Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
VIDEOJUEGOS

Una nueva generación de consolas

Microsoft y Sony lanzaron al mercado Xbox One y PlayStation 4 mientras que Nintendo siguió aferrada a la 3DS y Wii U comenzó a exhibir parte de su potencial

La Play Station 4, con un diseño más futurista y muy esperada por los usuarios

Una nueva generación de consolas

La Play Station 4, con un diseño más futurista y muy esperada por los usuarios

0
24/12/2013 a las 06:01
  • COLPISA. MADRID
Hacía mucho tiempo que no se vivía una inauguración de ciclo tan intensa. Después de más de siete años con los mismos sistemas sobre la mesa, Microsoft y Sony se han decido a lanzar sus nuevas consolas al mercado. Xbox One y PlayStation 4 han salido a la venta casi a la par, tras meses y meses de especulaciones y rumores en torno a sus características -al final las dos tienen una arquitectura muy similar a la de un PC, lo que las hace muy fáciles de usar de cara a los desarrolladores-, sus posibilidades y su precio.

Quizá lo más llamativo es el hecho de que un gigante como Microsoft se haya visto obligado a cambiar el paso en varias ocasiones, presionado por la comunidad de jugadores. Primero anunció que pondría coto a la venta de juegos de segunda mano, que habría que conectar la consola a internet cada 24 horas, que no se podrían prestar los juegos físicos y, tras las primeras críticas al respecto, que crearía un entorno en el que se podrían prestar los juegos de forma digital bajo una serie de condiciones -algo parecido a la opción de préstamos familiares que luego ha implementado Valve en Steam-. También iba a ser obligatorio que Kinect, la cámara con sensor de movimiento que viene de serie con Xbox One, permaneciera encendida todo el tiempo. Finalmente, los desarrolladores indies no podrían autopublicar sus juegos.

Pues bien, en apenas unos meses y presionados también por la estrategia diametralmente opuesta que había seguido Sony -debió sentar como una bofetada aquel cómico vídeo en el que Shuhei Yoshida, presidente de Sony Worlwide Studios, mostraba cómo compartir un juego de PlayStation 4, esto es, dándole el juego a otra persona-, los de Redmond dieron marcha atrás en todas sus aspiraciones y llegaron a la posición de salida prácticamente en igualdad de condiciones.

Así las cosas, el consumidor se encuentra con dos consolas ciertamente similares. Xbox One es cien euros más cara -cuesta 499 euros- pero incluye Kinect a cambio. También es importante el lavado de cara que se le ha dado al mando, con unos sticks algo más pequeños y altos, una buena cruceta -ya era hora- y unos gatillos con motores de vibración independientes. Microsoft ha dejado claro que, más allá de los juegos, una de las grandes bazas de la consola es la entrada de HDMI, que va a permitir usar la consola también como un completo centro multimedia en el que el usuario será capaz de jugar a su título preferido mientras en una pequeña ventana se reproduce el último premio de Fórmula-1 y también va a poder maximizar esa ventana en un abrir y cerrar de ojos con solo utilizando la voz. El problema es que esta filosofía está muy orientada al público estadounidense, donde en las azoteas apenas hay antenas y los televisores están conectados al cable.

Por su parte, PlayStation 4 es una máquina objetivamente algo más potente -su memoria RAM de 8GB GDDR5 es bastante más rápida que la de Xbox One- DualShock 4, un mando nuevo, más grande y ergonómico, en el que los gatillos ofrecen muy buenas sensaciones y con dos novedades: un botón de 'share' para compartir vídeos e imágenes y un trackpad táctil situado en el frontal del mismo que también funciona como botón. El 'pero' de la nueva máquina de Sony se encuentra en su catálogo de juegos de salida, más pobre que el de Xbox One.

OTRAS MÁQUINAS

Quizá tenga que ver con el excelente fin de ciclo con el que ha contado PlayStation 3. 'The Last of Us' es uno de los mejores juegos de la generación. Con una jugabilidad de sigilo muy tradicional y robusta, la madurez de la historia de Naughty Dog ha sorprendido mucho. No ha sido el único título importante para la máquina de Sony en 2013. 'Gran Turismo 6', 'God of War: Ascension' y, éste algo más fallido, 'Beyond: dos almas', han demostrado que PlayStation 3 aún tiene mucho que decir.

Ha sido, también, un año importante para Nintendo. Su 3DS sigue incontestable en el sector de las portátiles. La nueva entrega de 'Pokemon' y 'Animal Crossing' han cautivado a crítica y público. Y por fin Wii U ha podido gozar de juegos enormes como 'Wonderful 101' y el majestuoso 'Super Mario 3D World'. Solo necesita contar con un apoyo más robusto de las third party.

Por su parte, Valve se ha lanzado a la conquista del salón. La compañía detrás de Steam ha puesto en marcha una estrategia para llevar el juego de PC a las masas. Una estrategia basada en tres pilares. Steam OS, un sistema operativo basado en Linux y dedicado al videojuego que ya se puede descargar de la web de la plataforma; Steam Controller, un mando similar al de las consolas que sustituye los sticks por dos 'trackpad' circulares que, según Valve, ofrecen mucha más precisión y que tiene hasta seis gatillos, y finalmente Steam Machines, una serie de máquinas ideales para el salón con distintas configuraciones y procedentes de diversos fabricantes que vendrán certificadas con el sello de Steam. Comenzarán a venderse el año que viene.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual