Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Literatura

García Yebra: "Fallan nuestra mentalidad y el profesorado"

  • El escritor y periodista carga contra los planes de enseñanza del PSOE y el PP

4
04/05/2014 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
"No nos enseñan a pensar; tan solo nos adoctrinan para que avalemos los intereses de los gobiernos de turno". Sobre esta idea pivota 'El profesor chiflado y Mister Wert' (Funambulista), una novela valiente y provocadora que indaga en los porqués del continuo naufragio de nuestros sistemas educativos (tal como nos lo recuerdan -una y otra vez- los informes Pisa).

El protagonista de la obra, don Eufrasio Tónico, imparte clase de Lengua y Literatura en un colegio finlandés de Madrid. Sus revolucionarios métodos, su amenidad, su cercanía y complicidad con los alumnos contrastan con "ese profesorado que todos hemos padecido: rutinario, plomizo y falto de creatividad", afirma Tomás García Yebra (Madrid, 1956), un periodista vinculado a Vocento desde hace más de 20 años. "Saber enseñar no está al alcance de cualquiera", sostiene. "Tú puedes saber muchísimo de la vida de Napoleón o del Quijote y luego ser una persona negada a la hora de transmitir esos conocimientos. Para enseñar hay que motivar y cautivar".

Ahí, según García Yebra, radica la diferencia entre el profesorado finlandés y el nuestro. "En Finlandia tienes que demostrar tus capacidades pedagógicas, mientras que en España te exigen que apruebes unas oposiciones", explica. "Si te sabes el temario como un papagayo las aprobarás, lo cual no garantiza que seas un buen profesor. Los profesores, en los países nórdicos, están bien considerados y bien retribuidos, lo contario de lo que sucede aquí".

El autor de 'Los crímenes del Museo del Prado' piensa que el problema de la educación en España viene de muy atrás y no tiene fácil solución. "¿Qué se puede esperar de un país que ha inventado el género de la picaresca?", pregunta irónico. El pícaro, afirma, se cuela en todos los estamentos y empapa nuestra convivencia. "Hay infinidad de pícaros entre los políticos, los banqueros, los jueces, el mundo de las finanzas y en la propia ciudadanía".

En un alarde de autocrítica se incluye en este paquete. "Si a mí me aseguran que con tal o cual maniobra en mi declaración de la renta voy a pagar doscientos o trescientos euros menos a Hacienda, me tiro de cabeza". En Finlandia, sostiene, ese tipo de comportamientos resultan impensables. "El niño finlandés que copia en la escuela es un tramposo, y el adulto que defrauda a Hacienda es un impresentable listillo a quien no hay que dirigirle la palabra. ¿Cómo corregimos esta mentalidad de pícaros, tan arraigada en nuestra cultura? Seguramente con educación, pero necesitamos décadas -o siglos- para conseguirlo".

LUCIDEZ

García Yebra también cuestiona la metodología empleada en la asignatura de Lengua y Literatura. "Aprender los tiempos de los verbos no sirve para nada; los análisis morfológicos y sintácticos tampoco sirven para nada. Lo importante es leer, cuantos más libros mejor, y debatir su contenido en las clases", argumenta. "¡Por favor, señores profesores, no aconsejen a un alumno de 16 años 'La Celestina', 'El Poema de Mío Cid' o 'El Quijote' porque cogerán aversión a la letra impresa".

Aparte de los continuos debates en clase, el singular y atípico profesor adiestra a los alumnos a pensar por sí mismos. Su lema es: "No me hagas culto, la cultura domestica; hazme lúcido, la lucidez desenmascara".

"Escribir de forma clara y sencilla parece fácil, pero en realidad es dificilísimo. Es complicadísimo escribir como Miguel Delibes. Ahora, parece que todo tipo de escritura o literatura tiene que ser enrevesada, y sucede también con el lenguaje de entidades bancarias o incluso las leyes judiciales. Es mi caballo de batalla, pero clarificar no interesa para quien tiene el poder".

El autor evita subirse al carro de las críticas a la polémica Lomce. "La novela no va contra la 'ley Wert', sino contra el sistema educativo, el sistema de enseñanza. A la familia del ministro Wert la conozco desde hace años e incluso hago un guiño simpático como homenaje a Ricardo Wert, el padre del ministro, que escribía novelas policíacas".

García Yebra imparte un taller de periodismo y escritura creativa en la librería-museo que ha montado en Las Navas del Marqués. Las herramientas que utiliza en sus clases son el diccionario María Moliner, los libros de estilo de ABC y El País, el de dudas de Manuel Seco, 'Las 500 dudas más frecuentes del español' que ha publicado el Instituto Cervantes y los libros de Álex Grijelmo. "Este autor tiene el don de la claridad y la amenidad, por eso recomiendo toda su obra", concluye.


  • Maria
    (04/05/14 17:19)
    #4

    Mientras no haya libertad de contenido y los planes de estudios vengan dictados desde el ministerio de turno......no hay nada que hacer. Y los docentes , como no , aprovechan para pedir más sueldo .

    Responder

  • Catedrática navarra
    (04/05/14 10:57)
    #3

    Se ha olvidado decir que en España el más tonto escribe un libro y además pretende venderlo. Impresentable el señor García Yebra. Pegar contra todo está de moda... Espero que no venda. ¡Cómo puede comparar la LOGSE con la LOMCE!. No tienen absolutamente nada que ver ambas leyes orgánicas para la Educación. 

    Responder

  • Mikel R.
    (04/05/14 10:29)
    #2

    Realmente, el sistema de transmisión de conocimientos no funciona. Solo así se pueden entender afirmaciones como la de "amen del horario cada vez mejor". Hace unos años, los profesores impartían 17 horas de clase directa a los alumnos, a las que había que sumar las guardias de clase, guardias de patio, reuniones de departamento, de tutoria, evaluación... y las horas para corregir exámenes, cuadernos, preparar ejercicios (sí, ese tiempo que para los que no se dedican a la educación no existe y que los profesores sabemos supera de largo las horas de docencia directa con los alumnos). Actualmente las clases con los alumnos son 20 (incluso 21 en algunos centros), con lo que estamos en jornadas semanales reales de 40 horas. Y esas "largas vacaciones" bien que las pagamos: somos el puesto de la administración que requiere titulación universitaria que menos cobra, precisamente debido a que tenemos menos días de trabajo. Esa es la realidad.

    Responder

  • Licenciado
    (04/05/14 07:36)
    #1

    De acuerdo en casi todo, pero que los profesores aquí no están bien remunerados no. Desde luego no como en Finlandia donde además de remunerados están considerados. Pero aquí la remuneración es buena si la comparamos con los sueldos del resto de los españolitos. Amen del horario cada vez mejor jornada continua y de mañana. Y las vacaciones que son el colectivo con más días de vacaciones. Si se hace el ratio completo salen bien pagados. A pesar de que se quejan mucho y puede que alguno con razón, pero que prueben a estar en una cadena a turnos y con mil euros.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual