Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Teatro

Concha Velasco encarnará a Juana la Loca en un monólogo

  • La obra de Gerardo Vera se estrenará en 2016 en Sevilla y viajará después a Madrid

0
Actualizada 19/08/2015 a las 17:35
Etiquetas
  • EFE. Madrid
Concha Velasco se ha metido en la piel de mujeres únicas, como Santa Teresa o Hécuba, y ahora volverá a encarnar a otra mujer fascinante, Juana la Loca, en un monólogo escrito por Ernesto Caballero, que dirigirá Gerardo Vera y que estrenará en 2016 en Sevilla.

"Tengo una ilusión tremenda, estoy segura que va a ser uno de los personajes más importantes de mi vida. Ahora no paro de estudiar, me levanto a las 6 de la mañana para leer y me doy cuenta de lo poco que sé de historia, Juan la Loca es la gran desconocida", explica 'La Velasco', con esa vitalidad y pasión que pone esta actriz en todo lo que hace.

Unas características de la intérprete, nacida en Valladolid hace 77 años, que han hecho que desde el principio, el dramaturgo y actual director del Centro Dramático Nacional Ernesto Caballero pensara en ella para el papel de 'Juana, Reina de Castilla'.

"A medida que iba escribiendo el monólogo y viendo la cara y los gestos del personaje, iba pensando en Concha, porque necesitaba que el personaje tuviera vitalidad y alegría, deseo de reinventarse y de dejar las mazmorras, y eso solo podía hacerlo una actriz inmensa como es Concha Velasco", argumenta Ernesto Caballero.

La obra, que dirigirá otro grande de la escena, Gerardo Vera -con quien hasta ahora nunca había trabajado la actriz-, se estrenará en abril del 2016 en Sevilla y después irá a Madrid, al teatro de la Abadía.

Pero antes, todo este 2015 y hasta marzo de 2016, Concha Velasco seguirá interpretando 'Olivia y Eugenio' por España, el exitoso montaje de José Carlos Plaza, en el que la actriz da vida a la madre de un chico con síndrome de Down.

El monólogo de Juana I de Castilla, Juana la Loca, es un oratorio que Caballero presenta en el momento en que la reina sabe que va a morir y hace una confesión en la que repasa toda su vida.

"Ahí aparece un personaje que va más allá de las etiquetas, como la de ser un icono de la locura por amor -precisa Ernesto Caballero-. Fue una persona fascinante, muy sensible y culta con valores del Renacimiento, hablaba latín, francés, era música. Nació fuera de lugar y de su tiempo".

Para el dramaturgo, Juana la Loca fue "objeto de linchamiento, como podría serlo hoy en las redes sociales".

"Se la condenó a una muerte civil a partir de la utilización interesada de sus brotes o arrebatos -dice-; algunos justificados por la patología que había heredado de su abuela materna, Isabel de Portugal; otras reacciones naturales se justifican por las situaciones que atravesaba: le arrebataron a sus hijos, la encerraron más de 40 años", añade.

"Estuvo manipulada por su padre -Fernando el Católico-, por su marido -Felipe el Hermoso- y después por su hijo Carlos V", precisa Caballero, quien subraya que la ficción le ha permitido especular y crear una figura a partir de una peripecia vital compleja que hace ver a un personaje "valiente y único, a una reina sola, un personaje que no se ajustó a los parámetros sociales de lo que se esperaba de ella".

Y esta reina compleja tiene prendida a Concha Velasco. "Me tiene fascinada -reconoce-, la obra empieza diciendo al confesor que en qué idioma quiere que le haga la confesión, si en latín, griego o francés; eso te hace ver el nivel de esta mujer, que fue muy desconocida y avanzada. No fue la que nos ponen siempre como la enajenada por amor", matiza.

Y, así, 'La Velasco' se pondrá en la piel de una reina mayor. "Murió a los 75 años, tuvo una vida muy larga para esa época", añade, pero también mirará hacia atrás para interpretar los recuerdos de una reina joven, a una niña de 16 años, cuando se casó con el archiduque Felipe de Austria, con el sobrenombre de Felipe El Hermoso.

"Antes no podía leer porque tuve un problema de visión tremendo por culpa de un tratamiento, que me creó una catarata, pero, ahora recuperada, ya no paro y estudio y estudio", confiesa la actriz.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual