Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ARTE

Año surrealista con récord daliniano

  • 'Dalí' ha sido la muestra más vista en la historia del Reina Sofía, que gracias al genio surrealista bate récords en un año de vacas flacas

Colas en el Reina Sofía para la exposición de Dalí.

Colas en el Reina Sofía para la exposición de Dalí.

EFE
0
27/12/2013 a las 06:01
  • COLPISA, Miguel Lorenci. Madrid
Salvador Dalí ha sido el indiscutible protagonista de un surrealista año artístico. La exposición que le dedicó el museo Reina Sofía movilizo masas y batió récords. Fue la más vista del año en España y estableció una nueva e histórica marca como la muestra con más tirón en toda la historia del museo que dirige ahora Manuel Borja-Villel. Le permitirá también cerrar 2013 con récord absoluto de visitas y mirando por encima del hombro a sus vecinos y competidores, el Museo del Prado que dirige Miguel Zugaza, y el Thyssen, que a las órdenes de Guillermo Solana también acogió este año una muestra dedicada al surrealismo.

Gracias a Salvador Dalí (Figueres, 1904-1989), el Reina Sofía cierra 2013 con 3,2 millones de visitas, récord histórico en un año de vacas flacas en el que museo sufrió un fuerte recorte, del 24 por ciento, en la aportación de dinero público. La exposición dedicada al genial artista ampurdanés aportó 732.339 visitantes, algo de dinero mucho dinamismo y prestigio y credibilidad a la gestión Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) que vio crecer sus visitas un 28 por ciento respecto de los 2,6 millones de 2012. Todo en un año de crisis global, con un presupuesto de 33,7 millones mermado en una cuarta parte por ese tijeretazo en la aportación pública que mermó su capacidad de maniobra, como la todos los museos de titularidad estatal.

Todos los museos miraron con envidia las enormes colas que generó la exposición Dalí, comisaria por Montse Aguer, directora de la Fundación Gala-Dalí, organizada en colaboración con el Centre Pompidou de París donde se vio antes -rozó las 800.000 visitas en cuatro meses- y el Salvador Dalí Museum Saint Petersburg (Florida). Tuvo en Madrid once secciones cuajadas de pinturas y dibujos, material documental, fotografías, manuscritos del propio Dalí, revistas, películas y filmaciones de enorme importancia para entender el complejo universo del artista que cero el método paranoico-crítico.

En cartel entre el 26 de abril y entre el 2 de septiembre, con horario ampliado hasta medianoche en los últimos días, la afluencia fue incesante. La media diaria de visitantes se acercó a los 7.000, mitad foráneos y mitad españoles. La espera superó en algunas jornadas las seis horas para conseguir una entrada por ocho euros y disfrutar de obras como 'El gran masturbador', una de las más de 200 piezas entre que ilustraron el principio de la carrera daliniana, sus trabajos escenográficos o su pasión por la ciencia y la tecnología ya en los sesenta. Piezas que en una treintena de casos no se habían visto ante en España como 'Alucinación: seis imágenes de Lenin sobre un piano' (1931), 'Ángelus de Gala' (1935), 'Bañistas', (1928) 'Niño geopolítico contemplando el nacimiento del hombre nuevo' (1943) o 'Símbolo agnóstico' (1932). y prestadas por museos como el MoMA de Nueva York, el Philadelphia Museum of Art, la Tate Modern de Londres y los Musées Royaux des Beaux-Arts de Bélgica.

El Museo del Prado, tras aproximarse a la barrera psicología de los tres millones de visitas en 2011, cerrará 2013 con una caída del 25 por ciento de afluencia y se quedará en 2,3 millones. Tampoco le hará sombra el Thyssen que recibió 1.255.281 visitantes en 2012 y perderá un 20% en las visitas este año en el que también apostó por lo onírico con 'El surrealismo y el sueño'. Fue una exploración de la obvia y fecunda relación entre el movimiento surrealista y el mundo onírico a través de 163 obras de los grandes maestros surrealistas: Dalí, desde luego, junto a Breton, Delvaux, Tanguy, Miró, Magritte, Ernst, Masson, Arp o Man Ray seleccionadas por el filósofo, profesor y crítico de arte José Jiménez.

Coincidió con la muestra que la Fundación Juan March dedicó a las raíces más remotas y hondas del movimiento, 'Surrealistas antes del surrealismo. La fantasía y lo fantástico en la estampa, el dibujo y la fotografía', circunstancia que convirtió a Madrid en una vigorosa capital surrealista casi un siglo después del manifiesto fundacional (1924) de este poderoso y sugerente movimiento que aún atrae y subyuga a las masas.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra