Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
cine

Paco León y Carmina ganan a Spiderman y a Pompeya

  • El actor ha explicado que la estrategia de regalar 50.000 entradas le ha salido bien

Paco León durante la presentación de 'Carmina y amén'. EFE

Paco León y Carmina ganan a Spiderman y a Pompeya

Paco León durante la presentación de 'Carmina y amén'. EFE

0
Actualizada 08/05/2014 a las 15:03
Etiquetas
  • EFE. CÓRDOBA
Como exclama su madre, Carmina Barrios, en la película que cierra el díptico que le ha dedicado su hijo, lo que dice Paco León "se convierte en verdad", y demuestra que se puede ganar a Spiderman y a los habitantes de 'Pompeya' sin más arma que el carisma, la confianza y la cercanía.

El actor y director ha explicado que, al final, la apuesta de regalar 50.000 entradas para ver 'Carmina y Amén' y confiar en el "boca-oreja" le ha salido bien.

Tan bien que hoy acababa de saber que, una semana después del estreno, en lugar de perder fuelle, 'Carmina y Amén' ha subido un 17 por ciento, y en número de espectadores por copia ha vencido a películas como 'Noe', 'Spiderman 2' y 'Pompeya'.

Concretamente, tras una semana en cartel, la película ha sido vista ya por 150.000 espectadores, y está la tercera en el ránking general de recaudación, y la segunda en porcentaje de espectadores por sala, solo superada por 'Ocho apellidos vascos'.

"La demanda ha sido tan alta que las 80 salas en las que esperábamos salir se han convertido en unas 180, porque hemos ampliado en 37 el número de cines a petición popular", ha añadido el director, inmerso en una gira de presentación del film, que le ha llevando ya por Barcelona, Valencia y Córdoba, antes de concluirla hoy en Málaga y mañana en Sevilla.

Esta gira lo trajo anoche a los Cines El Tablero de Córdoba de forma un tanto tétrica, dentro de un ataúd, una broma muy en sintonía con la película que presentaba, su segundo film como director, y su nuevo asalto a la industria cinematográfica y sus formas de distribución.

Los más críticos podrían haber visto en este ataúd un claro simbolismo de una industria que se agarra a los medios tradicionales de distribución a la espera de la "película de la temporada", que este año es 'Ocho apellidos vascos', mientras otros, como Paco León, inventan formas nuevas de llegar al espectador, como pases gratuitos, y sin que la taquilla le dé la espalda.

De hecho, cuando por fin salió del féretro -ante los gritos de medio millar de personas que lo aclamaban-, el actor y director dio los números de su película, y de las más de 150.000 personas que han sido testigos de las hazañas de Carmina Barrios, esa mujer de raza que, para cobrar la paga extra que tenía pendiente su marido, oculta el fallecimiento de este durante un par de días, mientras lidia con el curioso microcosmos vecinal y familiar sobre el que reina.

Sobre esta gira, León señala que se trata de huir de lo típico y dar "un poco de 'rocanrol'" al espectador, y destaca el recibimiento que tuvo anoche en Córdoba.

"Hostia, qué de gente", fue su primera impresión al ver al medio millar de personas que lo esperaban, una multitud que le hizo sentirse como 'Mick Jagger', siguiendo su analogía "rockera".

A dos sus seguidores los subió al féretro. A uno, el ganador del sorteo de las entradas, José Luis, llegó a meterlo dentro y le regaló una "selfie", mientras que a Raquel, le pidió que hiciera un "striptease" al ritmo de "You can leave your hat on" de Joe Cocker, que quedó finalmente en broma, y en el regalo de una botella de vino sacada especialmente por la película.

A pesar de lo tétrico del montaje ("cuánto más en contacto estés con la muerte, más disfrutas de la vida", llegó a decir), León fue todo lo contrario, un torbellino que se acercó al público para hacerse fotos con todos los que entraron en la pantalla de su móvil, y que se despidió animando a todo el mundo a quererse mucho y a acostarse "los unos con los otros".

Tras ello, se metió en el féretro y dos hombres de negro impoluto se lo llevaron mientras el público entraba en sala para ver "Carmina y Amén", un film que, por otras vías, sigue sumando espectadores.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual