Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Música

Slash y Axl Rose entierran el hacha de guerra

  • El guitarrista asegura haber recuperado la relación con el líder de Guns N' Roses

El líder de la banda Guns N'Roses, Axl Rose.

Slash y Axl Rose entierran el hacha de guerra

El líder de la banda Guns N'Roses, Axl Rose.

EFE
0
27/08/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Llevaban ya unos meses -los mismos que el guitarrista está dedicando a girar con su último álbum en solitario, 'World On Fire' (Dik Hayd International, 2014)- amagando con el reencuentro y ha sido esta semana cuando se ha confirmado: Slash y Axl Rose han enterrado el hacha de guerra. Al menos, eso dijo el exguitarrista de Guns N' Roses, de icónico sombrero de copa y aro en la nariz, durante la entrevista que ofreció a Aftonblandet TV, en la que explicó que ambos han estado hablando: "Era una historia ya muy superada. Pero ahora las cosas están bien; hemos dejado atrás parte de esa negatividad que estaba ahí desde hace tanto tiempo".

El paso es importante porque no han aparecido juntos en público desde que en 1994 Slash y otros dos miembros del grupo dieran pasaporte a la banda que los había puesto en el mapa. Atrás quedaban clásicos del rock como 'Appetite for Destruction' (Geffen Records, 1987) y las dos entregas de 'Use Your Illusion' (Geffen Records, 1991), entre otros. Axl se quedaba solo, al frente de un nombre que, además de haber vendido más de cien millones de álbumes en todo el planeta, le ha seguido reportando grandes beneficios, merced sus conciertos, junto a distintos mercenarios del instrumento.

Por el camino, el lenguaraz pelirrojo ha ido calentando el ambiente. Tuvo su gracia el hecho de que los nuevos miembros de la banda rehicieran algunas de las guitarras y las voces de 'Live Era: 87-93' (Geffen Records, 1999), un doble CD con grabaciones en vivo a lo largo de los seis años que se indican en el título del disco. Menos cómico fue, sobre todo para la casa discográfica, que Axl Rose tardara la friolera de catorce años en grabar y pulir 'Chinese Democracy' (Geffen Records, 2008), la última referencia de la banda. Con un coste de 13 millones de dólares, casi 11,5 millones de euros, es considerado el disco más caro de la historia y fue un auténtico desastre en ventas. Para quitarse la espina, Axl ofrecía una entrevista en la que abría las puertas a una reunión con los miembros originales pero no con Slash, que "era un cáncer" que había que "extirpar". Incluso en 2012, cuando la formación entró en el Salón de la Fama, los únicos que no acudieron al homenaje fueron Izzy Stradlin, que ha seguido colaborando con el cantante, y Axl Rose, que escribió una carta en la que rechazaba el evento y aseguraba que las cosas con los antiguos miembros de Guns N' Roses no habían cambiado.

Ahora huele a futura reunión, y más teniendo cuenta que dj Ashba y Bumblefoot, dos de los guitarristas con los que Axl Rose giraba desde hace años, acaban de abandonar la formación para dedicarse a sus proyectos personales. Pero Slash se cierra en banda cuando le preguntan al respecto y Axl aún no ha dicho ni pío.

Curiosamente, en otra entrevista ofrecida hace dos meses a CBS News, el guitarrista era mucho más claro: "Tengo que ser muy cauto con lo que digo, o sea, si todo el mundo quiere hacerlo y lo hacemos por las razones correctas, a los fans les va a encantar. Creo que intentarlo puede ser muy divertido. Nunca digas nunca".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual