Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CULTURA

Ramón Barea, ganador del Premio Nacional de Teatro

  • Se distingue por su labor "integral" al actor, director, productor y dramaturgo bilbaíno

Ramón Barea, Premio Nacional de Teatro, en Almagro

Ramón Barea, Premio Nacional de Teatro, en Almagro

Ramón Barea, Premio Nacional de Teatro, en Almagro

EFE/ARCHIVO
0
27/11/2013 a las 06:01
  • COLPISA. MADRID
Un hombre de teatro "integral". Así se refiere a Ramón Barea (Bilbao 1949) el acta que lo declaraba este martes ganador del Premio Nacional de Teatro 2013, galardón que concede anualmente el ministerio de Cultura y que está dotado con 30.000 euros. El actor, director y productor y autor vizcaíno se lo adjudicó por mayoría y en reconocimiento a "su amplia trayectoria como hombre de teatro integral en la que ha desarrollado todas las facetas".

Una labor que ha compaginado con el cine, participando en un centenar de películas y con su presencia en series de televisión. Supo Barea del premio cuando se disponía a ensayar de su papel de Montenegro en 'Las comedias bárbaras', de Ramón María del Valle-Inclán que estrena en diez días en el Centro Dramático Nacional (CDN).

Antes que pensar en un premio, Barea supuso que el teléfono sonaba para reclamarle un impago desde una agencia de cobro de morosos. El galardón fue así "toda una sorpresa enorme y un gran alegría", una dulce guinda en una larga carrera marcada por su entrega pero con escasas distinciones, ente ellas el premio Ercilla al mejor director teatral y el de la Unión de Actores del País Vasco. Dedica Barea es Nacional de Teatro "a todos los que aman la profesión tanto como ya amo este oficio que defiendo a muerte para seguir en la brecha y haciendo lo que más me gusta, ser actor y convrtirme en otro". Los 30.000 euros de bolsa serán "para tapar agujeros", ya que los malos tiempos son especialmente crudos para los pasajeros del carro de la farsa.

Como destacaba el fallo, este hombre orquesta de la escena, la interpretación es "actor, director, dramaturgo y productor", con un amplio registro dramático que le ha permito abordar desde piezas clásicas a comedias de situación y películas y firmar una treintena de dramas. Él se define como "una hormiguita" que desde la adolescencia no ha hecho otra cosa que "trabajar y hacer kilómetros en furgonetas destartaladas, con entrega y sin excesiva visibilidad". "Es como si hubiera sido trasparente todos estos años" ironiza este actor de enorme oficio, capaz de pasar "sin problemas de un papel protagonista a un secundario o de ponerme a escribir".

Recibe la distinción como "una inyección de autoestima profesional y personal" y se alegra especialmente de que "un premio como este recaiga en un corredor de fondo que, como yo, no ha parado nunca, cuando por lo general suelen otorgarse a caballos ganadores".

Ha combinado en su larga andadura en la tablas "proyectos arriesgados -como la sala bilbaína 'Pabellón 6', con una clara implicación en su entorno más cercano-, con otros de amplia difusión nacional, como sus últimos trabajos en la Compañía Nacional de Teatro Clásico". Producciones como 'En la vida todo es verdad o todo es mentira', o 'Las comedias bárbaras' que estrena el CDN el próximo día 3.

AUTODIDACTA

Tímido y de formación autodidacta, lamenta Barea que su Bilbao natal no le ofreciera demasiadas oportunidades para formarse y que solo pudiera disfrutar del teatro gracias a las compañías que recalaban en la capital vizcaína durante las fiestas.

Comenzó a trabajar en los años setenta integrado en los grupos de teatro profesional e independiente del País Vasco como 'Cómicos de la Legua' y 'Karraka', de los que fue fundador y actor. Pasó luego a escribir sus propios dramas -ha firmado una treintena- y a ejercer la dirección. En ese primer período destacan espectáculos como el musical 'Bilbao Bilbao'; 'Oficio de Tinieblas 5', sobre textos de Camilo José Cela; 'Okupado'; 'Euskadifrenia'; 'Ubú Emperatriz'; 'La Palanca'; 'Gran Cabaré', y 'Hoy última función'.

Entre sus aventuras teatrales más recientes, 'La monja alférez', de Domingo Miras, con dirección de Juan Carlos Rubio; el monólogo 'Los perjuicios del tabaco', de Chéjov; 'Luces de Bohemia'; 'La tempestad'; 'Coriolano', bajo la dirección Helena Pimenta; 'Morir cuerdo y vivir loco', escrito y dirigido por Fernando Fernán Gómez; 'El chico de la última fila' y 'Cartas de amor a Stalin', ambas de Juan Mayorga; 'Puerta del Sol', de Jerónimo López Mozo y dirigida por Juan Carlos Pérez de la Fuente; 'Beaumarchais', de Sacha Gitry, con dirección de Josep María Flotats, y 'En la vida todo es verdad y mentira', dirigida por Ernesto Caballero.

Como director teatral ha estado al frente de proyectos como 'El hombre que confundió a su mujer con un sombrero', basado en el ensayo del neurólogo Oliver Sacks, y 'El hombre de los dados', de Luke Rinhard. También se ha responsabilizado de la dramaturgia de 'El buscón', 'Emma', 'Bilbao Bilbao', 'Ecografías' y 'Esencia patria'.

Ha compaginado Barea su intensa dedicación a la escena con colaboraciones en un centenar de películas y series de televisión. Títulos como 'El cura Santacruz', 'Entre todas las mujeres', 'En la puta calle', 'Matías juez de línea' o 'Atilano Presidente', figurando en el reparto de las óperas primas de cineastas como Imanol Uribe, Enrique Urbizu, Julio Medem, Juanma Bajo, Ulloa, Pablo Berger, Ana Díez y Alex de la Iglesia.

Ramón Barea toma el relevo de a Blanca Portillo, galardonada en 2012 con una distinción institucional que han recibido en la última década profesionales como Ramón Fontserè (2000); Fernando Arrabal (2001); José Luis López Vázquez (2002); Gustavo Pérez Puig (2003); José Monleón (2004); la compañía 'Animalario' (2005); José María Pou (2006); Juan Mayorga (2007); el Centro de Arte y Producciones Teatrales, Atalaya TNT (2008); Vicky Peña (2009); la compañía 'Teatro La Zaranda' (2010) y Juan Gómez-Cornejo (2011).

El director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Miguel Ángel Recio, presidió el jurado que falló en favor de Barea, del que fue vicepresidenta la subdirectora general de Teatro, Cristina Santolaria. Los vocales fueron Asunción Bernárdez, Alfonso Zurro, Garbi Losada, Paco Mir, Alfonso Plou, y Emma Suárez.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual