Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CÓMIC

Paco Roca: "Hemos crecido ignorando nuestra historia"

  • El creador de 'Arrugas' presenta una nueva obra basada en la Segunda Guerra Mundial

Retrato de Paco Roca

Retrato de Paco Roca

Retrato de Paco Roca

CEDIDA
0
Actualizada 10/05/2014 a las 13:08
  • EFE.PARÍS
El dibujante español Paco Roca, premio Nacional del Cómic en 2008, ha publicado en Francia su álbum "La Nueve", una novela gráfica editada en España como "Los surcos del azar" que rescata del olvido la historia del centenar de exiliados españoles que liberaron París de los nazis, en agosto de 1944.

"Hemos crecido en la ignorancia total de nuestra propia historia", comenta Roca (Valencia, 1969) en una entrevista con Efe en la que recuerda que "durante la dictadura en España no se podía hablar de estos republicanos" para los que "la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) era parte de la Guerra Civil" (1936-1939).

Por eso, el destino de quienes perdieron su guerra contra Franco y terminaron en la Novena Compañía de la Francia Libre, La Nueve, es "más conocido entre ciertos sectores en Francia que en España".

Once calles de París cuentan con placas que rinden tributo a esos combatientes antifascistas de una compañía que formaba parte de la II División Blindada del general Leclerc y en la que batallaron con blindados y camiones con nombres como Guadalajara, Madrid, Ebro, Teruel o Don Quichotte.

Además, algunos de ellos han sido condecorados en los últimos años con la más alta distinción de la ciudad -o incluso del Estado francés- y otros fueron enterrados en el suelo del país vecino con honores militares.

Un reconocimiento tardío pero significativo que, sin embargo, no implica que el grueso de la población conozca esos detalles, explicó a Efe el editor francés del álbum, Grégoire Seguin, quien considera que gracias al "dominio increíble" de la técnica narrativa de Roca "el público francés descubre totalmente esos eventos históricos".

"Medio millón de españoles salieron de España tras la Guerra Civil. Muchos de ellos se quedaron en Francia, donde abundan apellidos españoles y hay hijos de hijos de inmigrantes españoles totalmente establecidos en Francia", comenta el autor.

Se refiere, entre otros muchos, al primer ministro, el barcelonés Manuel Valls, o la alcaldesa de París, la gaditana Anne Hidalgo, autora del prefacio de la edición francesa de la novela gráfica de Roca.

"Recibidos como liberadores, se adivina, sin embargo, su melancolía: esa capital alborotada, esa ciudad emocionada y agradecida, no era Barcelona, no era Madrid", escribe Hidalgo en la página que abre el álbum.

Arranca entonces un relato -que vende 1.000 ejemplares por semana en Francia- con dibujo amable y línea clara, de inspiración franco-belga, que se aleja del dramatismo pictórico porque "la dureza la cuenta la historia".

Roca se retrata a sí mismo entrevistando a Miguel Campos, un anarquista al que los historiadores dan por desaparecido y que el dibujante resucita como un anciano que, tras la Gran Guerra, se instaló en una remota localidad francesa para trabajar de mecánico, a la sombra de cualquier resquicio de reconocimiento oficial.

"No tengo mucho que contar", dice enfurruñado en uno de los primeros bocadillos el anciano, que se deja convencer para narrar cómo embarcó en Alicante en el Stanbrook inglés camino de la costa francesa y dejando atrás su guerra perdida.

De allí, Miguel Campos recaló el sur de Francia y fue enviado a los campos de refugiados del norte de África, como otros 30.000 españoles de los que "se sabe muy poco", apunta Roca, que invirtió dos años y medio en una obra para la que se documentó a través de algunos de aquellos exiliados, historiadores y de la especialista Evelyn Mesquida.

Aquellos hombres, desgrana el cómic, lucharon con la esperanza de que una vez Europa se liberase del fascismo y el nazismo, se reanudaría el combate por restablecer la democracia en España.

Enrolados en Marruecos, partieron a Escocia, desde donde pasaron a suelo francés y combatieron contra los alemanes en Rennes, Le Mans o Alençon, antes de poner rumbo a París y liberar el Ayuntamiento de la ciudad el 24 de agosto de 1944, un día antes de que llegara el grueso de las tropas.

Entre ese ejército liderado por el general Charles de Gaulle había también soldados italianos, polacos o chadianos que, sin embargo, sí tuvieron un país al que regresar una vez derrotado Hitler.

A escasas semanas de celebrar el 70 aniversario del Desembarco de Normandía, inicio del fin de la Segunda Guerra Mundial, Roca cree que hay enseñanzas que extraer de la lucha de aquellos republicanos que pelearon, en casa y fuera, por detener el avance del totalitarismo.

"Cada generación tenemos nuestra propia guerra, nuestros propios combates. Nuestra batalla es hacer que no se pierda la sanidad universal, la educación o no volvernos racistas", resume el dibujante, autor también de "Arrugas", "Memorias de un hombre en pijama" o "El invierno del dibujante".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual