Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Literatura

'La puerta abierta' al pensamiento íntimo de Helen Keller

  • El libro de la activista se publica en España sesenta años después de su edición original

La escritora y activista Helen Keller.

'La puerta abierta' al pensamiento íntimo de Helen Keller

La escritora y activista Helen Keller.

EFE
0
Actualizada 02/05/2015 a las 13:55
Etiquetas
  • EFE. Madrid
Winston Churchill la definió como "la mujer más extraordinaria de su época" y Arthur Penn retrató su epopeya vital en la oscarizada 'El milagro de Ana Sullivan' (1962). Ahora, por primera vez, se publica en España 'La puerta abierta', un compendio de la esencia del pensamiento optimista de Helen Keller.

La escritora y activista, nacida en Alabama en 1880, perdió la visión y la audición por una enfermedad con solo diecinueve meses de vida, cuando aún no había desarrollado sus capacidades lingüísticas.

Hasta los siete años vivió en la oscuridad total, presa de la ira, en un estado semisalvaje, pero la paciencia y buen hacer de Anne Sullivan, una educadora que finalmente se encargó de ella, cambiaron su sino hasta el punto de convertirla en una celebridad.

Una de las grandes frases de Helen Keller recogidas en este libro, editado por Plataforma Editorial, dice así: "Cuando se cierra una puerta de felicidad, otra se abre; pero con frecuencia nos quedamos mirando durante tanto tiempo la puerta cerrada, que no vemos la que se ha abierto para nosotros".

La comprensión de la palabra "agua" fue para Keller esa puerta de acceso al mundo exterior y a la vida, tal y como reflejaron Anne Bancroft y Patty Duke en la película de Penn. Pero la lección es extensible a casi cualquier ejercicio humano de superación y perseverancia.

En 'La puerta abierta' Keller reflexiona sobre conceptos como la amistad, la pérdida, las trampas del ego, la alegría, la creatividad y hasta la belleza, realidades que muchos podrían imaginar inasibles para una persona con sus limitaciones físicas.

"La seguridad es en gran parte una superstición. La vida es una aventura atrevida o no es nada", dice en uno de los capítulos esta mujer, que se convirtió en la primera sorda en licenciarse en la Universidad en Estados Unidos, y fue amiga de Mark Twain o Charles Chaplin.

"Solo a través del sufrimiento se puede fortalecer el alma, aclarar la visión, inspirar la ambición y alcanzar el éxito", señala en otro punto.

"Los grandes estudiosos del cerebro humano habrían flipado si, con los conocimientos de hoy en día, hubiesen podido entrar en la mente de Helen Keller", reflexiona Jordi Nadal, editor de 'La puerta abierta', y admirador ferviente de la escritora.

"A los siete años en la educación normalmente llegas ya tarde. Es complicadísimo recuperar a un niño adoptado que ha sufrido a partir de los dos años, tiene una herida brutal. Imagínate salir de donde salió ella. Es la mujer más extraordinaria del mundo", añade.

La odisea de la publicación del libro en España, casi sesenta años después de su edición original, no deja de ser un ejemplo de inspiración en sus enseñanzas.

"Ha sido complicadísimo comprar los derechos, tres años picando piedra", explica Nadal, quien finalmente decidió pagarse un billete a Nueva York para convencer a los responsables de la fundación que gestiona su legado.

"Somos la empresa de la impaciencia constante y la paciencia infinita", agrega el director de Plataforma Editorial, que en 2012 logró publicar una recopilación de aforismos de Albert Camus después de veinte años intentándolo.

'La puerta abierta' es también un libro profundamente religioso, aunque en muchos casos sus reflexiones sobre la fe tienen una lectura espiritual amplia, una iluminación que va estrechamente ligada a su paso por "el corazón de las tinieblas".

"Sé lo que es el mal. Una o dos veces he luchado contra él y durante un tiempo sentí su escalofriante presencia en mi vida (...) Puedo decir con convicción que la lucha que provoca el mal es una de las bendiciones más grandes. Nos hace hombres y mujeres más fuertes, pacientes y serviciales", escribía Helen Keller.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual