Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MÚSICA

Los cajones peruanos marcan el ritmo de las calles de Lima

Más de 2.400 se reunieron en la inauguración del Festival Internacional del Cajón Peruano.

Los cajones peruanos marcan el ritmo de las calles de Lima

Los cajones peruanos marcan el ritmo de las calles de Lima

La octava edición del Festival Internacional del Cajón Peruano arrancó con una concentración récord.

EFE
0
Actualizada 26/04/2015 a las 10:06
  • EFE. LIMA (PERÚ)
Más de dos mil personas se reunieron en la inauguración de la octava edición del Festival Internacional del Cajón Peruano para participar en una multitudinaria "cajoneada" en homenaje al fallecido músico Rafael Santa Cruz, promotor del certamen y uno de los mayores difusores del instrumento en el mundo, informaron sus organizadores.

El certamen, que se celebrará hasta el 2 de mayo, logró su objetivo de reunir en la Plaza de Armas de Lima a 2.420 participantes para superar así el récord mundial del mayor número de personas tocando el cajón peruano al unísono, marca que ostentaba el mismo festival cuando en 2012 reunió a 1.476 participantes.

El nuevo récord todavía debe ser refrendado por el jurado a través de las imágenes y listados de participantes que la organización del certamen debe enviar a los jueces, señalaron fuentes de la organización.

La esposa de Santa Cruz, Julie Guillerot, actual directora del festival, explicó que el certamen "era como un hijo más para Rafael", fallecido en agosto de 2014 a los 53 años, por lo que decidieron continuar su legado, cuyo "gran sueño era juntar este año a 2.015 cajoneros, y se superó la cifra".

De manera simultánea a la "cajoneada" en el centro histórico de Lima, también hubo otras "tocadas" en Perú y en el extranjero, que en total sumaron más de 3.600 participantes.

Entre los que participaron a distancia de la "cajoneada" se encuentra un millar de reclusos de la prisión limeña de Lurigancho, quienes fabricaron sus cajones en el taller de carpintería del penal, como parte de un programa impulsado por Santa Cruz.

También hubo "cajoneadas" simultáneas en la ciudad peruana de Chiclayo, a 780 kilómetros al norte de Lima, en la que participaron 200 personas, además de otras con pequeños grupos de peruanos residentes en Venezuela y en las ciudades estadounidenses de Oakland, Seattle, Oregón y Remo.

La "cajoneada" marca el inicio del festival, "la primera edición sin la presencia física de Rafael", recordó a Efe Guillerot, quien junto a su hijo Jair Santa Cruz asumieron las riendas del certamen para que fuera "un homenaje de principio a fin" al músico fallecido.

"Seguimos con su legado y con el camino que él nos había trazado para seguir difundiendo el cajón peruano", dijo Guillerot.

Jair Santa Cruz indicó a Efe que "todo lo que queda del festival es un homenaje para 'Rafo', que trabajó muy duro para que el certamen se hiciera anualmente".

El festival presentará desde hoy y hasta el próximo sábado un conjunto de actuaciones en el Centro Cultural de España (CCE) en Lima con artistas invitados de Argentina, México, Chile, España, Estados Unidos y Colombia.

"Tenemos a un grupo muy especial de invitados percusionistas que desean rendirle su homenaje a Rafael con conciertos, clases maestras y conversatorios", comentó Guillerot.

El certamen concluirá con un concierto de gala titulado "RE-Percusión: el viaje del cajón" en el Gran Teatro Nacional de Lima, "que reunirá a más de treinta percusionistas, en una orquesta creada por Rafael", que en esta ocasión "escenificará sus viajes por el mundo difundiendo el cajón".

Otra novedad del festival es una exposición en el CCE dedicada a Santa Cruz, donde se presentan instrumentos de la cultura afroperuana y testimonios de los amigos y allegados del músico.

Gracias a las investigaciones de Santa Cruz, se conoce que el cajón se originó en el distrito del Rímac, a unos pasos de la Plaza de Armas limeña, y que se remonta aproximadamente al inicio de la Independencia de Perú, en 1821.

Según relatos del propio Rafael, Paco De Lucía se quedó prendado en una fiesta en Lima en 1980 con este instrumento y que su entonces percusionista, Rubem Dantas, aprendió algunos ritmos afroperuanos del cajonero Carlos "Caitro" Soto, para posteriormente convertirlo en un elemento esencial del flamenco actual.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual