Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Club de Lectura DN

Hoteles, pirámides y oportunidades

  • El empresario hotelero y egiptólogo Jordi Clos presentó ayer en la sede de Diario de Navarra en la calle Zapatería su libro, 'Con la vida en los talones'.
  • Las memorias de toda una vida como emprendedor, hotelero, mecenas y egiptólogo

Jordi Clos: 'Con la vida en los talones'

Jordi Clos, empresario hotelero, mecenas, coleccionista y reconocido egiptómano presenta su libro 'Con la vida en los talones'.

R. BREEZE
Jordi Clos

Jordi Clos

Jordi Clos

0
Actualizada 27/03/2014 a las 12:05
Etiquetas
  • MARÍA GIRAL. PAMPLONA
Polifacético, aventurero y carismático, así es Jordi Clos Llombart (Barcelona, 1950). El empresario hoteletelo -dueño de de la compañía Derby- y egiptólogo presentó en la sede de Diario de Navarra en la calle Zapatería su libro Con la vida en los talones que narra los episodios más apasionantes de una vida llena de aventuras, proyectos y desafíos.

Jordi Clos explica su vida en 250 páginas: la infancia de un niño que nació en el humilde barrio catalán del Raval que soñaba con ver una pirámide y acabó creando una fundación arqueológica; la de un joven emprendedor que terminó siendo el propietario de una cadena de hoteles; y la de un barcelonés que quiso mejorar su ciudad y la convirtió en un punto turístico de referencia.

Una treintena de personas acudieron ayer a escucharlo. Clos recordó su primer viaje a Egipto, con 19 años, donde conoció a su mujer en un romántico encuentro: tuvo que abofetearla para que reaccionara tras un ataque de claustrofobia en el interior de la pirámide de Keops. "Aunque tuve que darle dos bofetadas para que reaccionara, ese es el mejor recuerdo de mi vida", comentó entre risas.

Allí, durante ese primer viaje, también compró la primera pieza de su colección. Una colección que ahora alcanza las 1.200 piezas y de la que el egiptólogo está muy orgulloso. "Es imposible, aunque alguien tenga muchísimo dinero, que tengan esta colección. Yo tengo piezas únicas, que las he conseguido porque he sabido estar en el momento oportuno", explicó Clos. "Mi patrimonio es para compartir. Para eso esta el arte, para admirarlo", apuntó.


El arte, su pasión


Su pasión por el arte la ha llevado hasta sus hoteles. Los ha convertido en verdaderos museos en los que sus clientes pueden "sentirse por un momento dueños de esas piezas únicas y maravillosas", apuntó Clos. "¿Quién puede decir que tiene colgado uno de los siete Picassos de la familia Versace?", reflexionó.

Clos no cree en la suerte. Su éxito empresarial, dijo con modestia, "es cuestión de aprovechar las oportunidades. Es estar en el lugar adecuado en el momento preciso". Aunque si reveló que gran parte de su éxito se lo debe a las 1.000 personas que trabajan junto a él en sus hoteles y museos. "Tener un buen equipo es algo muy importante", explicó.

Durante el coloquio que mantuvo con sus lectores, Clos recibió halagos y también sugerencias para sus próximos viajes: "le recomiendo que visite una pirámide muy curiosa que hay en Argelia", sugirió una de las asistentes.

Pero el libro es algo más que una recopilación de anécdotas e historias. Es una fuente de optimismo para los jóvenes, un mensaje de ánimo para todos. "Las oportunidades están ahí. Solo hay que saber verlas", concluyó el empresario hotelero.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual