Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FESTIVAL DE BENICÀSSIM

The Killers, Woodkid y Jake Bugg espantan los fantasmas del FIB

  • El lirismo y la potencia de Woodkid y el folk puro de Jake Bugg han puesto este lunes el cierre a la edición 19 del FIB

Ambiente durante el concierto del cantante y compositor inglés Jake Bugg, en el escenario Maravillas del Festival Internacional de Benicàssim (FIB).

The Killers, Woodkid y Jake Bugg espantan los fantasmas del FIB

Ambiente durante el concierto del cantante y compositor inglés Jake Bugg, en el escenario Maravillas del Festival Internacional de Benicàssim (FIB).

EFE
0
Actualizada 22/07/2013 a las 10:33
  • EFE. CASTELLÓN
El espectáculo de The Killers, el lirismo y la potencia en perfecto equilibrio de Woodkid y el folk puro de Jake Bugg han puesto este lunes el cierre a la edición número 19 del FIB espantando los fantasmas y haciendo que los miles de fiberos estén deseando volver a Benicàssim a celebrar por todo lo alto el 20 aniversario de la cita musical.

Después de todos los rumores y las dudas, la música se ha impuesto en el Festival Internacional de Benicàssim, una cita, en la que como dijo este domingo Alex Turner, líder de Arctic Monkeys, "¿quién no querría tocar?".

El director del festival, Vince Power, garantizaba este lunes por la mañana en rueda de prensa la continuidad de uno de los festivales más importantes y longevos de España y prometía una gran programación para celebrar su vigésimo aniversario.

Los ánimos de la organización han ido en sintonía con la calidad de las actuaciones de la noche.

El plato fuerte, The Killers, no ha defraudado a nadie, los superéxitos de la banda de Las Vegas han sonado uno tras otro sin descanso, en un gran show con luces, proyecciones, confeti y fuegos artificiales.

Su carismático líder, Brandon Flowers, se ha esforzado hablando castellano, y al saltar a las tablas ha preguntado al público:"¿estáis preparados para lo auténtico?".

"Somos The Killers y esta noche somos para ustedes", insistía Flowers con su castellano dirigido a una mayoría de público británico que abarrotaba el escenario principal echando los restos en la última jornada.

La hora y media de concierto ha empezado con "Jealousy", y también han sonado otros grandísimos temas como "Human", "Somebody Told Me" o "Runaways".

En los bises, Brandon Flowers se ha cambiado de ropa y ha salido al escenario con una camiseta en la que ponía "Vince", un guiño, seguramente involuntario, al director del festival.

El apoyo más directo al FIB ha venido de la mano de los barceloneses Dorian, ya que su vocalista, Marc Gili, ha afirmado durante su actuación que quería "salir al paso de todos los comentarios negativos sobre el FIB en los últimos meses" y ha mostrado su deseo de que la cita "recupere el sentido que ha tenido y que tiene".

Los hits de esta banda de pop que ya ha pasado varias veces por el FIB, han hecho que por fin se haya escuchado cantar al público en castellano, y con muchas ganas.

En el escenario principal, a primera hora de la noche, Jake Bugg, ese chico de 19 años que promete convertirse en el gran nombre del folk, ha dado una lección de simplicidad y clase pese a su corta edad.

Con la música de Bugg, con un directo limpio y una voz sensacional, las cosas parecen muy fáciles, pero el secreto de su éxito es que hace lo que quiere, libre de artificios, y eso le está funcionando muy bien.

La joya de la noche ha sido la genialidad del francés afincado en Brooklin Yoann Lemoine, conocido como Woodkid.

Para muchos, la del polifacético músico ha sido la mejor actuación de la presente edición del FIB, que sin duda, ha sido digna del escenario Maravillas.

Lemoine, además de cantante, es un reconocido director de videoclips y ha trabajado con figuras como Lanna del Rey, Moby, Kate Perry o Yelle.

Su primer álbum "Golden Age", publicado en 2013, ha sonado en su totalidad en el escenario Trident, en una conjunción perfecta de lirismo intimista y potencia desbordante con una completa banda con dos percusionistas, tres instrumentos de viento y dos teclistas.

El francés ha mirado de verdad al público a los ojos, les ha hablado, les ha sonreído, les ha pedido que bailaran con él, que saltaran y que cantaran con una gran puesta en escena y unos visuales tan épicos como su música.

Tras la cancelación de la rapera neoyorkina Azealia Banks, por problemas "severos de garganta", Alunageorge han retrasado su actuación y han tocado en su lugar, con algo de miedo y emoción por la responsabilidad, según han confesado a EFE, aunque finalmente han estado más que aceptables.

Qué mejor manera que despedir el FIB 2013 que con una gran noche en lo musical y con una buena asistencia, que ha sido cifrada en 140.000 visitas en los cuatro días de festival por la organización, la cual ha afirmado que mañana comenzará a trabajar para el 20 aniversario. Esperemos que así sea.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual