Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Literatura

Márkaris: "Europa desprecia la cultura y carece de ideas"

  • El escritor griego no simpatiza con Syriza, pero le desea "lo mejor por el bien del país"

El escritor griego Petros Márkaris.

Márkaris: "Europa desprecia la cultura y carece de ideas"

El escritor griego Petros Márkaris.

EFE
0
21/04/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid
Petros Márkaris (Estambul, 1937) no alberga la menor simpatía hacia el actual gobierno griego. Pero le desea "lo mejor". Si le va bien, será bueno para un país carcomido por la crisis y frenará el ascenso de los neonazis de Amanecer Dorado. El escritor y creador del comisario Kostas Jaritos cierra la tetralogía que ha dedicado a la crisis con 'Hasta aquí hemos llegado' (Tusqutes). Márkaris no oculta su "cabreo con Europa, con la clase política y con la ciudadanía griega", que no entona el "mea culpa" y no reconoce su responsabilidad en la crisis. Le duele que Europa "desprecie la cultura en favor de los mercados" y que "carezca de ideas" para atajar la crisis. Clama por la revisión de la política migratoria de Bruselas un día después de que casi un millar de seres humanos murieran cruzando el Mediterráneo en un barco ataúd en pos de una vida mejor.

"Hoy las relaciones greco-alemanas son tan malas como en 2010 y se vuelva hablar de la salida de Grecia del euro. Y eso es para mí es un desastre", reflexionó con voz poderosa un gesticulante Márkaris, de visita promocional en España. "No tengo ninguna fe en el gobierno de Alexis Tsipras pero, me guste o no Syriza, quiero que tenga éxito por el bien de Grecia", admitió. "Si fracasan, los neonazis van a ganar tantísimo espacio que todo el mundo tendrá miedo", agregó el escritor, periodista y guionista.

"Europa no tiene ideas y eso me desespera. Volvemos a posiciones de hace cuatro años y estoy harto", señaló Márkaris, que admitió estar "más cabreado" que al principio de la crisis y precisó que su enfado "no es solo con Europa". Lo extiende "a la clase política y a los griegos de a pie". "No son conscientes de su errores y eso me enfada", dijo, aunque crea que, "con errores o sin ellos, los griegos no tiene el poder y la resistencia para empezar a luchar de nuevo".

"Estoy harto de escribir sobre la crisis y cierro la serie, lo que no quiere decir que la crisis se haya acabado", explicó Márkaris, que publicó antes 'Con el agua al cuello', 'Liquidación final' y 'Pan, educación, libertad'. "Había escrito sobre banqueros, evasores de impuestos y la generación política de la dictadura, pero me di cuenta de que me faltaba hablar de la gente de a pie, de la gente común".

Pidió a Europa cambios tanto en su relación con Grecia como en su política migratoria horas después de que el mar se tragara cientos de vidas. "Los países del sur sufren para que los del centro de Europa se sientan sanos y a salvo de los inmigrantes", denunció. "El centro de Europa se protege tanto en las finanzas como en la inmigración y esto no funciona". "No tengo la solución, pero sé que lo países del Mediterráneo sufren una enorme tragedia humana".

Cree que el futuro de Europa pasa por una cultura realmente común y recurre a Jean Monet, el 'padre' de la Europa unida. "Dijo que si tuviera que comenzar de nuevo el proceso de unificación empezaría desde la política y la cultura, no desde los mercados". "No hay un discurso político europeo, solo económico, y si queremos unir a la gente necesitamos política y cultura, no economía", aseguró. "El discurso económico empuja a cada país a defender sus intereses. Nadie habla de cultura hoy en Europa, cuando ha sido el gran centro cultural en la historia del humanidad". "La cultura se desprecia, no interesa a los mercados, y sin cultura no veo cómo la Europa de hoy se mantendrá unida", dijo reclamando a Bruselas "un par de libros de texto comunes para toda Europa".

POPULISMO Y CRISIS

Sitúa su nueva novela en una Atenas devastada por la crisis en la que Katerina, hija de Jaritos y abogada que defiende a inmigrantes, sufrirá una brutal agresión de los neonazis de Amanecer Dorado a la puerta de un juzgado. "A diferencia de España, en Grecia hay un partido neonazi como tercera fuerza política. Su ascenso es fruto de la crisis y tienen hoy el 6,2 por ciento de los votos con su líder en la cárcel", explicó. "Me da miedo que esto pueda pasar en España. Si el PP pierde mucho en las próximas elecciones podría disolverse y generar una situación parecida".

"La crisis griega fue creada por los griegos. Ellos han cometido los errores, no los otros. Podemos hablar de cuán eficientes son las soluciones propuestas, pero no podemos esconder nuestros errores". "Por desgracia, tenemos muy malas costumbre y entre ellas, en lo político y lo personal, es que nunca nos preguntamos por nuestros fallos y olvidamos el pasado", lamentó Márkaris, que sitúa el origen de la catástrofe griega en 2004. "Cuando todo el mundo estaba encantado con los Juegos Olímpicos, dije que serían el inicio del desastre". "Entonces se jodió todo", resumió remitiendo al lector a 'Suicidio perfecto'. "Solo si comprendemos qué hicimos mal, lo corregiremos. Pero si decimos que todo es culpa de Alemania y el Fondo Monetario Internacional, malo".

Syriza no le inspira la menor simpatía. "Ahora la valoro incluso peor", dijo Márkaris, que soltó una sonora carcajada al saber que el ministro de economía griego, Yanis Varoufakis, ha sido la víspera protagonista de un programa de gran audiencia en España. "Syriza comenzó con un cuatro por ciento y en una década ha pasado a un 39. Nacieron con la crisis. No sé como será de fuerte Podemos en España, pero es también el resultado de la crisis, que ha creado nuevas formaciones políticas que no siempre son fiables y que surgen del enfado y la protesta". "Soy muy pesimista, pero no estoy resignado con la situación en mi país aunque lo que veo no me gusta nada".

Cree Márkaris que el gran error "empezó con el gobierno anterior". "Tras las elecciones Europeas que ganó Syriza, la coalición gobernante quiso emular su éxito y ser más populista. El populismo entró en el gobierno, dejaron de hablar de reformas y empezaron a decir que la crisis se había acabado. Pero eso no es salir de la crisis. Todo empeoró. Perdieron y la alternativa era una nueva coalición de la izquierda con la extrema populista de derechas jugando a lo mismo. ¿Por qué debería ser optimista?".

Cerrar la serie sobre la crisis no quiere decir, "ni mucho menos", que Márkaris vaya a retirar a Jaritos. "Ni él ni yo nos jubilaremos; no somos idiotas y con la crisis los dos necesitamos seguir trabajando". La próxima novela de Jaritos será "sobre una Grecia que vuelve a los buenos tiempos".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual