Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
literatura

Los abogados de J.K. Rowling pagan su indiscreción

  • El bufete que filtró su seudónimo policiaco compensa su traición a la escritora con una "sustancial" aportación para los veteranos de guerra

La autora de Harry Potter, J.K. Rowling.

Los abogados de J.K. Rowling pagan su indiscreción

La autora de Harry Potter, J.K. Rowling.

archivo dn
0
01/08/2013 a las 06:01
  • colpisa. madrid
J.K. Rowlling se puso como una hidra cuando trascendió que era ella quien se refugiaba bajo el seudónimo de Roberth Galbraith para publicar 'The cuckoo's calling', su primera novela negra. Echó fuego por las siete cabezas cuando supo que la filtración había partido del bufete de abogados en el que tenía depositada plena confianza. Les demandó y la sangre estuvo a punto de llegar al Támesis. Pero al final la creadora de Harry Potter, que quiso ser anónima novelista policiaca, ha encontrado una fórmula salomónica que aplaca su ira. Sus abogados pagarán la indiscreción a precio de oro con un jugoso cheque que no pasará por las manos de la multimillonaria y contrariada escritora escocesa. Será para los veteranos de guerra que inspiraron una intriga que se podría titularse en castellano 'La llamada del cuco'.

No necesitaba dinero, pero sí un desagravio, de modo que Rowling forzó que los desamparados militares sean quienes perciban las miles de libras -no ha trascendido el importe- con las que será recompensada por el mea culpa de sus abogados. Tanto la fastidió la filtración que J.K. Rowling no dudó en demandar al reputado despacho Russells, después de que uno de sus socios, Chris Gossage, admitiera haberse ido de la lengua ante la mejor amiga de su mujer, Jude Callegari, y desvelando que bajo la identidad de Roberth Galbraith se ocultaba la creadora de Harry Potter.

Con el secreto ardiéndole en la punta de la lengua, la amiga de la esposa del indiscreto letrado tardó nada en contactar a través de Twitter con una columnista de 'The Sunday Times' y 'cascarle' la confidencia. Como era previsible, la informadora se hizo eco del notición, lo que provocó un maremoto en el mundillo editorial británico y una pesquisa que ató cabos.

Se llegó a afirmar, para mayor cabreo de la traicionada autora, que todo obedecía a una artera maniobra de marketing para disparar las ventas de la novela, algo que en efecto se produjo, por más que a Rowling se la llevaran los demonios. Tras publicar su primera novela para adultos, la escritora ha insistido en que necesitaba probarse la capacidad de encandilar a los lectores de un género con exigentes seguidores sin servirse de su nombre, una marca infalible que convierte en oro todo lo que firma.

La dolida Rowling demandó a Russells alegando su traición a "la total confidencialidad" depositada en el prestigioso despacho. Su ira se atemperó y decidió no llevar el proceso hasta sus últimas consecuencias. La creadora de la más exitosa saga de novelas juveniles dio por zanjada su demanda ante un tribunal británico tras acordar que Russells realice una "sustancial donación" a la organización benéfica Soldier's Charity, que atiende a militares retirados o heridos en combate y a sus familias.

El protagonista de 'The Cuckoo's calling' es un veterano de guerra reconvertido en detective privado que indaga el sospechoso suicidio de una modelo en Londres. Esta circunstancia permitió a la escritora situar su intriga en ambientes castrenses y conocer de primera mano la precaria situación de los veteranos, que le impactó enormemente.

La asociación de veteranos recibirá durante los próximos tres años todos los beneficios generado por la novela desde el pasado 14 de julio, día en el que se supo que Rowling era la autora, según precisó la escritora en un comunicado tras el acuerdo judicial. "Escribir sobre un veterano de guerra me ha permitido apreciar y entender enormemente lo mucho que estas organizaciones benéficas hacen por los excombatientes y sus familias, y cuánto apoyo es necesario para ellos", asegura Rowling.

Se ha sabido también que hubo dos ofertas de adaptaciones para televisión antes de la filtración, que Rowling piensa seguir con la saga -ya tiene escrita un segunda entrega con el mismo protagonista- y que no eligió de forma casual el nombre de Robert Galbraith. Fundió a su admirado Robert F. Kennedy con el de Ella Galbraith, "que es como quería llamarme cuando era niña, aunque no tengo idea del porqué", según ha afirmado en su página web.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual