Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Periodismo

Fernando Ónega: "La crisis económica ha llenado las redacciones de miedo"

El periodista analiza en su nuevo libro cómo ha cambiado el país política y socialmente desde las elecciones de 1977

Imagen del periodista Fernando Ónega.

El periodista Fernando Ónega.

EFE (Archivo)
Actualizada 28/05/2017 a las 16:12
Etiquetas
  • EFE. Madrid

La crisis económica ha dejado una "herencia terrible" en el periodismo: a través de salarios "míseros" y del temor a perder el empleo, ha llenado las redacciones de miedo y ha fomentado la autocensura, según el periodista Fernando Ónega.

"La crisis económica ha llenado las redacciones y a las personas de miedo: salarios míseros a nivel de, por hacer una comparación, las señoras de la limpieza. Miedo a perder el empleo y es ahí donde está la autocensura. Es una de las herencias terribles de la crisis económica en nuestro oficio", explica.

El periodista, que analiza en su nuevo libro 'Qué nos ha pasado, España. De la ilusión al desencanto' (Ed. Plaza & Janés) cómo ha cambiado el país política y socialmente desde las elecciones democráticas de 1977, reflexiona en una entrevista con Efe sobre la evolución del oficio periodístico en las últimas cuatro décadas.

"Al periodismo no lo reconoce ni la madre que lo parió, que diría Alfonso Guerra. Hay nuevos medios, nuevas tecnologías, un periodismo nuevo. Han aparecido periódicos nuevos, ha nacido internet, que ha sido la gran revolución. (...) Ha aparecido ese nuevo y peligroso periodismo de las redes sociales y los espontáneos que se lanzan a dar información y muchas veces noticias falsas", sostiene.

El periodista detecta en los últimos tiempos una falta de identidad y de credibilidad de los medios, que se olvidan de las noticias una vez publicadas y no hacen seguimiento de los temas a largo plazo.

"Hay tantos medios sumados a los de internet que al final del día no sabes dónde has leído una cosa. Y yo, por lo menos, tengo la sensación de no tener la seguridad de que lo que he leído sea verdad. En el momento en que eso ocurre, es señal de que el periodismo ha perdido algo de credibilidad", subraya.

Aunque aclara que una parte del periodismo es "muy riguroso", Ónega lamenta que otra "deja mucho que desear", porque vive "demasiado al día", ha perdido capacidad de investigación y le falta perspectiva: "Tenemos un periodismo de poco análisis, y me incluyo. Hay más opinión que análisis y este país está muy necesitado de análisis".

A su juicio, España "está muy politizada" y vive "un momento donde se está produciendo un cambio que no sabemos adónde nos lleva" y el periodismo "es espejo de esa realidad".

Así, reconoce que los medios informativos "tienen sus querencias" y su ideología, y eso "se refleja en el periodista que trabaja, no porque haya una imposición sino porque existe una acomodación, un acoplamiento entre el pensamiento de la empresa y del periodista".

"El factor politización es el gran enemigo de la libertad de expresión en este momento, actúa muchas veces como autocensura", critica.

En ese sentido, denuncia que se hayan impuesto "cuotas de partidos en las tertulias", algo "negativo para el ejercicio de la profesión": "Cuando una tertulia es previsible en el análisis que hacen los tertulianos, mal asunto".

Sin embargo, le parece peor la "confluencia" entre periodistas y poder económico que entre periodistas y poder político, "porque se juegan intereses concretos".

"Nunca he trabajado en el periodismo económico, pero me imagino que las presiones tienen que ser tremendas. Los que se salven de las presiones, que los hay, son unos héroes", apunta.

No todo es malo en la viña periodística actual, según Ónega. Los periodistas de su generación eran más desorganizados e indisciplinados y tenían menos conocimientos, confiesa.

"Para bien hemos cambiado en que la nueva generación de periodistas está mucho más formada, ha visto mucho más mundo que nosotros, tiene muchas más ventanas abiertas al mundo de las que teníamos nosotros, que no teníamos prácticamente ninguna", resalta.

En lo relativo a cómo acomete su labor, piensa que no ha "cambiado mucho", ya que sigue haciendo comentarios de actualidad en la radio y continúa escribiendo en periódicos: "Aspiro a ser prácticamente el mismo, pero no estoy nada seguro", reflexiona.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra