Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Literatura

1928, el año en el que las mujeres empezaron a correr

  • La escritora Carrie Snyder llega a España con su libro 'La corredora'

Portada de 'La corredora', de Carrie Snyder,

1928, el año en el que las mujeres empezaron a correr

Portada de 'La corredora', de Carrie Snyder,

0
28/09/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
Afortunadamente, pocos recuerdan que hasta 1928 las mujeres tenían prohibido correr en competiciones oficiales. Este hecho confirma que hoy en día plantearse si las atletas deben o no salir a la pista cuando se acerca la fecha de unas Olimpiadas parece algo irracional y de una época muy lejana, aunque no lo sea tanto. Por eso, la escritora canadiense Carrie Snyder (Ontario, 1974) ha querido recuperar con su novela ‘La corredora’ (Alfaguara, 2015) aquel momento histórico de los Juegos Olímpicos de Ámsterdam en 1928 donde las mujeres participaron por primera vez en las pruebas de atletismo de larga distancia.

El personaje principal, Aganetha Smart, revive el espíritu de la gesta del equipo femenino de Canadá en aquellas Olimpiadas. Una historia de superación que muestra la lucha de las mujeres "por intentar ser consideradas iguales que los hombres", explica la autora. Snyder afirma que la novela habla tanto de la lucha de las mujeres como de los atletas en su conjunto. Aunque, reconoce, "la historia se centra un poco más en las mujeres que tanto han perseguido en el siglo XX igualar sus derechos a los de los hombres".

"La protagonista representa a las mujeres atletas cuyas historias hemos olvidado. De alguna forma eso es bueno porque ahora damos por hecho que las mujeres pueden correr maratones y no nos lo planteamos", dice optimista la escritora. De hecho, tras los Juegos del 28, en algunos medios de comunicación se dijo que la mitad de las atletas que participaron terminaron exhaustas. Aquello influyó en la decisión del comité olímpico de prohibirles de nuevo competir en distancias superiores a los 200 metros. Hasta 1960 las mujeres no volvieron a correr los 800 metros y los maratones hasta 1984, hace solo 30 años.

Por eso, con la novela Snyder ha querido recordar estos momentos tan difíciles para muchas mujeres porque "no somos conscientes de lo recientes que son estos hechos. A veces es importante recordar la historia reciente para no olvidarla nunca". La joven autora, ya aclamada en Canadá, está considerada en su país como la firme sucesora de la nobel de Literatura Alice Munro y los críticos la han comparado con Virginia Woolf y Nicole Krauss.

La obra ya ha sido publicada en varios países y fue considerada por Amazon como uno de los libros del año. Ha sido galardonada con el Rogers Writers’ Trust Fiction Price y seleccionada para los Globe and Mail Top 100 Books. Su primer libro, ‘Hair Hat’, fue nominado al Premio Danuta Gleed. Le siguió ‘The Juliet Stories’, finalista del Premio de Ficción Governor General en su edición de 2012. También ha sido galardonada con el Premio Literario de Relatos CBC en 2006 y con el Premio de Literatura Waterloo Region Arts en 2012.

La novela tiene un ritmo ágil, un lenguaje muy cuidado y un personaje principal que despierta muchas emociones en el lector: Aganetha Smart, una anciana que empieza a recordar su vida cuando tiene ya 104 años. Desde su residencia y en silla de ruedas comienza a explicar su pasión desde niña por correr, y que no dejó de hacerlo hasta los 95 años: "No fue la fuerza lo que hizo de mí una corredora, sino el deseo de ser fuerte", dice en la novela.

Según Snyder, hay momentos en el libro en el que la protagonista corre para alcanzar una meta, pero otras que lo hace para escapar de la realidad. En estos últimos años, en los que parece que correr se ha puesto de moda, "hay mucha gente que empieza a correr y no saben muy bien por qué, y luego no quieren dejarlo. Eso es porque les aporta algo más". La autora, que estuvo entrenándose 6 años antes de ponerse a escribir la novela, reconoce que correr "da mucha paz, tu mente desconecta, te centras en lo que está haciendo tu cuerpo en ese momento. Es una forma muy simple de quemar energía o de quemar tus preocupaciones".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual