Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PUBLICACIONES

La mejor arquitectura del siglo XX desde Gaudí a Zaha Hadid

  • El libro recoge una evolución de este arte con el trabajo de arquitectos de 97 países

De España, destacan la obra de Gaudí

De España, destacan la obra de Gaudí

De España, destacan la obra de Gaudí

CEDIDA
0
Actualizada 07/12/2013 a las 12:06
Etiquetas
  • EFE. MADRID
Más de 750 edificios de 699 arquitectos en 97 países resumen la arquitectura del siglo XX en un enorme volumen que pretende servir de guía de la evolución de este arte desde el modernismo de Gaudí al deconstructivismo de Zaha Hadid y que incluye ejemplos de edificación social, particular y pública.

Un libro editado por Phaidon, que sale ahora en español tras haber sido publicado en inglés en 2012, y que es en sí mismo una construcción de más de ocho kilos, con 3.800 fotografías y más de 800 páginas en las que se recorren los edificios más emblemáticos desde 1900 a 1999.

Y aunque son todos los que están, no están todos los que son, ya que hay ausencias notables.

Trata con profusión la obra de figuras consagradas como el español Antonio Gaudí, el brasileño Oscar Niemeyer, el finlandés Alvar Aalto, el estadounidense Frank Lloyd Wright, el japonés Tadao Ando, el portugués Alvaro Siza o el mexicano Luis Barragán.

Y también descubre obras y arquitectos menos conocidos para el gran público, especialmente en lo que se refiere a proyectos en África.

Pero hay ausencias notables de arquitectos, entre ellos, dos premios Pritzker, el japonés Toyo Ito y el chino Wang Shu, o el máximo representante belga del Art Nouveau, Victor Horta.

La razón está en que al hacer la selección se decidió incluir a las obras más destacadas se hubieran realizado en el siglo XX y hay arquitectos que brillaron más en el XIX o ya en el XXI, según explicó a Efe Emilia Terragni, la directora editorial de Phaidon y responsable de un proyecto que ha tardado cinco años en ver la luz.

Más de un centenar de expertos han participado en la selección de los edificios incluidos en la obra y que fueron escogidos por su influencia en la evolución global de la arquitectura, su atemporalidad o su originalidad entre los 8.000 que inicialmente se seleccionaron.

Uno de los primeros problemas de la selección fue decidir qué edificios debían aparecer de arquitectos cuya obra entera sería merecedora de estar, como es el caso de Gaudí o de Mies Van der Rohe, resaltó Terragni.

Otra dificultad añadida fue el tratar de equilibrar las obras que aparecían de cada década ya que, por ejemplo, en los noventa, la calidad arquitectónica no fue muy elevada.

También se tuvo en cuenta que los edificios que aparecieran fueran obras completas -lo que eliminó proyectos como la cúpula del Parlamento alemán de Norman Foster- y totalmente originales -lo que dejó fuera a la Fundación Beyeler de Renzo Piano, inspirada en la Menil de Houston, del mismo arquitecto-.

Lo que no se tuvo en cuenta fueron los problemas posteriores a la construcción de los edificios, que han lastrado obras tan emblemáticas como la famosa Casa de la Cascada que Lloyd Wright diseñó en 1934 en Pensilvania, que tuvo que ser restaurada en profundidad porque no tenía el suficiente apoyo en la parte suspendida sobre el agua.

O la sede de la ONU de Nueva York, de Niemeyer, que modificó un diseño de Le Corbusier, y cuyo vertiginoso envejecimiento obligó a una profunda renovación con elevados costes.

"En algunos casos la tecnología no estaba preparada para las ideas de los arquitectos", explicó Terragni, que resaltó con humor que en casi todas las obras de techo plano de Le Corbusier llueve dentro.

Pero esos diseños "forzaron al desarrollo tecnológico posterior y abrieron una nueva vía" en la construcción.

Sin olvidar que la calidad constructiva no es la misma en todos los países ni el dinero del que se dispone para el mantenimiento de los edificios una vez construidos.

Algo que ha hecho que por ejemplo Brasilia, la obra cumbre de Niemeyer, esté en un excelente estado, mientras que los diseños de Le Corbusier para construir Chandigarh, la capital del Punjab, presenten muchas más deficiencias.

Pero más allá de la selección de edificios, el Atlas es una completa obra que permite contemplar algunas de las obras más bellas de la arquitectura del siglo XX.

Del precioso y delicado edificio Flatiron de Nueva York, de 1903, a las impresionantes Torres Petrona de Kuala Lumpur, finalizadas en 1997, el recorrido se detiene en la arquitectura comunista en Rusia, Iraq o Croacia, en la espectacular Gran Mezquita de Djenné (Mali) o en la casa de Diego Rivera y Frida Kahlo en México D.F.

Casas privadas, tiendas, bodegas, rascacielos, fábricas, museos, librerías, gimnasios, piscinas, metros, aeropuertos o edificios públicos ofrecen un amplio panorama de la evolución arquitectónica del pasado siglo.

Y de España, una amplia representación de los edificios de Gaudí en Barcelona, así como proyectos de arquitectos extranjeros -el pabellón de Alemania de Van der Rohe en la capital catalana- y algunos ejemplos destacados de Madrid -las Torres Blancas, de Saénz de Oiza- o Mérida -el Museo del Arte de Rafael Moneo-.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual