Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Pintura

El Prado resucita un Tiziano olvidado por la casa de Wellington

  • Fernando VII se la regaló al duque de Wellington tras la Guerra de la Independencia

El Prado resucita un Tiziano olvidado por la casa de Wellington

La 'Dánae' perteneciente a la casa de Wellington expuesta en el Museo del Prado.

Efe
0
19/11/2014 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Tiziano Vecellio pintó entre 1553 y 1562 "la serie de pinturas mitológicas más influyente de la historia del arte". Lo asegura el gran experto y conservador jefe del pintura italiana del museo de Prado, Miguel Folomir, refiriéndose a seis óleos encargados por Felipe II y que el genio italiano bautizó como "poesías".

El Prado reúne ahora dos de estas joyas que ha restaurado en su taller. Son 'Venus y Adonis', que está en su colección, y 'Dánae', toda una resurrección, ya que el lienzo estaba olivdado en la colección del los duques de Wellington en Londres, sin que se tuviera conciencia de la indubitada autoría de Tiziano.

Ambas telas, restauradas por Elisa Mora en los talleres del Prado, conforman junto a otra 'Dánae' pintada por Tiziano una década después y también del Prado, la pequeña y exquisita muestra 'Dánae, Venus y Adonis. Las primeras poesías de Tiziano para Felipe II'. Falomir es el comisario de la exposición con la que el museo celebra su 195 aniversario, que se cumple este miércoles.

En la 'Dánae' de la casa de Wellington no se podía reconocer la mano de Tiziano "a causa de antiguas y desacertadas intervenciones que alteraron su planteamiento y ejecución", explica Mora. El lienzo ahora resucitado, está cortado en sus cuatro lados, presentaba abrasiones y pérdidas puntuales de pintura y mostraba un aspecto mate apagado debido a un antiguo barniz de cera.

Felipe II encargó a Tiziano en Augsburgo el conjunto de pinturas mitológicas, dándole libertad para elegir los temas y su plasmación pictórica.

Las "poesías" son así ajenas a las interpretaciones simbólicas o moralizantes. Tiziano, como los poetas, proclamaba su libertad para interpretar los textos que visualizaba, sobre todo en las 'Metamorfosis' de Ovidio, y para representarlos con la imaginación cuando la lógica dramática lo exigía.

Pintadas para Felipe II entre 1553 y 1562, el conjunto lo conforman 'Dánae' (Londres, Apsley House), 'Venus y Adonis' (Madrid, Museo del Prado), 'Perseo y Andrómeda' (Londres, Wallace Collection), 'Diana y Adonis' y 'Diana y Calisto' (Edimburgo, National Gallery/Londres, National Gallery) y 'El rapto de Europa' (Boston, Isabella Stewart Garden Museum).

PRESTIGIO

Las primeras "poesías" entregadas al príncipe Felipe fueron 'Dánae' (1553) y 'Venus y Adonis' (1554), versiones de otras anteriores, pero que gracias al prestigio de su dueño, futuro Felipe II, serían a su vez en modelos para múltiples réplicas.

La Dá'nae' de Felipe II se basa en la que Tiziano pintó en Roma en 1544-45 para el cardenal Alessandro Farnese, que alude a los amores del cardenal con una cortesana, aunque Cupido es sustituido por una anciana celadora. Felipe II la recibió en 1553 y estuvo en la colección real española hasta que, tras la Guerra de la Independencia, Fernando VII se la regaló al duque de Wellington. Su tamaño original era similar al de 'Venus y Adonis', pero a finales del siglo XVIII se cercenaron setenta centímetros del tercio superior, que incluía el rostro de Júpiter y un águila con los rayos, atributos del dios.

La 'Venus y Adonis' del Prado, pintada por Tiziano en 1554, presenta a la diosa de espaldas "para demostrar, mediante la contemplación junto a 'Dánae, que la pintura podía representar distintos puntos de vista, equiparándose así con la escultura", según el comisario.

En 1565 Tiziano pintó la "muy sensual" 'Dánae' que conserva el Prado "con una factura más deshecha y una extraordinaria calidad, resultado del elevado precio que debió pagar su comitente, posiblemente Francesco Vrins, mercader flamenco residente en Venecia" explica Falomir. Velázquez compró esta obra durante su primer viaje a Italia y la vendió a Felipe IV con destino al Palacio del Buen Retiro, pero más tarde, en 1666, sustituyó a la Dánae de Felipe II en las "bóvedas de Tiziano" en el Alcázar, emparejándola con 'Venus y Adonis'. El Prado la restauró en 1992.

Elisa Mora, responsable de la restauración de los otros dos liezos, ha eliminado barnices oxidados, repintes "y todo los que interfería en la lectura correcta de las obras", para "permitir entenderlas en toda su fuerza e integridad". Con la restauración, "la luz de ambas pinturas ha recuperado su valor y ha vuelto a definir los espacios, las formas y los volúmenes para comprender mejor los distintos planos que forman cada composición, recobrando así el sentido que Tiziano quiso darles" apunta Falomir



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra