Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
televisión

Acetatos para recuperar el pasado invisible de los dibujos animados en España

  • Disney, Hanna Barbera y Lucas Films tienen linaje español

0
30/03/2014 a las 06:00
  • efe. almería
Pocos lo saben, pero algunas de las series audiovisuales más importantes de Disney, Hanna Barbera o Lucas Films tienen un linaje español.

Los principales estudios internacionales trabajaron con artesanos patrios del acetato hasta que la llegada de la era digital arrinconó y desterró al olvido una técnica que data de 1914. En El Ejido (Almería), la exposición "Expoanimados" recupera ahora parte de la historia de este arte.

La labor como coleccionista de Juan José Zanoletty, responsable de la productora de animación almeriense Moviola Films, ha permitido volver la mirada a esta técnica, utilizada por última vez en el ámbito profesional en los largometrajes "La sirenita" (1989) y "La princesa Monoke" (1997).

"Expoanimados" parte de una iniciativa de la asociación ejidense Séptimo Arte, ha explicado Nuria Vargas, portavoz de este colectivo, quien tras conocer a Zanoletty, le propuso dar a conocer parte de su archivo privado, unos 50 acetatos en total, que ahora lucen en las dependencias del Centro Asociativo Municipal del Ayuntamiento de El Ejido.

Zanoletty ha señalado las profundas diferencias entre "este antiguo material de plástico de nitrato de glucosa" y el dibujo digital de hoy en día, que, sin embargo, fructifican en ambos casos en un mismo trabajo.

La principal diferencia, obviando el desempeño manual, es el ahorro de tiempo, que hace posible en horas lograr resultados idénticos con meses de trabajo.

En las paredes del Centro Asociativo Municipal lucen pequeñas piezas de acetatos de "Star Trek", "He-Man y los Másters del Universo", "Droids", "Ewooks", "Fievel", "Tarzán", "Flash Gordon" o series "que emitía TVE los sábados a las tres de la tarde. No sé si serán un auténtico arte, pero podemos ver algo que parece sencillo, pero no lo es", dice el productor.

Además de estas láminas cuya transparencia se ve rota por ilustraciones congeladas de historias animadas, el visitante se encuentra además con otros materiales gráficos de estos estudios, como bocetos, por ejemplo, de la Pantera Rosa.

"En mi caso, he conseguido estos materiales a través de estudios españoles que han cerrado y los retiraron, los regalaron o pusieron a la venta, en subastas o galerías de arte de Estados Unidos. La mitad procede de este país y la otra, de productoras que trabajaron directamente en series como 'Los Picapiedra', 'Los Jetsons' o 'El Oso Yogui'", ha dicho Zanoletty.

España siempre fue un referente en lo que se refiere a los dibujos animados, pero, como pasó con otras industrias relacionadas con el ocio, a principios de los 90 "cuando el trabajo se fue a Asia, la mayoría de estudios cerraron y regalaron o tiraron a la basura sus acetatos".

Eso fue en aquel entonces, porque "en la actualidad algunas de estas láminas pueden valer miles de euros, dependiendo de su procedencia, estudio, película o el plano concreto que contenga".

Zanoletty conoce bien el sector, no en vano es la cabeza visible de Moviola Films, que en un mes estrenará el cortometraje "El Norte", cuya temática hunde sus raíces con el mundo de la inmigración, muy vinculado a la provincia de Almería.

Por ello, conoce de primera mano la realidad del sector en España, un país "con poca aceptación por la animación, que únicamente emite series repetidas compradas a saldo a países extranjeros, ignorando las producciones autóctonas".

Una triste realidad para un país que, durante décadas, fue pionero en este campo y cuyos niños desayunaban y almorzaban frente a la pequeña pantalla para disfrutar con las aventuras de sus héroes de tinta y celuloide.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual