Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Literatura

Lena Andersson deconstruye el amor en su novela

  • 'Apropiación indebida' ha sido un fenómeno editorial en Suecia, con 200.000 ejemplares vendidos

0
06/04/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • E.PRESS. BARCELONA
La autora sueca Lena Andersson deconstruye el amor y sus mecanismos psicológicos en 'Apropiación indebida' (Alfaguara/Angle Editorial), título que ha sido todo un fenómeno editorial en su país, con 200.000 ejemplares vendidos.

En una entrevista de Europa Press, ha defendido que su novela "no es una historia de amor, sino una deconstrucción", porque mira los fragmentos del amor y no su totalidad, lejos de los parámetros habituales de una historia de amantes sin final feliz donde los dos protagonistas se enfrentan a los mismos obstáculos.

"Esto es profundamente diferente: es más sobre los mecanismos psicológicos", ha expresado Andersson, que ha aplicado a su obra el mismo método que a sus ensayos sobre política y filosofía, de manera que muchos fragmentos de la novela se leen casi como un ensayo, ha dicho.

En el libro, Ester Nilsson, poeta y ensayista de 31 años, se enamora del artista Hugo Rask, en una historia de entrega que habla sobre hasta qué punto los protagonistas están dispuestos a engañarse a sí mismos llevados por su ansia de ser amados.

UNA IDEA DE LA ADOLESCENCIA

La autora ha explicado que esta novela parte de una idea que tuvo hace 12 años, aunque en realidad todo empezó a gestarse cuando ella era adolescente y pudo ver películas como 'Memorias de África': "Me encantaron esos grandes sentimientos. Entendí que eran importantes".

"No iba a esperar menos de la vida", ha dicho la autora sobre su propia experiencia, que, sin embargo, empezó a escribir esta historia sin grandes expectativas, pensando que ya sería mucho si llegaba a los 200 lectores.

Según ha dicho, debatió esta idea con sus amigos hasta reparar en que era un tema interesante para una novela, aunque ha sido necesario que ella pasara por ciertas experiencias de la vida para escribir sobre ello.

Uno de los retos era dar a entender cómo no todo el mundo tiene la misma concepción del amor y, de hecho, sus protagonistas se lo toman de manera muy distinta: ella lo hace seriamente, y él desde una interpretación narcisista.

La autora ha comentado que "el punto principal era cómo estas dos personas se conocen y tienen dos mundos en conflicto, ya que ven el amor de forma muy diferente", porque además él es la persona equivocada para ella.

Andersson ha explicado que su protagonista "no está interesada en jugar a este juego", y que además no entiende lo que hace y las consecuencias, mientras que él es un narcisista y está más interesado en sí mismo, tratando siempre de mostrarse como una persona agradable hacia los demás.

"Ante una persona claramente enamorada tienes que ser brutalmente claro, no ir tentándola y mandando señales equivocadas", ha dicho la autora, que, sin embargo, se ha confesado gran fan del amor.

Ha admitido que Ester tiene algo que ver con ella: "En Suecia nunca lo dije porque había mucha atención sobre mi persona y se pondrían a indagar en mi vida privada", ha comentado, asumiendo que emocionalmente son muy parecidas.

Andersson es escritora y periodista, ha trabajado como crítica literaria del diario 'Svenska Dagbaldet', y actualmente escribe columnas para el periódico sueco 'Dagens Nyheter' y para la revista 'Fokus'; y es considerada una de las analistas políticas más influyentes del país escandinavo.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual