Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Cine

Leticia Dolera dirige 'Requisitos para ser una persona normal'

  • En su debut como directora de largometrajes, lanza "un canto a la libertad y a la diferencia"

Dolera, durante la presentación del filme en el Festival de Málaga.

Leticia Dolera dirige 'Requisitos para ser una persona normal'

Dolera, durante la presentación del filme en el Festival de Málaga.

EFE
0
Actualizada 21/04/2015 a las 16:42
Etiquetas
  • Europa Press. Málaga
En su debut como directora de largometrajes, Leticia Dolera ha optado por lanzar "un canto a la libertad y a la diferencia". Eso es 'Requisitos para ser una persona normal', según la actriz catalana, que también firma el guión y protagoniza esta comedia que nace de esa sensación de no encajar que todo el mundo ha tenido en algún momento de su vida.

María de las Montañas, la protagonista de la película, es una chica de treinta años un tanto peculiar y que se encuentra en un momento de su vida en el que las cosas parecen no encajar. No tiene trabajo, le acaban de echar del piso donde vive por no pagar el alquiler, la relación con su familia deja mucho que desear y su vida romántica hace tiempo que es inexistente.

Un día, en una entrevista de trabajo le preguntan: "¿Qué tipo de persona se considera?", a lo que ella responde: "Una persona normal". "Bueno, ¿qué es para ti una persona normal?". Entonces la protagonista se marcará como objetivo convertirse en una persona normal y, para eso, primero deberá descubrir en qué consiste eso exactamente.

Dolera explicó que la película nace de una "sensación personal" que ella misma ha tenido más de una vez en su vida. "Esa sensación de no encajar en algún sitio, de sentir que estás fuera de lugar y que tienes que cambiar cosas de ti, de tu forma de ser o de cómo enfocas tu vida, para encajar en la sociedad".

Así, se refirió a los mensajes que "permanentemente" manda la sociedad sobre "una supuesta normalidad". "Nos dicen qué talla tenemos que tener, qué tipo de ropa tenemos que llevar, a qué trabajo debemos aspirar, qué pareja debemos desear... y eso es lo que le pasa a María de las Montañas, que no se siente muy a gusto en su piel y que decide que para ser feliz lo que va hacer es convertirse en una persona normal, y elabora esa lista de requisitos que, en realidad, le vienen dados".

Dolera insistió en que "no deberíamos tener ninguna lista de requisitos", sino que "lo mejor a lo que podemos aspirar es a ser nosotros mismos". Animó a "inventar e improvisar cada día nuestra lista de requisitos". La película es, en este sentido, "un canto a la libertad y a la diferencia y, realmente, lo que nos hace diferentes es lo que nos hace únicos y especiales".

Asimismo, sobre el carácter de "película de autoayuda" de este filme, la directora y actriz definió el cine como una herramienta útil para la psicología, "porque uno hace y ve películas para entenderse a sí mismo y a los demás", y señaló que "al final todos somos gente perdida". Pero, más allá de eso, Dolera afirmó que "lo que más me gustaría es que la gente salga contenta del cine y con ganas de reír, de bailar y de escribir sus propios requisitos".

La cinta tiene una estética cuidada, "colorista pero no estridente", conseguida a través de la elección de las localizaciones, el uso de los colores y de la música. Sobre este último elemento, Dolera subrayó que tenía claro desde el principio que "no quería una banda sonora al uso", sino hacerla con canciones.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual