Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Literatura

Millás por partida triple

  • Autor, protagonista y narrador de 'La mujer loca', una novela que explora los difusos límites de lo real y lo imaginario
  • "Los locos son capaces de ver las trastienda de ese consenso que llamamos realidad y eso nos desconcierta"

Juan José Millás, recogiendo el VII Premio Internacional de Periodismo Manuel Vazquez Montalban en mayo de 2011

Millás por partida triple

Juan José Millás, recogiendo el VII Premio Internacional de Periodismo Manuel Vazquez Montalban en mayo de 2011

EFE
0
21/03/2014 a las 06:01
  • COLPISA. MADRID
Meterse en los zapatos de Juan José MiIlás (Valencia, 1946) es un agotador y complejo desafío. El narrador y periodista vive en un permanente conflicto, dudando de su identidad, su trabajo, y su existencia. Permanece en una incesante y desconcertante tensión entre la realidad y la irrealidad, a caballo entre la consciencia y la inconsciencia, la certeza y la incertidumbre, en el filo entre lo verdadero y lo falso. Una situación que ha llevado al extremo en su última novela 'La mujer loca' (Seix Barral) en la que Millás es uno y trino. No engaña a nadie y ofrece desde el principio las claves de su juego literario de máscaras, fantasías e identidades dudosas "de mentiras muy verdaderas".

Para desconcierto y disfrute de unos lectores que se liarán con el lío, se multiplica por tres y Juan José Millás es a la vez el autor, el protagonista y el narrador de una novela que, como tantos de sus escritos, evidencia como "muy a menudo la copia puede ser mas autentica que el original". Como "la imaginación, los sueños y la fantasías son tan reales, o más, que la propia realidad" y como "la vida y la muerte están indisociablemente ligadas, por más que nos empeñemos en desterrar a la muerte de nuestras vidas".

"Es una novela que miente y que, por tanto, es muy verdadera" plantea el trifásico y desconcertado Millás, que por la extraña vía del desdoblamiento superó un perdurable e incómodo bloqueo creativo "Estaba en un momento de sequía creativa. No me propuse, ni mucho menso hacer una rareza, pero la novela, que parecerá rara, surgió de la imposibilidad de escribir una novela", explica. "Sufría un tremendo cansancio de la ficción pero, paradójicamente, la única manera para vencer al desánimo era escribir; cuando me puse a ello el único personaje posible era yo, o quien creía ser yo" justifica Millás un múltiple desdoblamiento "que no era posible de forma retórica si no era real".

EUTANASIA

Nos encontramos así a un Juanjo Millás que llega a una casa en la que una mujer enferma espera que se le practique la eutanasia. Han llamado al Millás reportero para que testimonie el final de la vida de la mujer y alimente el debate sobre el derecho a morir dignamente. En esas circunstancias el Millás informador se tornará en narrador al cruzarse con Julia, una mujer loca, realquilada en la casa, que dice verdades como puños y cuyo mundo aparentemente irreal "es totalmente real". "Lo que llamamos real vine determinado por lo que llamamos irreal y la realidad real es el resultado de la actividad de la etrliada irreal", propone juguetón.

Así lo contará el relato que firma Juan José Millás y protagoniza y narra alguien con el mismo nombre, que no sabe bien quien es y si escribe un relato o un novela. "Los límites no están claros; se han borrado las fronteras entre el reportaje y el relato, como entre lo real y lo irreal, que vienen juntos de serie, como la muerte viene con la vida" explica Millás "sin querer ponerme metafísico". "En esta novela exploró la relación entre el original y la copia, que ahora quizá tiene más mérito que el original. Una diferencia entre lo verdadero y lo falso que cada vez es más difusa difícil de establecer, como en esas fábricas que hacen los vaqueros auténticos y los falsos, diferenciados solo por un detalle de la etiqueta".

Insiste Millás en que no hace otra cosa que buscar la verdad desde la mentira "que es lo que al literatura viene haciendo desde el alba de los tiempos, desde mucho antes que existiera la escritura". "Históricamente a la verdad nos ha llegado a través de la ficción: la tradición oral servía para trasmitir una información preciosa y esa función se mantiene hoy través de la literatura, que es una representación, un falseamiento muy real de la verdad". Lo sostiene un Millás de carne y hueso y de ficción a la vez "empeñado en hacer un novela falsa, protagonizada por Millás y que narra Millás" convencido de que "la mentira es a menudo más clara y convincente que la verdad".

Una dualidad encarnada en Julia, un chica que trabaja en una pescadería y que siente en su cabeza la visita de palabra extrañas y frases que le piden consejo y las que responde diciendo que "hay gente que dice esto y lo otro". "Los locos ven la trastienda de ese consenso que llamamos realidad y que se construye con materiales falsos y eso nos intranquiliza" apunta Millás.

No se tiene por un bicho raro y asegura que todos estamos en el mismo mundo dual. "Cualquiera, como yo, se monta su película cuando va en el autobús o en el metro y piensa que quizá su jefe esté muerto cuando llegué a la oficina. Imaginamos esa situación y seguimos siendo seres normales que por la noche regresan a casa, besan a su niños, cenan y se van a la cama y tiene sueños muy reales". "Todos vamos contándonos una historia en la que somos el personaje, y nos vemos a nosotros mismos desde fuera" concluye Millás, que insiste en que con su novela se limita "a realizar de manera consciente una división que normalmente hacemos sin darnos cuenta".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual