soy un poeta de línea clara"

  • 'Cuaderno de vacaciones' procura el Premio Nacional de Poesía 2015 al filólogo y expolítico

El escritor y poeta Luis Alberto de Cuenca.

Luis Alberto de Cuenca: "Soy un poeta de línea clara"

El escritor y poeta Luis Alberto de Cuenca.

EFE
0
29/09/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
"Escribo en verano lo que no puedo escribir en invierno y ‘Cuaderno de vacaciones’ evoca aquellos cuadernos de infancia que tenía que rellenar cada estío, después del colegio, aunque hubiera tenido buenas notas". Así se refiere Luis Alberto de Cuenca (Madrid, 1950) al poemario que le ha procurado el Premio Nacional de Poesía. Con un universo poético abierto y múltiple que va Calímaco a la Orquesta Mondragón, amante del cómic y el pop, académico y expolítico, se define como "un poeta de línea clara". Su libro reúne más de ochenta poemas "realistas" en los que desde el humor y la ironía aborda temas como la soledad o la muerte.

Fallado anualmente por el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte y dotado con 20.000 euros, el Nacional de Poesía distingue "a la obra de un autor español escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado" y publicada a lo largo del año anterior al fallo.

‘Cuaderno de vacaciones’ (Visor Libros, 2014) recoge 85 poemas repartidos en ocho epígrafes, escritos casi todos entre los veranos de 2009 y 2012. Hablan de temas como la vejez, la soledad, la muerte, muchas de las veces con un toque de humor, y resume los últimos veranos de la vida del poeta. "Están escritos en medio de una gran felicidad, evocando las vacaciones de verano de una manera gozosa y absolutamente positiva, como aquellos cuadernos escolares" dice su autor.

"No tenía ni idea de que mi libro podía ganar y ha sido una enorme sorpresa" explica De Cuenca sobre un poemario que para el jurado que lo premió "constituye una de las aportaciones poéticas de mayor motivación existencial y simbólica en la historia de la lírica reciente en España". "La excelencia de su estilo, unida a la voz de la autenticidad en el espacio literario, convierten los poemas de este libro en una progresión cuya fuerza emocional roza lo sublime, logrando una poética que vincula mitos y orígenes, conocimiento y escritura, devenir vital e imaginario, junto a las fuentes creativas que dan cauce a la modernidad" se leía en el acta.

ACCESIBLE Y PARTICIPATIVA

Para el jurado su obra poética "mezcla el conocimiento y la intuición, la tradición y la vanguardia, lo que se conoce como poética transculturalista". Pero el propio Luis Alberto de Cuenca, no se atreve a situar o definir su estilo. "Mi poesía es clara y accesible, participativa y comunicativa. Pretendo hacer una poesía de línea clara" reitera aferrándose al más puro estilo del cómic, uno de los grandes intereses de este doctorado en Filología Clásica, escritor y poeta, capaz del alternar las letras para la Orquesta Mondragón con traducciones de maestros clásicos y medievales.

"Son los especialistas y la crítica quienes deben calificar mi obra" dice sin desdeñar etiqueta de pop "porque mezcla lo popular y lo culto". "Me divierte fundirlas aunque solo hay una cultura que abarca la gran literatura, pintura, música y todas bellas artes" resume el poeta y filólogo que se mueve con idéntica soltura entre Calímaco y Homero, entre el pop, el tebeo o el rock.

Asegura de Cuenca que ‘Cuaderno de vacaciones’ "no es un poemario ni pesimista ni optimista, ya que tanto el pesimismo como el optimismo son una insensatez". "Es realista, con humor e ironía en medio de la tragedia" dice de un libro que constata como "la vida pasa y se va acercando el final". "Da miedo tener que dejar de escribir y plegarse a la muerte, pero aún así creo que, antes que pesimista, es realista" insiste. Para él la muerte "es como cruzar el espejo, pasar al otro lado; es la metáfora que más me gusta". Pero asegura que muchos de sus poemas son "una celebración de la vida, que es maravillosa". "Antes de preocuparnos por su final hemos de vivirla con intensidad en todo momento y saludar cada amanecer como un triunfo sobre la muerte" apunta.

TRAYECTORIA

Exdirector de Instituto de Filología del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y de la Biblioteca Nacional, Luis Alberto de Cuenca fue secretario de Estado de Cultura en uno de los gobiernos de José María Aznar y trabaja hoy como profesor de Investigación CSIC. Como experto y gran conocedor de los clásicos, ha traducido a Homero, Eurípides y Calímaco, y a autores franceses como Charles Nodier y Gerald de Nerval. En 2010 fue elegido académico de la Real Academia de la Historia.

Como poeta ha publicado ‘Por fuertes y fronteras’ (1996), ‘Sin miedo ni esperanza’ (2002), ‘La vida en llamas’ (2006), ‘El reino blanco’ (2010) y ‘Los mundos y los días’, recopilación de su poesía completa, que alcanzó su cuarta edición, 2012. Es también autor de poemarios como ‘Elsinore’, (1972), ‘Scholia’ (1978), ‘El otro sueño’ (1987), ‘El hacha y la rosa’ (1993) o ‘La mujer y el vampiro’ (2010).

Sus ensayos están reunidos en volúmenes como ‘El héroe y sus máscaras’ (1991), ‘Etcétera’ (1993), ‘Bazar’ (1995), ‘Álbum de lecturas’ (1996), ‘Señales de humo’ (1999), ‘De Gilgamesh a Francisco Nieva’ (2005), ‘Nombres propios’ (2011), ‘Libros contra el aburrimiento’ (2011) o ‘Palabras con alas’ (2012).

Disponía ya de notables galardones como el premio de la crítica por ‘La caja de plata’ (1985), el Nacional de Traducción por su versión del ‘Cantar de Valtario’ (1987), el de Literatura de la Comunidad de Madrid por la totalidad de su obra poética (2006), además del Julián Marías de Investigación en Humanidades (2013).

JURADO

Antonio Hernández, autor galardonado en 2014, fue uno de los miembros de jurado junto a Aurora Egido Martínez, designada por la Real Academia Española; Fina Casalderrey, por la Real Academia Gallega; Miren Billelabeitia Bengoa, por Real Academia de la Lengua Vasca; Margarida Casacuberta i Rocarols, por Instituto de Estudios Catalanes; Ángel Luis Luján Atienza, por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE); Rafael Soler Medem, por la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE); Enrique Baena Peña, por la Asociación Española de Críticos Literarios; Mariano Guindal, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE); Rosa María Aradra Sánchez, por el Centro de Estudios de Género de la UNED y Pureza Canelo por el ministro de Educación, Cultura y Deporte. Lo presidió la subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, Mónica Fernández.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual