Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Cine

'La gente que calla tiene tanta culpa como la que ataca'

  • "En Hollywood hay actrices que persiguen el papel equivocado", afirma Julianne Moore
  • La actriz estrena este viernes su nuevo trabajo, el remake de 'Carrie', en el que hace el papel de madre de la adolescente

La directora de la película

Jualianne Moore: 'La gente que calla tiene tanta culpa como la que ataca'

La directora de la película "Carrie", Kimberly Peirce (i), junto a las protagonistas del film, Chloë Moretz (c) y Julianne Moore (d)

efe
0
05/12/2013 a las 06:01
Etiquetas
  • colpisa. los ángeles
Julianne Moore no dudó cuando le ofrecieron el papel en la nueva versión de 'Carrie'. Stephen King es uno de los escritores que más admira, y le encantó encarnar a la fanática religiosa Margaret White, madre de Carrie, a quien da vida la joven Chloë Grace Moretz en este remake del clásico de terror que realizara en los setenta Brian de Palma. En una época en la que el acoso escolar se ha convertido en "bullying" y Stephen King en un autor comercial, Moore defiende la necesidad de recuperar la historia de esta adolescente cuya angustia se traduce en telequinesia letal.

¿Qué le llevó a protagonizar 'Carrie'?

Tuve una conversación con Kimberly (Pierce) sobre su visión de la historia, que era diferente a la de De Palma. Y creo sinceramente que merecía otra interpretación en el cine.

Usted creció de colegio en colegio. ¿Alguna vez tuvo que enfrentarse al rechazo?

Sí, claro. Cambié muchas veces de ciudad y tuve que adaptarme. Cuando llegas nuevo a un lugar automáticamente te sientes aislado. Depende de ti establecer nuevas relaciones. Yo animo a mis hijos a hablar con niños que llegan a su colegio. Creo que ellos se han convertido en jóvenes muy generosos porque han crecido toda su vida en el mismo ambiente, con los mismos amigos. Si lees el libro de 'Carrie', Stephen King explica que casi no se publica. Fue la primera novela que escribió y la tiró a la basura porque no le gustaba. Su mujer la recogió y le dijo que era una obra fantástica. Pero King había estado trabajando como limpiador en un colegio y recordaba a dos jóvenes, una extremadamente pobre y otra con padres muy religiosos. Las dos estaban apartadas del grupo porque sus compañeras las maltrataban. Las dos murieron muy jóvenes y le remordía la conciencia porque nunca hizo nada por ayudarlas. Por eso en 'Carrie' no deja que nadie se escape y culpa a todos. La gente que calla tiene tanta culpa como la que ataca.

¿Ha experimentado acoso escolar?

Estuve en colegios en los que nadie me hablaba.

¿Qué opina del aspecto religioso de la película?

Mi interpretación la he creado leyendo la novela, y Stephen King da muchos detalles sobre el personaje. Margaret es una mujer que siempre ha sido considerada rara, incluso en su propia familia. Claramente está enferma.

¿Cómo se sintió con un cambio de look tan radical?

Me añadieron extensiones de pelo grises porque envejecer y cambiar es parte de mi trabajo. De hecho la idea del pelo gris fue mía. Yo quiero que el público vaya al cine a ver la película y no me encuentre en pantalla, sino al personaje. Espero que piensen que Julianne Moore se ve terrible para que se olviden de mí (se ríe) y vean solo a Margaret.

¿Cómo se siente en esta industria que se olvida de las mujeres a una determinada edad?

Mi trabajo no me hace sentir insegura. Estaría llena de problemas si así fuera. Cuando uno está contento con su vida, con su edad, con el momento en el que vive, con los personajes que interpreta. Otra cosa muy distinta sería si a mis 50 años quisiera interpretar el papel de una jovencita. Ya no tengo 25, y por mucho que lo pretenda esos personajes ya no son para mí. Es importante ser realista, y en Hollywood por alguna razón hay actrices persiguiendo el papel equivocado.

Parece que la fama y el éxito no la vuelven loca.

El éxito llegó tarde a mi vida y me lo tomo con madurez. Supongo que de haberlo probado en edad adolescente habría reaccionado de otra manera. Soy una mujer que saborea todo tarde en la vida: conseguí el permiso de conducir a los 27 años, mi papel más importante a los 33 y tuve a mi primer hijo a los 37.

Usted trabaja sin descanso y lo hace principalmente en el cine. Eso es algo realmente difícil en los tiempos que corren.

No lo sé. Yo estoy disponible y me atengo a lo que me ofrecen. Cualquiera que trabaje como 'freelance' sabe lo difícil que es mantenerse. En mi profesión la estabilidad no existe.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual