Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
música

Pierre Boulez, un transgresor generoso

  • El compositor y director ha ganado el premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento

Pierre Boulez, historia viva de la música contemporánea, compositor y director de orquesta.

Pierre Boulez, un transgresor generoso

Pierre Boulez, historia viva de la música contemporánea, compositor y director de orquesta.

efe
0
20/06/2013 a las 06:01
  • colpisa. madrid
"La transgresión ha sido el horizonte de mi vida y mi afán más constante. Transgredir es la única manera de crear nuevos mundos, y esa sigue siendo mi gran aspiración". Palabra del maestro Pierre Boulez, que con 88 años y la cabeza en su sitio, no se doblega y sigue buscando nuevos universos sonoros "para rehacer un mundo que la música puede mejorar" y talentos a los que ofrecer "generosidad". Una búsqueda incesante de "una utopía necesaria" que le ha llevado a protagonizar varias revoluciones musicales a lo largo de casi siete décadas de actividad y que ha sido reconocida con el premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Música Contemporánea que recogerá este jueves. Es el único músico premiado entre un puñado de científicos y reclama para su disciplina el mismo tratamiento que la ciencia o las humanidades.

Con algún achaque y el intelecto plenamente alerta, Boulez lamentó la profundidad del abismo que separa al gran público de la música contemporánea. "Envidio a los artistas plásticos, capaces e conectar con mucha más facilidad con la gente". Para derribar esa barrera que separa al público de la música más audaz es necesario "que la música se incorpore a la formación desde la infancia, que se la trate como las matemáticas o la literatura y que la educación musical no sea el vacio". Así lo propuso el maestro, compositor y director, hoy de vuelta de la batuta, horas antes de acudir al Teatro Real para presenciar el ensayo de una de su obras cruciales, 'Notations'. "Música y ciencia son, al fin y al cabo, dos formas de pensamiento y siempre he estado a favor de su unión" afirma el maestro, quien también reivindica el mundo de la intuición, la imaginación y la poesía.

Su reto es que "el público participe del mismo recorrido que realiza el compositor en el acto creador". Él lo experimentó estudiando el proceso creativo de otro genio del siglo XX, su admirado Paul Klee, maestro de de la pintura "capaz de explicar por qué se hace un obra y hacer ese proceso generativo tan interesante o más que la misma obra del que he aprendió mucho más que de otros músicos". "Copiar a Klee o a Picasso carece de interés, lo importante es comprender cómo crean su mundo", sostiene. Estima que ente los propósitos de la música está "un combate positivo con las personas que queremos que sean mejores", convencido como está de que "cuanto más nos aproximemos a la música, mejor nos irá en el mundo".

Se premia a Boulez por ser "un compositor de primer nivel que mira con determinación hacia el futuro", pero también por ser "una personalidad comprometida en todos los aspectos de la reflexión y la transmisión de la música". Así lo destacó un jurado que apreció como "el conjunto de sus actividades revela su agudo sentido de la responsabilidad intelectual y social como artista en la época moderna". Él agradece el premio de corazón, feliz "de que demuestre que los esfuerzos de años no han sido en vano".

ÚNICO

"La música me lo ha dado todo y yo me he dado a la música" es el resumen de la intensa carrera de este magistral compositor, director, teórico y pedagogo que asegura que solo ha tratado de "aprovechar unos sus dones trabajando con severidad". Su única recompensa es "el aprendizaje en el que se progresa con el fracaso". "Generosidad y paciencia" son para Boulez las virtudes y armas imprescindibles de un creador. Dice interesarse "por todo lo nuevo", y asegura que "no hay nada más satisfactorio que encontrar a un talento nuevo, ver que crea algo aún imperfecto pero que tiene madera y puedes ayudarle a impulsar su don sin dejar de ser crítico".

El horizonte de este apóstol de la transgresión no ha sido otro que la creación, la "organización" de nuevos mundos a través de una música que defina el tiempo en que vive. Y a ese empeño se ha entregado con una determinación infatigable. El resultado es una incesante labor desarrollada en tres ámbitos: la composición, la dirección orquestal y la creación y gestión de instituciones de vanguardia. Esa triple faceta hace de Boulez una figura única.

Nacido en la villa francesa Montbrison en 1925, Boulez fue una de las figuras centrales de vanguardia histórica surgida en los años 50 en Darmstadt (Alemania) como reacción a las heridas éticas -también en la música- que abrió la Segunda Guerra Mundial. Un grupo genial constituido junto a él por compositores de la talla de Stockhausen, Berio, Ligeti y Nono. A Boulez se le considera el nexo entre sus maestros, su generación y los compositores actuales. El "serialismo integral" es la gran aportación de este enrabietado líder de una generación caracterizada "por el afán de crear un mundo; por ir más allá de los tabúes y redefinirlo".

Leyenda viva de la cultura y el pensamiento por su infatigable búsqueda de nexos entre lo simple y lo complejo lo complejo, dice arrepentirse de no haber dedicado a la composición el tiempo que la ha robado la dirección orquestal en la que se ha mantenido hasta hace muy poco. Ha sido batuta invitada de los festivales de Bayreuth, Donaueschingen, Salzburgo, Berlín o Edimburgo, y titular de grandes orquestas como las de Cleveland, la BBC de Londres, la Filarmónica de Nueva York y la de Chicago, de la que aún es director emérito, entre otras.

Sus obras como pensador y pedagogo supusieron un cambio radical en la forma de entender la música -desde 'Penser la Musique aujourd'hui' (1964) hasta 'Notations' (1984 y 1999). Su trayectoria de se completa con su trabajo como gestor institucional, generador de proyectos de investigación y desarrollo musical de nuestro tiempo, como el Institut de Recherche et de Coordination Acoustique / Musique (Ircam), el Ensemble Intercontemporain, la Cité de la Musique, o la Ópera Bastilla.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual