Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EDUCACIÓN

Los alumnos españoles faltan a clase el doble que la media de la OCDE

  • El 28% reconoce ausentarse de manera injustificada al menos uno o dos días, mientras que un 34% son impuntuales
  • El absentismo es mayor en los estudiantes procedentes de un entorno socio-económico desfavorable

Aspecto del interior de un aula del Colegio Antonio García Quintana de Valladolid.

Padres, alumnos y profesores califican de "rotundo éxito" la huelga

Aspecto del interior de un aula del Colegio Antonio García Quintana de Valladolid.

EFE
1
06/12/2013 a las 06:01
  • COLPISA. MADRID
Entre los déficit del sistema educativo español, además del abandono escolar, el bajo rendimiento académico y la pérdida de equidad, hay que sumar el absentismo escolar. Y es que 28% de los alumnos españoles reconocieron haber faltado algún día a clase de manera injustificada, lo que supone casi el doble que la media de la OCDE (15%). Los datos están recogidos en el reciente informe PISA 2012, donde se atribuye estos resultados al "desinterés" del alumno hacia el estudio y se advierte de que también tienen consecuencias académicas. "Repercuten negativamente en sus compañeros, ya que perjudican el clima general de la clase y su ritmo de aprendizaje", asegura el prestigioso informe internacional.

En concreto, un 24% de los alumnos españoles confesaron haber faltado a clase uno o dos días sin ninguna justificación, frente al 12% de media en la OCDE; el 3% lo hizo tres o cuatro días (2% OCDE); y un 1% más de cinco días (1%OCDE). Por contra, este problema está casi erradicado en Japón, Corea del Sur e Islandia, donde el porcentaje es inferior al 2%. Precisamente estos países ocupan los puestos cabeceros en PISA. Por contra, países como Turquía e Italia tienen una problema de mayor envergadura ya que casi la mitad de sus alumnos dijeron haberse ausentado sin motivo al menos un día de clase.

Una de las características de este absentismo tiene que ver con la clase social. Aquellos estudiantes que proceden de un entorno más desfavorecido acuden menos a clase que los jóvenes en una situación más ventajosa. En el conjunto de la OCDE la distancia entre ambos es de seis puntos. Esta diferencia se agrava en el caso de España hasta los 18 puntos. Así, los alumnos de entorno más empobrecidos alcanzan el 37% de absentismo frente al 19% de aquellos que disfrutan de mayores recursos. De esta forma se pone de manifiesto, una vez más, el preocupante retroceso en la equidad que constató el informe PISA.

Pero los alumnos españoles de 15 años no solo faltan bastante a clase sino que tampoco son muy puntuales. El 34% de ellos confesó haber llegado alguna vez tarde al centro en las últimas dos semanas, lo que supone casi calcar la media de la OCDE (35%). En concreto el 24% de los estudiantes reconoció haberle pasado una o dos veces, el 6% tres o cuatro y un 4% más de cinco. Estos resultados suponen una mejora de cinco puntos en comparación con PISA 2003 -el mismo centrado en las matemáticas-. En cualquier caso, España no es ni mucho menos el país más impuntual de los analizados. La mitad de los alumnos portugueses, israelíes y, sorprendentemente, los suecos reconocieron haber llegado tarde al menos una vez en los últimos 15 días.

GEOGRAFÍA Y TRANSPORTE

El propio estudio achaca estos problemas de impuntualidad a las condiciones geográficas de los países así como a la disponibilidad de infraestructuras de transporte. El estudio muestra que en la puntualidad también influye el nivel socio-económico del alumno. De esta forma, el 31% de los estudiantes procedentes de entornos más favorables llega tarde a clase frente al 39% de aquellos en situación menos favorecida.

La falta de puntualidad no es una cuestión baladí y tiene sus consecuencias en el rendimiento académico. Según el informe PISA cuanto mayor es el número de retrasos, menor puntuación obtienen en promedio los alumnos. Esta tendencia se observa tanto en España como en la OCDE. Así, los estudiantes españoles que no llegaron tarde nunca lograron una puntuación de 495 puntos, frente a los 472 de aquellos que se retrasaron una o dos veces, los 466 que lo hicieron tres o cuatro y los 448 puntos de quienes fueron impuntuales cinco o más veces.


  • Pescadilla que se muerde la cola
    (06/12/13 12:00)
    #1

    Los datos parecen evidentes. Parece que se da la correlación. Pero eso no da soluciones. ¿Por qué? Si algo me gusta, pongo interés por conseguirlo, por hacerlo. Y a la inversa. El problema está en los alumnos o en las actividades escolares, o en ambas. Con leer el artículo, la primera idea que surge es que hay que evitar que se falte. Pero la cuestión es cómo. Un sistema más atractivo, más personalizado, con mayor atención, con más recursos, hará que estos alumnos se sientan el centro del sistema de su aprendizaje, no los del montón de atrás que se pasa de ellos.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual