Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA

Edvard Munch regresará a España treinta años después

  • El artista noruego protagonizará una retrospectiva en Madrid a partir de octubre de 2015

'El grito', de Edvar Munch

'El grito', de Edvar Munch

'El grito', de Edvar Munch

DN (ARCHIVO)
0
Actualizada 06/03/2014 a las 16:37
Desde la retrospectiva que se hizo en 1984 en Madrid de Edvard Munch, la obra del artista noruego no había visitado España, un vacío que se subsanará en 2015 con la exposición que tendrá lugar en el Museo Thyssen-Bornemisza en colaboración con el Munch Museet de Oslo y que mostrará unas 70 obras.

"Ya es hora de que haya una exposición sobre Munch en Madrid", sentenció el jueves el director del Museo Munch, Stein Olav Henrichsen, durante la rueda de prensa celebrada en el Thyssen para dar detalles de esta muestra, que se podrá ver entre el 6 de octubre de 2015 y el 17 de enero de 2016 en sus salas.

Alrededor de 70 obras, entre óleos, dibujos y obra gráfica del pintor, viajarán a Madrid para este proyecto, aunque aún se trabaja en la selección de las mismas y se desconoce si entre ellas estará su cuadro más famoso: 'El Grito'.

'El Grito' es conocido en todo el mundo, pero hay veces que las otras obras quedan a la sombra de este cuadro", señaló Stein Olav Henrichsen, quien apuntó que los organizadores de la muestra no desean "que esto ocurra", y ha añadido que "a veces, 'El Grito' impide a la gente entender bien la totalidad de su obra".

Henrichsen afirmó que la intención de esta exposición es "ampliar el número de iconos de Munch", un artista con una enorme producción artística de la que dan idea sus 28.000 obras, entre pinturas, arte gráfico y dibujos, y sus casi 15.000 objetos museísticos, una colección que el noruego cedió a su país y que a su muerte, en 1944, pasó a manos del museo.

No obstante, el director artístico del Thyssen-Bornemisza, Guillermo Solana, aseguró que aunque "es pronto" para dar detalles de las piezas que se podrán ver en una muestra en la que "seguro que 'El Grito" estará representado" de una u otra manera, al haber plasmado esa obra, con cuatro versiones pictóricas, "en distintos medios y momentos".

Lo que ya se sabe es que el recorrido de la muestra arrancará con una obra temprana del artista, 'Amanecer' (1888), una de las cuatro pinturas de Munch con las que cuenta el Thyssen, en la que el pintor utilizó a su hermana Laura como modelo, para profundizar en el proceso creativo del noruego con una "amplia panorámica" de su producción, según Paloma Alarcó, jefa de conservación de pintura moderna del Thyssen.

De las obras que viajarán hasta España, más de la mitad procederán de la colección del Museo Munch, mientras que el resto llegarán desde colecciones privadas y pinacotecas de todo el mundo, según Stein Olav, quien destacó que las 120 peticiones de museos de todo el mundo que han tenido en los dos últimos años para colaborar son prueba del interés que el pintor noruego suscita.

Paloma Alarcó, comisaria de la muestra junto con Jon-Ove Steihaug, comisario principal del Museo Munch, precisó que "Munch era la figura que faltaba en este programa de revisión, con ojos contemporáneos, de todos los artistas de finales del XIX y principios del XX", como ya han hecho con otros pintores como Gauguin o Van Gogh.

En la rueda de prensa también estuvo presente Juan Herreros, arquitecto español que ganó el concurso para edificar, junto al edificio de la ópera y la biblioteca nacional de Oslo, el nuevo museo Munch que albergará, a partir de 2018, su obra, ahora expuesta en el viejo museo Munch (1963) que se ha quedado pequeño para la amplia colección del artista.

El arquitecto contó que el nuevo Museo Munch, en el que trabajan más de un centenar de expertos de todo tipo, será un edificio vertical de 13 pisos y 24.000 metros cuadrados ubicado al borde del fiordo de Oslo, que contará con un importante observatorio en su piso superior desde el que se contemplará la vista de la capital noruega y sus alrededores.

Sus salas de exposición ocuparán solo el cincuenta por ciento del edificio, mientras que el resto se destinará a actividades en las que puedan participar los visitantes, con la intención de que el museo "tenga presencia en la vida pública de la ciudad".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual