Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Literatura

La escritora Dolores Redondo consuma su disección del mal

  • 'Ofrenda a la tormenta' es el final de la trilogía del Baztan de la autora afincada en Navarra

La escritora Dolores Redondo

La escritora Dolores Redondo

EFE
0
Actualizada 26/11/2014 a las 09:46
  • Colpisa. Elizondo
Hace apenas dos años, la original propuesta de 'El guardián invisible' (Destino) convirtió a Dolores Redondo (San Sebastián, 1969) en el fenómeno editorial de la temporada y demostró que la novela negra sigue gozando de buena salud en España, consolidándose como uno de los géneros más leídos, incluso ahora que el estallido nórdico parece haber amainado. La autora repitió hazaña con la segunda entrega de su historia, 'Legado en los huesos', consolidándose en las listas de los más vendidos y llamando la atención de editores de numerosos países. Ahora, con 32 sellos internacionales ultimando la publicación de su obra por todo el globo y los derechos cinematográficos adquiridos por los productores de la saga 'Millennium', la autora rubrica su trilogía del Baztan con 'Ofrenda a la tormenta', el esperadísimo final de esta saga que ha logrado congregar hasta el momento a más de 400.000 lectores. Un éxito que este martes corroboraron los profesionales del sector: a la hora de salir a la venta, las librerías ya reclamaban una segunda edición.

La clave del éxito parece residir en la contundente y certera mezcla de misterio y leyenda que acciona con precisión los resortes clásicos del thriller policiaco y que enlaza con destreza las supersticiones ancestrales que aún perduran en la zona del valle del Baztan, cuyo legado mitológico articula la trama de asesinatos rituales que investiga la protagonista, la inspectora de la Policía Foral de Navarra Amaia Salazar, una mujer inteligente, dura y marcada por traumas arrastrados desde la infancia que ya forma parte de la historia del género. "El éxito es como un caballo loco o un toro bravo; no puedes controlarlo, así que solo te queda agarrarte fuerte, sonreír y disfrutar de ello mientras dure", explicó la autora durante la presentación en Elizondo, la señorial y umbría localidad donde sitúa el grueso de la trama literaria.

La apuesta de Redondo logró el respaldo unánime de la crítica especializada pero, sobre todo, el de un público fiel que la ha encumbrado a los altares del género y que no duda en peregrinar hasta los escenarios donde discurre la trama, como Elizondo, donde la autora sitúa el grueso de la historia y cuyos habitantes se han visto obligados a organizar visitas guiadas para tratar de poner orden al maremágnum de personas que se acercan hasta el lugar. "Había tanta gente por las calles, entrando en las casas a preguntar y haciendo fotos de todo, que no tuvieron más remedio que organizarlo", señaló Redondo, maravillada por la "parte imprevisible y mágica" que ha logrado con su debut editorial.

EL PODER DE LA FE

La autora asoció la conexión lograda entre las novelas y el público con "la necesidad inherente al ser humano de trascender a su propia existencia". Una búsqueda que, argumentó, parece haberse incrementado en los últimos tiempos debido a la crisis -"no solo la económica"-. "Llega un punto en el que la fe tradicional no ha estado a la altura para dar una respuesta a la sociedad y mucha gente la ha buscado de otra manera", reflexionó Redondo. "La proliferación de divinos está a la orden del día; pero también es una realidad que en todas las policías se ha tenido que crear un grupo especial para abordar el tema de las sectas y que la iglesia ha convocado nuevos exorcistas para todo el país".

Para desconsuelo de los más fieles, Redondo confirmó que "por ahora" ha terminado con el personaje de la inspectora Salazar y se encuentra ya inmersa en otra novela de la que no revela más detalles. "No me siento encadenada al personaje, cuando escribo soy la mujer más libre del mundo", destacó Redondo, que admitió sin embargo haber vivido momentos de vértigo cuando, una vez que se topó con la fama, tuvo que volver a sentarse a continuar la trilogía. "Me planteé cómo iba a ser con todo el peso que estaba teniendo, con llamadas de editoriales de todo el mundo y los derechos del cine vendidos, pero al cabo de cinco minutos escribiendo ya no podía pensar en otra cosa que no fuera la novela".

El futuro más próximo de la autora contempla una extensa gira por varios países para presentar la trilogía -que será editada en idiomas como el coreano-, terminar el nuevo manuscrito que ha anunciado y esperar la adaptación cinematográfica de Atresmedia Cine que será coproducida por Peter Nadermann, productor de la saga rubricada por Stieg Larsson, quien supo ver enseguida las líneas de diálogo que la novela establece con el universo cinematográfico, con una estructura enormemente visual inspirada en series y películas del género y en las que incluye incluso pequeños guiños a obras como 'El silencio de los corderos'. "Nadermann estuvo en Elizondo, visitó los escenarios y decidió que se rodaría aquí", confirmó la escritora, que tendrá la oportunidad de revisar el guión de la cinta "para que queden bien tendidos los puentes por si deciden continuar con las siguientes novelas".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra