Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ARTE

Nueva luz para un Murillo oculto durante siglo y medio

  • El Prado restaura el 'San Pedro de los Venerables', expoliado en la ocupación napoleónica

El Museo del Prado ha presentado la obra de Bartolomé Estebán Murillo.

Nueva luz para un Murillo oculto durante siglo y medio

El Museo del Prado ha presentado la obra de Bartolomé Estebán Murillo.

EFE
0
11/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Durante siglo y medio solo sus propietarios pudieron disfrutar del ‘San Pedro penitente de los Venerables’, una gran y excepcional tela de Bartolomé Esteban Murillo que acaba de restaurar el taller del Museo de Prado. «Es una obra luminosa, un portento que estuvo condenado a la oscuridad durante siglo y medio, prácticamente desaparecida», lamentó Javier Portús, jefe del Departamento de Pintura Española del museo, al presentar este jueves la obra restaurada y ‘rescatada’ por la Fundacion Abengoa. Hasta enero de 2016 se podrá ver en la sala 17 de la pinacoteca, aneja a la que acoge la portentosa Inmacula que Murillo pintó en la misma época.

El lienzo, expoliado durante la ocupación napoleónica y oculto de facto desde mediados del siglo XVIII, fue comprado en junio de 2014 por la Fundación Focus-Abengoa a un coleccionista británico. La Fundación no ha desvelado la cifra que pagó por esta joya, aunque algunas fuentes reiteran que su precio fue inferior a los 13 millones de euros que desembolsó por la ‘Santa Rufina’ de Velázquez que Focus-Abengoa también adquirió en 2007. Tras su paso por el Prado regresará al Hospital de los Venerables, la sede sevillana de la Fundación.

La tela es «un tesoro nacional», a juicio de Miguel Zugaza, director del Prado, en cuyo taller ha estado durante casi un año en manos de la restauradora María Álvarez-Garcillán, gran experta en Murillo. Ha devuelto «toda su luz y la verdadera suavidad de su colorido» a una tela que estaba «en buen estado pero oscura, apagada y sin volumen». Estamos ante un Murillo maduro, que usa con maestría la perspectiva y la proporción. «Había que encontrar el camino para llegar al alma del cuadro, recuperar su mensaje, sobre todo la luminosidad, la transparencia y la forma en la que Murillo utilizó la materia para expresarse», explica la restauradora, que se esforzó en «comprender la composición, la intención del Murillo por colocar los elementos en escena».

También Anabel Morillo, directora de la Fundación Focus-Abengoa, habla de «una obra excepcional» que mantiene un poderoso vínculo con Sevilla. La restauración le devuelve «parte del alma y de la identidad artística de Murillo», aseguró, destacando la «carga emocional» que tiene para Sevilla su regreso al Hospital de los Venerables.

UNA SOLA FOTO

Portús explicó cómo en el último catálogo razonado de Murillo, publicado por Diego Angulo de 1982, solo aparecía una fotografía en blanco y negro de un lienzo casi ‘secuestrado’ que sus propietarios no exhibieron jamás en público.

Murillo lo pintó por encargo de su mejor y gran protector, el acaudalado Justino de Neve, quien legó la tela al Hospital de los Venerables en 1685. En el retablo de la iglesia barroca de esa casa se expuso desde 1701, hasta que el mariscal francés Nicolas Jean-de-Dieu Soult se lo llevó como botín en la Guerra de la Independencia y lo incorporó a su colección. A su muerte, en 1851, los herederos del militar francés lo vendieron y estuvo desde entonces en manos privadas.

Abengoa lo compró a un coleccionista de origen iraní que residía en la Isla de Man y lo donó a su Fundación Focus-Abengoa. Su penúltimo propietario lo adquirió en 2005. Con ayuda de Sotheby’s, había levantado la liebre Gabriele Finaldile, conocedor del cuadro, antiguo director de Investigación y Conservación del Museo Nacional del Prado y comisario de la exposición ‘Murillo y Justino de Neve. El Arte de la Amistad’, que se pudo ver en el Prado, en Focus-Abengoa y en la Dulwich Picture Gallery.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual