Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
literatura

Irvine Welsh trama una precuela de 'Trainspotting'

  • El escritor escocés introduce en la precuela mayores dosis de crítica política y social

El escritor escocés Irvine Welsh

Irvine Welsh trama una precuela de 'Trainspotting'

El escritor escocés Irvine Welsh

0
10/05/2014 a las 06:00
  • Europa Press. Barcelona
El escritor escocés Irvine Welsh ha tramado una precuela de su célebre novela 'Trainspotting', llevada con éxito al cine hace casi 20 años, en 'Skagboys' (Anagrama), donde recupera las vidas de los personajes que le llevaron a la fama mundial, pero con la introducción de mayores dosis de "crítica política y social".

En esta ocasión, los protagonistas --Mark Renton, Spud Murphy, Sick Boy y Begbie-- son más jóvenes, pero el autor es más veterano, y cumple con su deseo de "escribir un libro sobre los 80, década clave y esencial de la transformación del país y esa economía que lo ha arrasado todo", ha explicado este viernes en la presentación de la obra en Barcelona, donde se encuentra para participar en el festival Primera Persona.

El libro cuenta cómo se producen los primeros flirtreos y adicción a la heroína de este grupo de jóvenes, que vive en una década en que "se creó la economía del paro", y desde entonces todo se ha cronificado, ha lamentado el autor, que vio que los personajes de 'Transpotting' eran ideales para hablar de estos cambios individuales y familiares.

Como en el libro predecesor, Margaret Thatcher aplica sus recetas de dama de hierro en Gran Bretaña, y además estallan las huelgas mineras, el paro crece a un ritmo enloquecido y, a la vez que se empobrecen las clases trabajadores urbanas, la heroína y el sida empiezan a circular de forma masiva por las calles del país.

El personaje de Spud Murphy pierde el trabajo y cae en las drogas, pero Renton, que se siente orgulloso de ser el primer miembro de su familia que accede a la universidad y mantiene una relación estable con su novia, se introduce en el mundo de los opiáceos cuando fallece su hermano deficiente.

Murphy se hubiera introducido en las drogas de todas formas, y Renton y Sick Boy, que tenían recursos para no caer, lo hacen por una especie de "locura" provocada por el hecho de haberse encontrado.

"Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido una amistad que nos ha arrastrado hacia un lugar que puede ser destructivo y que sabes que, o acabas con esa relación o no puedes salir adelante", ha subrayado el escritor, que ha dicho que se crea una química y competitivdad que se convierte en motor para dar este salto.

Welsh ha destacado que "la voz de la droga es de pena, victimismo y decadencia, como sucede con el alcohol y otras drogas, y Renton intenta a lo largo del libro luchar contra esta pérdida de su propia voz y mantener su propia conciencia".

Una tercera parte del libro procede de material que fue escrito hace 20 años durante la redacción del considerado su debut literario con 'Transpotting', otra tercera parte son notas de entonces y pertenecientes a un material no elaborado y el resto es completamente nuevo y original, ha dicho.

El autor ha visto "curioso" que muchas escuelas consideren 'Trainspotting' un libro de lectura obligatoria, y ha celebrado que en las bibliotecas o librerías este libro sea uno de lo más robados, lo que forma parte de este mundo 'underground', ha dicho satisfecho.

Crítica a los jóvenes

"Lo que me enfada de los jóvenes es que quizá están perdiendo la oportunidad de consumir cultura local a favor de la global", ha señalado sobre las diferencias de la juventud de hace 20 años con la de ahora.

"Entonces el fenómeno era más local, más específico, más underground, y ahora pasa de la red al mundo y ya no hay tiempo de incubarse, y hacer crecer unas patas en el mundo local", ha dicho Welsh, para quien el retorno del vinilo está significado una vuelta a lo analógico por la saturación de un entorno digital.

El codirector del festival Primera Persona, Kiko Amat, se ha referido a Welsh como un náufrago del punk y apóstol de los seguidores del 'acid house', un rebotado del Bachillerato y autodidacta, que "es imposible no tenerlo como ejemplo".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual