Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Obituario

Eduardo Galeano, un escritor "indignado" y rebelde

  • 'Las venas abiertas de América' se centra en los abusos de los colonizadores en el continente

El escritor uruguayo Eduardo Galeano.

Eduardo Galeano, un escritor "indignado" y rebelde

El escritor uruguayo Eduardo Galeano.

AFP
0
Actualizada 14/04/2015 a las 10:52
Etiquetas
  • EFE. Montevideo
El escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano, fallecido el lunes a los 74 años, difundió su visión crítica del mundo fuera y dentro de sus libros y se convirtió en un referente para la izquierda latinoamericana y también para artistas como Calle 13, Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina.

"Yo aprendí hace muchos años que la vida consiste en elegir entre indignos e indignados, y yo estoy siempre con los indignados", dijo Galeano en una entrevista en 2013.

La definición que hizo de Galeano el líder izquierdista Cuauhtémoc Cárdenas en México cuando ganó el premio Amalia Solórzano en 2012 es la de un "militante firme por las luchas de la soberanía nacional, la democracia y contra las dictaduras", a lo que habría que añadir que amaba las revoluciones.

Fue uno de los primeros en apoyar a los zapatistas en México y en mostrar su admiración por el comandante Marcos; las revueltas populares en Oriente Medio y el norte de África le parecieron un "fuego hermoso" y se mostró feliz con el movimiento de los indignados en España, que definió como una "pura vitamina de esperanza", porque demostraba que "todo puede cambiar".

Pero sobre todo respaldó la llegada de la izquierda a los Gobiernos de América Latina, un proceso de cambio que definió como "profundo", "diverso" y "hermoso", pero a la vez "bastante incomprensible para el norte del mundo".

Para Galeano, nacido en Montevideo el 3 de septiembre de 1940, el sistema que rige el mundo estaba "pidiendo a gritos ser cambiado" y debía ser reemplazado por otro que no estuviera "organizado en contra de la gente".

Su horror a las dictaduras le llevó a dejar Uruguay en 1973, cuando se produjo el golpe cívico-militar, y tres años después debió abandonar Argentina, donde se había exiliado, por otro golpe.

Sin embargo, estaba convencido de que la dictadura más peligrosa y universal es "la de los amos de las finanzas".

Su obra más conocida, 'Las venas abiertas de América', publicada por primera vez en 1971 y centrada en los abusos que los colonizadores cometieron contra los pueblos originarios de América y del saqueo de recursos que siguió, sigue vendiéndose más de cuarenta años después, por lo que sus editores la califican como un 'long seller'.

Pero cuando las ventas se dispararon de verdad fue en 2009, después de que el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, le regalara el ensayo del uruguayo a su colega de EE UU, Barack Obama, durante una cumbre de las Américas.

Situado como uno de los autores más influyentes de la izquierda y reverenciado por presidentes como Chávez, el boliviano Evo Morales y el ecuatoriano Rafael Correa, también fue crítico con sus correligionarios.

Su rebeldía abarcaba no solo a la política. El fútbol, una de las pasiones del laureado escritor, hincha del Nacional de Montevideo y admirador del futbolista argentino del Barcelona Lionel Messi -el único jugador que le hacía "soñar y amar"-, tampoco escapaba a su ojo crítico.

"Hay dictaduras visibles e invisibles. La estructura de poder del fútbol en el mundo es monárquica. Es la monarquía más secreta del mundo", señaló Galeano en una entrevista.

El lunes, día de su fallecimiento tras varios años luchando contra un cáncer de pulmón, el mundo rindió homenaje a su obra, traducida a más de veinte lenguas.

"Las historias vinieron a mí, fueron generosas conmigo. Toc, toc, me golpearon en el hombro y en la espalda y me dijeron: cuéntame, que vale la pena", resumía uno de los uruguayos más internacionales.

Galeano fue también una persona amante de la buena vida y de la amistad. Le gustaba atender a quienes lo pedían en un café del centro de Montevideo y entre sus amigos se contaban los cantautores españoles Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina, que siempre que pasaban por Montevideo solían visitarle.

También se llevaba bien con los puertorriqueños de Calle 13, para quienes grabó una introducción para el vídeo de su disco 'Multiviral' en la que habla precisamente del viaje entre la vida y la muerte y llama a no vivir con miedo.

"El miedo amenaza. Si usted ama tendrá sida, si fuma tendrá cáncer, si respira tendrá contaminación, si bebe tendrá accidentes, si come tendrá colesterol, si habla tendrá desempleo, si camina tendrá violencia, si piensa tendrá angustia, si duda tendrá locura, si siente tendrá soledad", señala en un vídeo.

Su filosofía de vida era que "para tener aliento, hay que tener desaliento, para levantarse hay que saber caerse, para ganar hay que saber perder y hay que saber que la vida es así no más y que te caes y te levantas muchas veces".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual