Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CLUB DE LECTURA DE DN

Eduardo Mendoza conversó con los lectores sobre su último libro

Entrevista a Eduardo Mendoza

ISABEL GONZÁLEZ

0
Actualizada 30/11/2016 a las 15:45
  • DN.ES

Eduardo Mendoza es uno de esos escritores que uno podría tener de vecino o de amigo de la cuadrilla de toda la vida. Porque a la innegable calidad literaria de su obra hay que sumar su cercanía, su sencillez de trato y su amable talante.

Este martes lo demostró en el club de lectura de Diario de Navarra, donde compartió impresiones con más de cien lectores que se dieron cita en la biblioteca de la sede del periódico en la calle Zapatería de Pamplona para conocer de cerca al autor catalán.

Divertido, ocurrente y entregado a sus lectores, Mendoza presentó su último libro 'El enredo de la bolsa y la vida', una sátira increíble y genial, que tiene el sello propio de las novelas más pintorescas que han salido de su particular pluma.

La obra, que se mueve entre el esperpento, la sátira, la parodia y el humor es la cuarta entrega de las andanzas del pícaro detective contemporáneo iniciada con "El misterio de la cripta embrujada", "El laberinto de las aceitunas" y "La aventura del tocador de señoras" y pertenece al grupo de novelas hilarantes de un Mendoza que también nos ha dado obras de un peso y profundidad innegables como "La ciudad de los prodigios" o "El año del diluvio".

En sus 250 páginas, el detective anónimo más disparatado de nuestras letras se rodea de unos colegas surrealistas con los que pretende desarticular un atentado terrorista con la crisis como telón de fondo, con visita de Angela Merkel incluida y en una Barcelona dominada por los bazares chinos. Y todo ello impregnado del habitual "buen rollo" de las novelas de Mendoza, un concepto literario que, según señaló "no suele aparecer en la literatura, pero en El Quijote hay muy buen rollo y también en Dickens".

El escritor compartió con los lectores la impresión de que en la novela como en la vida, "la meta no es ser del todo racionales, sino un poco razonables y solidarios y otro poco desvariados e hilarantes".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual